domingo, 21 de diciembre de 2008

Es lo que hay


¡Os echaré de menos!

.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Se armó el Belén (y II)

En Navidad, el mayor motivo de disputa en mi casa, es la colocación del Nacimiento. Siempre tengo bronca con mis hijos, y aunque hago firme el propósito de que esto no suceda, todos los años –inevitablemente- los problemas se repiten.
Vamos a olvidarnos,- ¡les hace tanta ilusión!-, de que para sacar tres cuadraditos de musgo, mis hijos levanten 100 m2 de jardín y lo pongan todo hecho un asco. Esto es solo el inicio de la confrontación, pero es “pecata minuta” en relación al resto.
Para empezar, tenemos el problema de las tallas. Por un extraño motivo, todas las figuritas del Nacimiento se recogen, año tras año, -haciendo caso omiso a la época en la que han sido adquiridas- en la misma caja de cartón. Y así, podemos observar a un Melchor gigante al lado de un Gaspar enano y un Baltasar que no le llega ni a la rodilla al camello. Porque, claro, -además-, por esa inevitable y no escrita ley de Murphy Navideña, siempre le toca el camello más canijo al Mago más alto.
Después viene el problema de la congruencia cronológica: Les tengo dicho mil y una veces que no quiero ver en medio de tan bucólico escenario a los dinosaurios y a los Clik de Famobil .Intento explicarles que esas figuras confieren al Nacimiento un toque surrealista y anacrónico. Pero como si nada: Ahí están, año tras año, como verdaderos guardianes de los tiempos pasados y futuros.
Pero lo peor viene al segundo día, que es cuando yo comienzo a ponerme de los nervios, a fruncir el entrecejo y a preguntar en voz alta: ¿Era, por casualidad, Galilea una región especialmente sísmica? No sé cómo, ni por qué, (quizá le aticen con la aspiradora o haya muchas corrientes de aire en mi casa)- pero el hecho cierto es que el Nacimiento se convierte, como por ensalmo, en un verdadero campo de batalla: Y así, los pastores, en vez de cuidar las ovejas,- tal y como de ellos se espera-, aparecen todos durmiendo la siesta sobre el musgo. Tumbados a la bartola, -¡tan tranquilos, oye!-, mientras sus descarriadas ovejas andan perdidas por los cerros de corcho. Eso sí, los tíos no sueltan el cayado ni para dormir…
Aunque en esto de los terremotos, la figura de más alto riesgo es sin duda el angelito que extiende sus alas sobre el Portal. Se lo tengo dicho una y mil veces: ¡Usad lo que queráis, aunque sea Loctite, pero no quiero ver más al angelito montado a caballo sobre la vaca! Es que esta desubicación me pone los pelos de punta, le da al conjunto un aire tan anarco-irreverente que no lo puedo soportar, me sienta fatal a la vista…
Y ellos, como si nada, ni el más mínimo caso…
Pero la cosa no queda ahí. El aguerrido soldado, vencido bajo el peso de la lanza y el escudo, permanece de bruces con la cabeza semisumergida en ese típico arroyo de papel de plata que todo “creativo” que se precie trata de incorporar al paisaje.
Y ahí, con el ejército romano haciendo aguas, medio ahogado, es cuando a mí ya me entran ganas de llorar…
E imagino tan intensa la actividad geo-sísmica de la zona, que parece que hasta el riachuelo se haya visto desbordado con las últimas lluvias y así, los cisnes ,-que plácidamente se deslizaban sobre él el día anterior-, aparecen patas arriba en el fondo del barranco en compañía de tres ovejas, una gallina, una señora lavando y el perro del pastor.
-¡Esto no es un Nacimiento, esto es una merienda de negros, leñe!- me desgañito sin que me hagan ni puñetero caso.
-¡Bueno papi, “buen rollito”, que es Navidad! -me contestan
-¡Mecagüen…!


Y lo peor de todo es que, allá por Semana Santa, cuando ya me da vergüenza, me toca recoger el árbol, las bombillas de colores y las figuritas del Belén.
En la misma caja de siempre y sin clasificar por tallas, por supuesto.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Se armó el Belén (I)

Ya os expliqué que las fiestas navideñas, en general, me hacen ilusión. Pero también reconozco que hay unos cuantos detalles que no me acaban de convencer.
Obviando la hipócrita “cara de bueno” que todo el mundo insiste en poner- inútilmente- durante las fiestas, una de las cosas que menos me agrada es la creciente manía de adosar a las fachadas un "Papa Noel trepador". Cada día son más grandes, gordos y numerosos. La crisis les trae sin cuidado y se multiplican como una plaga rojiblanca. ¡Estamos invadidos!
Mi vecino puso uno de esos papanoeles alpinistas en una ventana próxima a la mía y por las noches, cuando llego a casa, me da un respingo advertir su regordeta figura cerca de mi habitación. Como lleva saco, siempre lo confundo con un ladrón y me mosqueo. Es decir, que en vez de excitar la fantasía, me da miedo. Además, a la menor racha de viento, -no aguantan ni dos días-, todos penden como verdaderos ahorcados… Deprimente. ¿No?
Yo soy más de Reyes que de Papa Noel y, la verdad, no llevo nada bien esa indumentaria chillona que incorpora los colores de la multinacional del refresco o –peor aun-, los colores del Sporting.
Así que tengo pensado que, simulando regar las plantas, mis hijos le propinen una patadita al susodicho y que, con un poco de suerte, logremos que ruede tejas abajo.
Y ya me imagino mi propia voz de “padrino” para adiestrarles:
-“Sobre todo, chicos, que parezca un accidente…”
Tordon
PD: En esta época de bondad, paz y felicidad navideñas, el andar pensando como un mafioso me deja el cuerpo fatal, pero…

jueves, 18 de diciembre de 2008

Hacia Belén va una burra...

En los últimos años, por estas fechas, vengo observando una actitud que amenaza con convertirse en epidémica y que, en ese sentido, me preocupa.
Y esta nueva “fashion” no es otra que la curiosa pose exhibida por algunos individuos, -por otro lado personas sensibles y bondadosas-, que manifiestan abiertamente su desagrado ante la llegada de las Fiestas de Navidad.
Y yo, -que soy como un niño y voy en plan happy- estoy hasta las bolas (navideñas) de que me contesten con expresiones tales como: ¡Buff, que rollo! o ¡A ver si pasan pronto! o ¡Mejor no había fiestas,… son tan tristes!
Y si valoramos el concepto de que “el recuerdo de los seres queridos pueda enturbiar los momentos de alegría”, hemos de reconocer que, según esa premisa, no podríamos nunca disfrutar de ninguna de las actividades festivas de nuestra existencia, ya que,- es evidente,- siempre habrá alguna persona (a la que nos unía un lazo emocional intenso) que, por desgracia, esté ausente.
Estoy absolutamente de acuerdo, por otra parte, en que el consumo frenético es el denominador común de estas entrañables efemérides de Epifanía, pero confío en el espíritu crítico y en la sabiduría de mis conciudadanos, para que, llenos de cordura, coloquen el acento en las relaciones familiares y en otros aspectos mucho más profundos que el vacuo mercantilismo de la Campaña del Corte Inglés.
Yo, para empezar, solidario con la crisis, he sugerido que en mi casa se plantee la posibilidad de cocinar un menú tipo “lentejas y ensalada mixta”, en vez de esos suculentos manjares que, por el simple hecho de ir enrollados en espumillón, quintuplican sus precios. (No me van a hacer caso, seguro)

Y si aún así, , puñetero pastorcillo, has reflexionado sobre lo anteriormente citado y no te gustan las fiestas... ¡cállate hombre, y no se las amargues a los demás!
Ya sé que los Reyes son los padres, listo, pero ¡leñe!, no me quites la ilusión…

PD: La foto que acompaña esta entrada es la felicitación navideña de la Familia Tordon Lorz. Me la ha enviado alguien que me quiere mucho, aunque yo la quiero más a ella… Y eso que no me ha sacado nada favorecido…

martes, 16 de diciembre de 2008

6 VERDADES de la vida


PRIMERA VERDAD:

1. Nadie...¡ ABSOLUTAMENTE NADIE EN TODO EL PLANETA TIERRA!, puede alcanzar a tocarse las muelas posteriores de la boca CON LA LENGUA.


SEGUNDA VERDAD:

2. Todos los Idiotas, después de leer la primera verdad, lo intentan.


TERCERA VERDAD:

3. La primera verdad es mentira


CUARTA VERDAD:

4. Estas sonriendo ahora porque eres uno de esos idiotas.


QUINTA VERDAD:

5. Ya estas pensando en mandar esto a otro idiota.


SEXTA VERDAD:

6. Todavía tienes esa sonrisa tonta en tu cara…



Disculpadme por esto, queridos blogueros...pero no me gustaba la idea de ser el único idiota de este planeta.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Vuelo libre


Nunca fui pasional ni viajero, pero aquella azafata de la British Airways, cambió mi vida.
Mis constantes idas y venidas a Londres propiciaron una voluptuosa relación limitada a los 45 minutos que separan Ranón de Heathrow. En aquellos días, vuelo y fornicación fue todo uno, nunca me dieron miedo las turbulencias. Recuerdo la cara de perplejidad de la chica de “facturación” cuando- porfiado- insistía una y otra vez en instalarme en la última fila.
El trayecto se nos hacía corto. Apenas hablábamos, no había tiempo que perder, y, aunque manejamos mucho la lengua, mi inglés no experimentó mejoría alguna. Y es que con ella, liberado del cinturón, me sentía flotar, y en cada nube y a cada beso, tocaba el cielo con la mano. Fue la nuestra una relación intensa, aunque estrecha, obligados como estábamos a desahogar nuestra lujuria en el angosto servicio de caballeros. Un afecto explosivo, que, curiosamente, nunca pitó en los controles...
Pero esta arrebatadora pasión finalizó con su inesperado contrato por la Qatar Airlines. Nunca llegamos a despedirnos.


El otro día, - soñando-, se apagaron los motores del avión en el que viajaba. De la cabina del piloto, corriendo hacia mí, ella salió gritando: “Con las prisas, nunca tuve oportunidad de decírtelo: Te quiero”


Pero, en el último momento, me agarré con fuerza a las sábanas y todo quedó en un susto.


Para “ Porquero” y “ Noguera”, manantiales inagotables de inspiración.
http://desdelacatacumba.blogspot.com/ (8-12-2008)
http://jaimenoguera.blogspot.com/ (12-12-2008)

sábado, 13 de diciembre de 2008

...teléfono...mi casa...

Decía el filósofo suizo H.F. Amiel que la vida no es más que un tejido de hábitos. Pero en ocasiones, inesperadamente, surgen pequeños acontecimientos que rompen la monotonía . Espontáneos detalles que, como chispazos, iluminan nuestra existencia .
Hoy, despues de comer, a las 4 menos cinco, con el casco y las llaves en la mano, preparado para marchar al trabajo, sonó en mi casa el teléfono. Al otro lado de la línea, oí una voz femenina ,conocida y querida , que tras mi apresurado “¿diga?”, contestó:

- ¡¡Papi!!
- ¡Hola, cuca!, dime…
- ¿Papi?
- Sí, dime, dime…
- ¿Papi?
- Sí, cielo, soy papi, ¿me escuchas?
- Papi, te noto la voz muy ronca…
- Sí, tengo un gripazo horrible…
- Pero mucho, mucho…esa voz tan ronca…
- ¡Es para comeeeerte mejooooor…! Ya sabes, como el lobo del cuento…
- ¿Papi?
- Sí, Sara, por favor, ¡que tengo prisa!, dime, dime…
- ¿Sara?..¡Cómo que Sara! …¡Soy Cris!
- ¿Cómo? ¿Cris?, pero…¿ a qué número estás llamando?
- Eh…esto…al 363636
- No, no, estás equivocada, éste es el 363036, pero como a mí también me llaman “papi”,…bueno… yo… pensé...
- Sí... bueno… lo siento, supongo que esto le pasará a mucha gente…
- Sí, claro, es normal, esto le pasa a todos los papis que tienen hijas y a todas las hijas que tienen papis…
- Vale, papi, lo siento…quiero decir…eh… bueno, señor, lo siento mucho…
-No te preocupes Sara,…digo…Cris,…esto le puede suceder a cualquiera…

Y colgó.

No me creeréis, queridos blogueros, pero, tras la llamada, me quedó en el cuerpo una intensa flojera , un profundo desasosiego, una extraña sensación similar a vivir en un sueño. Y con el casco en una mano y el teléfono y el abrigo a medio poner en la otra, me sentí como el intérprete de una fábula surrealista.
Y si no fuera por la voz que me dejó esta maldita gripe, seguro que esta jovencita me hubiese contado sus problemas, sus alegrías, cómo le va con el novio, qué tal sigue en el trabajo…Y yo le hubiera hecho mimos, dado ánimos, enviado consejos y hasta, como es habitual, girado unos cuantos euros para compensar -¡fíjate tú!- lo caros que están en Málaga los libros, los cines y los restaurantes…

Sí, definitivamente, pienso que nos hubiésemos llegado a querer un montón.

También hoy, por supuesto, llegué tarde a trabajar.
Tordon
PD: ¿De que blog será "fan" la de la foto?

jueves, 11 de diciembre de 2008

Sensibilizados


Tengo un amigo funcionario que me ha pasado confidencialmente esta nueva campaña que pretenden lanzar conjuntamente el Ministerio de Sanidad y la Dirección General de Tráfico (Y que os adjunto en la foto, aunque para leerla tendréis que pinchar sobre ella y ampliarla).

También me ha informado sobre los nuevos eslóganes que se están barajando:
-“Póntelo, pónselo, abróchate el cinturón y no desabroches la falda”
-“Si lees, no conduzcas”
-“No podemos conducir, (ni mirar “elsubmarinobajoelgrifo” ), por ti”

¡Este último me gusta!

El Bien, la Verdad, y mi empanada mental (y 3)


Pero él insiste:”La verdad está por encima de las leyes”.
Todorov, el más sereno, trata de centrar el problema: El moralismo domina cuando el bien impera sobre la verdad y cuando, por presión de la voluntad, los hechos se convierten en materia maleable. El cientificismo prevalece si los valores parecen depender del conocimiento y cuando las opciones políticas se hacen pasar por deducciones científicas”.
Y en este punto, sale a colación Diderot, que deseaba que las conductas de los humanos solo obedecieran a las leyes de la naturaleza. E inevitablemente, a rebufo de la anterior idea, citan a Sade y su perogrullada de que “puesto que la destrucción es una de las primeras leyes de la naturaleza, nada que destruye podría ser considerado criminal”.
Todos los contertulios bajan la cabeza y comentan que este Sade es un tipo extraño, y que además hace cosas muy raras con las mujeres.
Rousseau, disculpándose por llegar tarde (afilar la cuchilla le lleva un montón de tiempo), nos recuerda que debemos huir de todo determinismo, debido a la extrema complejidad del ser humano que hace que “esté de acuerdo u ofrezca resistencia”
Vico, un picapleitos napolitano, también entra por la puerta y,- arruinada la camisa con la salsa de los espaguetis-, da un toque exótico al debate:”el conocimiento del mito y la poesía es más adecuado para determinadas materias que el que se apoya en la razón abstracta”.
Todorov, sin quitarle ojo a los lamparones del recién llegado, concluye que “el moralismo, en este caso, el sometimiento de la búsqueda de la verdad a las necesidades del bien, es mucho más antigua que la ilustración y se opone diametralmente a su espíritu, pero le ha sobrevivido muchos años”.
Condorcet, que ya va por el sexto chupito, concluye:”el aumento del sentido patriótico y el despertar de los “fantasmas del miedo”, bastan para descartar la preocupación por la verdad, que sin embargo es constitutiva del espacio democrático”.
“Con la verdad, no se juega”-remacha Todorov.

Bien amigos, me he gastado un montón en cafés y chupitos , y aquí sigo, con la papeleta en la mano, sin haber decidido nada.
Estoy valorando la posibilidad de mudarme a otro poblado.
Incluso a otro planeta.
Estoy asustado.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

El Bien, la Verdad, y mi empanada mental (2)


-Esto no sucedía en mi época,- dice cabreado Voltaire.
¡Claro, para él, todo resultaba sencillo!. Sus disyuntivas discurrían entre el conocimiento del hombre y las competencias de la religión: “La ciencia es una, mientras que las religiones son múltiples”
Y yo,- con todos los respetos y salvando las distancias-, estoy de acuerdo con él: No conozco ninguna secta de trigonometristas, ni de genetistas, ni de algebraicos, ni de cuánticos, por citar algunos ejemplos extraídos del mundo científico.
Más joven que el anterior, Hume, utilizando un símil astronómico, dice que el sol jamás se movería de su sitio aunque todo el género humano decidiera que así fuera.
-”La verdad no depende del voto”,-asegura
Por otro lado,D´Alembert, hijo no reconocido de un general francés, tuvo la sabiduría de fichar a un jovenzuelo de 16 años llamado Marijuanantonionicolás de Caritat que,-¡espabilado que era!- , llegó a filósofo, matemático y político en la Francia revolucionaria. Más tarde sería conocido por el título que heredó de su familia: “Marqués de Condorcet”. Su opinión también resulta interesante: “Defender la libertad del individuo implica distinguir entre hecho e interpretación, ciencia y opinión, verdad e ideología”.
Todorov, que ya va por el segundo café, insiste que “el bien pertenece al ámbito de la voluntad y se materializa en la acción política, mientras que la verdad pertenece al ámbito del conocimiento y asienta en la ciencia”.
Condorcet, - a estas alturas ya se ha tomado tres chupitos-, insiste en que “el poder público no debe enseñar sus opciones haciéndolas pasar por verdades…y no tiene derecho a decidir dónde reside la verdad ni donde está el error…No corresponde al pueblo pronunciarse sobre lo que es verdad o mentira, ni al parlamento deliberar sobre el significado de los hechos históricos del pasado, ni al gobierno decidir lo que debe enseñarse en la escuela”.
Yo le digo que por favor hable bajo, no sea que esté escuchando algún amigo del gobierno y nos caiga a todos un “paquete”…

Pero él insiste:”La verdad está por encima de las leyes”.

martes, 9 de diciembre de 2008

El Bien, la Verdad, y mi empanada mental (1)

Estoy asustado.
Tengo dudas de mis propias convicciones.
Permitidme, estimados blogueros, que os explique el problema: Hace pocos meses, han aparecido en mi tribu unos individuos que se dedican a asaltar las chozas y que en ocasiones matan a sus ocupantes. El Consejo de Ancianos del pueblo (elegido democráticamente), va a someter a votación una ley para que el verdugo detenga y decapite a estos indeseables. Yo tengo hijos, y mi corazón suscribiría sin reservas las medidas que este poder- legalmente establecido- me propone. Pero conozco, de igual manera, que nadie debería disponer de la vida de los demás, que ése es un derecho inalienable de la persona. En suma, que no sé si debe primar en mi decisión el bien común de la tribu o la verdad.
Y me tiembla la papeleta en la mano.
¡Demonios, no sé qué hacer!
El conflicto viene desde antiguo, pero no desde siempre: Cuando hace tres centenares de años, Dios o el Rey Absoluto representaban la confluencia del bien y la verdad, los ciudadanos (creyentes, súbditos) no tenían ningún problema a la hora de tomar sus decisiones. Pero los tiempos han cambiado y las cosas ya no son tan sencillas…
Y aquí me encuentro, queridos blogueros, indagando entre amigos y conocidos a fin de conseguir una adecuada certeza, un consejo que alivie mi pesar, algo que serene mi angustia. Pero escucho en una y otra parte, y nada de lo que oigo me aclara mucho las cosas.
Mi admirado Unamuno me explica que “la razón es aquello en que estamos todos de acuerdo. La verdad es otra cosa. La razón es social; la verdad, individual”.
Agradezco al bilbaíno sus palabras, pero -por si en sus reflexiones existiera un componente temporal-, acudo al reciente Premio Príncipe de Asturias, el búlgaro Todorov, que me habla de la necesidad de establecer dos tipos de discursos: “el que tiene por objeto promover el bien, y el que aspira a establecer la verdad”.
La cosa se complica para mí, un humilde grumete bajo un grifo, un marinero de toscas entendederas, y no tengo todavía respuestas. Si acaso, -“sensu contrario”-, mis dudas están alcanzando la profundidad del submarino.

-Esto no sucedía en mi época,- dice cabreado Voltaire.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Sexy

Según una reciente encuesta realizada por la revista “Playboy” a las empresarias italianas, los hombres más “sexys”,- en orden decreciente a la fascinación que despiertan-, serían:
1º Berlusconi …!
2º Obama …!
3º Sarkozy …!
4º Zapatero …!!
5º Putin …!!
6ºHugoChávez … !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

A la vista de este impresionante ranking, el protocolo recomendado a los seguidores masculinos de este blog, quedaría conformado como sigue:

1.-Pedir directamente el alta en la mafia siciliana.
2.-No leer (mirar) más el “Playboy”.
3.-Olvidarse de los escarceos amorosos con las empresarias italianas.
4.-En su defecto, recordarles que existe en el mercado un artefacto muy útil denominado "gafas".
5.- Cambiar el carnet del gimnasio por el de algún partido político.
6.-Dedicarse a la papiroflexia.
7.-Cortarse directamente las venas.

De nada, hermanos, no hay de qué.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Cartas a Stalin

No es lo mismo fracasar que ser derrotado.
En esta sutil diferencia se basa el conflicto que el escritor soviético Mijail Bulgàkov mantiene con los dirigentes de la opresiva y castrante Revolución Rusa.
Esta entretenida obra, de Juan Mayorga, fue representada hace tan solo unas horas en el Teatro Filarmónica de Oviedo bajo la Dirección de Gemma de Luis.

“La lucha contra la censura, cualquiera que sea, y cualquiera que sea el poder que la detente, representa mi deber de escritor, así como la exigencia de una prensa libre. Soy un ferviente admirador de esa libertad y creo que si algún escritor intentara demostrar que la libertad no le es necesaria, se asemejaría a un pez que asegurara públicamente que el agua no le es imprescindible” (M. Bulgàkov)

También escuché esta tarde -cito de memoria- que el escritor que intenta ser leal, el que desea ser útil a una idea (partido, ideología, poder…) produce una literatura que se lee hoy y con la que mañana se envuelve la pastilla de jabón.

¡No importa,- contestará alguno desde el pesebre- ahora solo usamos jabón líquido!

Saludos
Tordon.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Teoría del amor necesario.

Tras un ímprobo trabajo de campo, manejando un detallado muestreo surgido de sectores estadísticamente significativos de la población, (mi primo, mi suegra, cuatro amigos y el gato), he llegado a la irrefutable conclusión de que al mundo no lo mueve el “Amor”, sino la “necesidad de Amor”.
Los hombres, presumidos simios ilustrados, obviando su tenue pintura social, se vuelven altamente vulnerables al influjo imperativo de los instintos primarios; esos instintos que, en forma de impulsos, perviven incrustados en los genes desde tiempos ancestrales. Y estas retorcidas cadenas helicoidales, nos recuerdan, testarudas, día tras día, que sí, que aunque nos pese, necesitamos ser queridos.
Y si nos preguntamos para qué pelea un político, por qué ayuda a los necesitados una monja, por qué investiga un científico o para qué hace gracias un payaso, podemos contestar, sin temor a equivocarnos, que lo hacen simplemente para que les quieran, para obtener la aprobación, el afecto y el cariño de- respectivamente-, los ciudadanos, Dios, la doliente Humanidad o el público en general.
¿Para qué sufre una madre, lucha un empresario, se esfuerza un deportista, llora un niño, opera un cirujano, danza un bailarín, compone un poeta, canta una diva o trabaja un minero?
No tengo dudas: Para que les quieran.

Por cierto, ¿sabéis para qué escribo yo en este blog?
Sí, efectivamente, lo habéis adivinado.

martes, 2 de diciembre de 2008

Adiós, querida mía

Pensé que nunca llegaría este momento, pero la decisión es irrevocable. Fatal y brusca, intempestiva e inopinada, pero tiene que ser así… o no será nunca. Me duele, más no encuentro,- por más que busco-, otra alternativa: He decidido abandonarte, querida mía, mi niña, mi princesa, mi encanto, mi amada.
Y se arremolinan en la mente las imágenes de todas las personas que insistían en que no eras de fiar, que me apartase de ti, que tu compañía solo me acarrearía desgracias. Pero nunca- enganchado a ti como estaba- les hice caso.
Y, a pesar de todo, en este instante de aflicción, no puedo evitar la nostalgia del recuerdo de los buenos momentos que pasamos juntos. Y es que siempre,- fiel compañera-, te tuve a mi lado en los instantes gozosos; de la mano compartimos el lado amable de la vida, los soplos llenos de encanto, los éxtasis de lujuria, los chispazos de cariño, el loco derroche de mucha alegría y mucha juventud…
¿Recuerdas la noche de la foto? ¡Cuánta cercanía, cuanta complicidad…!
Siempre te comportaste- lo reconozco-como la mejor amiga, como el ansiolítico de los momentos difíciles, como la paz del guerrero… Tu compañía me proporcionó,- sin pedir nada a cambio-, un eficaz antídoto contra la depresión. Y tu silencio reflexivo, tu figura evanescente, tu contorno liviano, tu sosegada presencia, colmaron de un gozo sutil todos y cada uno de los instantes de mi azaroso vivir.
Recuerdo aún tus besos largos, profundos, estimulantes…
Mas ahora, debo esforzarme en apartar de mi mente todos aquellos buenos momentos, porque al fin,- nunca es tarde-, he comprendido que ya no me aportas nada, que me restas energía, que me estás matando lentamente…

Adiós para siempre, querida Nicotina, espero que los chicles de menta me ayuden a olvidarte…
Tordon

lunes, 1 de diciembre de 2008

El ladrón y las prótesis (2)

(A propósito de la entrada del viernes 28 de nov)


Pero la vida no acaba
en el punto final de lo escrito.
Y mi sonrisa se amarga,
imaginando su rostro
surcado bajo la sombra
herrumbrada de las rejas;
compartiendo con las ratas,
-encorvado entre blasfemias-,
los mendrugos carcelarios
y la angustia destructora,
que rezuma de las piezas
de su boca putrefacta,
de su infortunio obstinado:
Sin amor,
sin dientes,
sin libertad.

PD: Sí, me remuerde la conciencia.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Detallistas

Resulta recurrente el discurso con el que nuestras parejas suelen reprocharnos: No somos "detallistas", no poseemos esa complicada virtud de sorprenderlas con algún regalo inesperado, alguna sorpresa, algo imprevisto que suscite en ellas ilusión y alegría.
El otro día, un amigo se fue de viaje a Madrid y, sabiendo que su novia necesitaba unas gafas, entró en la Óptica del Corte Inglés y escogió unas muy bonitas y baratas. La dependienta las envolvió y él abonó la factura con su tarjeta de crédito, pero al marchar, por confusión, se llevó otro paquete muy parecido cuyo contenido era unas bragas que alguna clienta de la óptica había olvidado sobre el mostrador.
Mi amigo, ajeno a la equivocación, se fue directamente a Correos para enviar la caja a su novia junto con una carta explicativa de la compra .
La novia, al recibir el paquete, quedó perpleja por el contenido del mismo y –más sorprendida aún-leyó la carta que decía:

“Querida mía: Espero que te guste el regalo que te envío, sobre todo porque sé la falta que te hacían, ya sé que no tienes ninguna, pues las otras que tenías llevabas mucho tiempo con ellas y estas son cosas que es necesario cambiar de vez en cuando.
Espero haber acertado con el modelo. La dependienta me dijo que eran la última moda y me enseño las suyas, que eran iguales. Entonces yo, para comprobar que eran ligeras, las cogí y me las puse allí mismo. No sabes cómo se rió la dependienta, ya que estos modelos femeninos en los hombres quedan muy graciosos, especialmente a mí, que ya sabes que tengo unos rasgos muy acentuados.
Una chica que había allí me las pidió, se quitó las suyas y se las puso para que yo viera el efecto que hacían; las vi estupendas, me decidí y las compré.
Póntelas y enséñaselas a tus padres y hermanos, en fin, a todo el mundo, a ver qué dicen.
Al principio, te sentirás muy rara, acostumbrada a ir siempre con las viejas, y más ahora que has estado tanto tiempo sin llevar ningunas. Si te están muy pequeñas, me lo dices, ya que si no te van a dejar la marca cuando te las quites para salir a la calle, y todo el mundo va a notar que las tienes. Valora tambíen con atención que no te están grandes, no sea que vayas andando y se te caigan.
Llévalas con cuidado para que no se te rompan y sobre todo, ten cuidado de no dejártelas por ahí y las pierdas, que ya sabes la costumbre que tienes de llevarlas en la mano para que todos puedan admirar tus encantos.
En fin, para qué te voy a escribir nada más, solo te digo que estoy deseando vértelas puestas. Es el mejor regalo que podía hacerte, cariño.”


Ya veis, estimados blogueros, ser detallista también encierra ciertos peligros…
Saludos cordiales
Tordon
PD: Estoy pensando que mi amigo es muy fantasioso y a lo mejor, esta historia no le ocurrió a él, sino que le ocurrió a otro, o a otra, o simplemente la leyó en Internet.
¡Ay, no te puedes fiar...!

sábado, 29 de noviembre de 2008

AENA (Asociación de Escritores Noveles Asturianos)

Ayer, en el Hotel Silken de Gijón, en el transcurso de una cena organizada por la Asociación de Escritores Noveles (AEN), se falló el segundo premio de relato corto “Luis Adaro”.
Y como invitado,- a un precio razonable, eso sí-, acudió “Tordon el Audaz”, con el inconfesable propósito de comprobar si semejante evento lograría añadir a su pluma una brizna de inspiración literaria.
En mi mesa, a la derecha, la poeta Ana Vélez, -muy interesada en la mutación del gen MYH16-, no declamó ninguno de sus poemas, pero admirando sus preciosos ojos tostados, se puede concluir, sin conocerla, que esa mirada, dulce y sutil esconde una exuberante sensibilidad.
Un poco escorado a su diestra, inquieto , expresivo, - lengua a punto , pelos de punta, corbata a juego-, Ovidio del Moral, con un apellido de alcurnia curtido en mil heráldicas, nos explicó ,entre plato y plato, el extraño origen del color del pico de las cigüeñas y otros interesantes relatos del profesor Damián.
En la otra banda, la Dra. Cavallé, que solo bebió agua, nos introdujo en los secretos de los fractales, en la simetría y el caos, en el número cabalístico phi y en la biografía de Galileo que, ¡mira tú por dónde!, resultó intimo amigo de Guillermo, un polifacético estudiante de matemáticas que mata los ratos libres actuando como Mago de Salón e ilustrando con su sapiencia a los chavales de esos Institutos de Dios.
Frente a mí, nunca contra mí, la poeta María Luisa Delgado,- haciendo gala de un magnífico gracejo andaluz, obviando con gallardía el constante desasosiego que le supuso la grave indisposición de su cónyuge, (indigestión, creo)-, sufrió lo indecible tratando de disimular,-poéticamente, como era de esperar,- ese marcado acento argentino que le persigue como una plaga.
En el otro lado de la mesa, en atento silencio, anotando febrilmente en los renglones cerebrales todo lo que ocurría a su alrededor, nos observaba Jesús Remis, un vegetariano estricto que, como por ensalmo, (¿la magia de Guillermo?), tornó su montadito de bacalao en florida menestra, su caldo avícola en sopa de hongos, y su tronco de merluza (a falta de tronco vegetal propiamente dicho), en una calatraveña torre de “arroz de la casa”. Pudo ingerir el postre- chocolate y merengue -, ¡menos mal!, sin que le remordiera la conciencia.
Por último, a su lado, Ana Remis, diseñadora gráfica, belleza y “cara de bendita” de las que no se pueden disimular, se afanaba inútilmente, compitiendo con Jesús, por parecer la más mala de la familia.
Pero al final, el que se llevó el gato al agua (y al tinto) del jurado, fue Luis Rodríguez Rodríguez. Además de buen escritor, es un hombre afable, sencillo y generoso. Se constituyó en el justo vencedor de este premio al que presentó su magnífico relato titulado “La orcina”.

Y como colofón a la fiesta, “Tordon el Despistado”, dando la nota, perdió las llaves del coche, las de casa, el abrigo, las gafas, el tabaco, el carnet del Real Oviedo, el pañuelo, la cartera y casi la dignidad, pero al final – gracias a Esteban- logró llegar a casa sano, salvo y cabreado.
Ligero de peso y con la misma inspiración que antes, eso sí.
¡Otra vez será!
Saludos cordiales
Tordon


PD: ¡Ah, se me olvidaba! A la cena también asistió Faustino VII, aunque en esta ocasión le noté un tanto desmejorado, con el semblante rojizo, taciturno, adusto, inexpresivo, toda la noche callado, sigiloso, mudo, pertrechado tras una vítrea coraza verde-botella.

viernes, 28 de noviembre de 2008

El ladrón y las prótesis (1)

Publicado en un periódico de Asturias:
" Un hombre de mediana edad fue detenido por la policía a la salida del céntrico Banco que acababa de atracar. Al ser interrogado por los agentes, el individuo manifestó que necesitaba el dinero para comprarse una dentadura postiza."
(Esta noticia es absolutamente cierta y fue publicada en el periódico local “La Nueva España” de Oviedo)

Resuenan en mi cabeza los ecos de esa noticia de “LNE” en la que se relatan aventuras e infortunios de un desdentado delincuente que pretendía conseguir,- saltándose la burocracia, a las bravas-, un préstamo ”exprés”, una hipoteca subprime,(o, en su defecto, un anticipo a cuenta de lo que le iba a tocar en la Bonoloto), y al que el Director del Banco le negó sin razón el crédito,( el pan, la sal, la subvención para el ordenador del Principado, algo de los fondos reservados, el cheque bebé, los 400 euros de Zapatero), y al que además- a perro sin dientes todo son pulgas- cazaron “in fraganti” y con las manos pegadas a unos cuantos euros ajenos.
Y no puedo por menos que sentir una profunda compasión por este verdadero Robin Hood urbano que lo único que pretendía era robar dinero a los ricos (bancos), para trasladarlo a los pobres (dientes suyos).
Obcecado en su minusvalía, se olvidó la clara advertencia que reza que “se coge antes a un desdentado que a un cojo”, y apurado, silbando por los huecos, con las prisas de hincarle el diente al bocata, tampoco se acordó, ¡pobre ladrón imprudente!, de un sabio refrán que señala que “por la boca muere el pez”.
Me hubiese gustado ayudar con mi consejo profesional a este ladrón edéntulo, auxiliarle en su ofuscada desesperación, en su hambre canina, en su desbocado anhelo de “sonrisa sin Visa”, en su deseo de “White-Hollywood-Teeth”, en su sueño de piños por la vía rápida, en su afán de sustentar con una prótesis,- aunque fuera robada- la dignidad de una mísera existencia.
Y lo siento de veras por él, aunque me congratulo asimismo,- en el plano científico-, porque al fin se hayan demostrado inequívocamente, ¡ya era hora!, las misteriosas conexiones del sistema estomatognático con los centros volitivos cerebrales.

Al menos, a su abogado, siempre le quedará el recurso de alegar “enajenación dental transitoria” en su defendido…

Saludos cordiales
Tordon

PD: No se precipite, y menos aún se le ocurra atracar un banco: En “Policlínica Dental Asurbanipal”, estudiaremos su caso y le procuraremos una financiación personalizada acorde con sus verdaderas necesidades”
“Asurbanipal: Para sonreír en libertad”.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Destino

Hace un rato, mientras cenaba, he escuchado en la radio que unos terroristas se han apoderado del Hotel Taj, en Bombay, y que han matado a varias personas.

En el hall de este mismo hotel, hace ahora dos años, me encontraba yo, como podeis observar en la foto, disfrutando apaciblemente de un exótico combinado hindú y rodeado de agradable compañía.

Observad nuestra sonrisa despreocupada, casi infantil. Y es que, en ese instante, todo nuestro mundo se reducía a una rodaja de limón flotando en un gin-tonic…

Dos años después, en el mismo lugar, alguien como nosotros está contemplando el lado más fiero de la barbarie y la sinrazón.

No quisiera parecer yo determinista, pero -si obviamos la incidencia que en el devenir de los acontecimientos puede conseguir el esfuerzo de cada uno-, resulta claro que el azar mueve en gran medida los hilos de nuestra existencia.

El factor “suerte”, en ocasiones, resulta decisivo.

Tordon

PD: Y me viene a la memoria una antigua novia a la que yo quería mucho y con la que rompí a causa de un malentendido.
La última vez que la ví , iba por el décimo hijo.

Bueno, la suerte no siempre es tan adversa…

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Libertinaje

The Rake´s Progress, (“La carrera del libertino”), es el título de la ópera a la que asistí ayer por la noche en el Campoamor. Obra de Igor Stravinsky,- estrenada en la Fenice de Venecia en 1951, e inspirada en una secuencia pictórica de 8 cuadros de William Hogart-, constituye un virtuoso ejercicio neoclásico del siglo XX.
El argumento describe la historia de un hombre joven (Tom), a punto de casarse, que recibe inesperadamente una cuantiosa herencia. Para gestionar su inmensa fortuna abandona el hogar y a su querida novia (Anne), y se dirige a la gran ciudad. Allí, acompañado de su criado (Shadow), adopta una forma de vida depravada que transcurre entre fiestas, garitos, mujeres y alcohol, hasta el punto de contraer matrimonio con una mujer glamurosa, aunque barbuda y tonta (Baba).Tom repudia a su antigua novia que, a pesar de todo, continúa amándole. Al cabo de un año, su sirviente e inseparable compañero de andanzas (Shadow, mitad Mefistófeles, mitad Leporello, que en realidad es el diablo), le exige que le entregue el alma como precio a los servicios prestados. El protagonista, salva con dificultad la vida ,pero queda condenado a la locura. Su amada,la fiel Anne, cuando le visita en un centro psiquiátrico ,comprende que lo de ambos es una historia imposible, que todo está irremediablemente perdido, que la única vía de escape para su antiguo amor es la muerte.


Tras caer el telón, salen los actores a escena de nuevo y -a modo de epílogo-moraleja-, dicen textualmente:

TODOS:- Buena gente, solo un momento: Puesto que terminó nuestra historia, es hora de sacar la moral de lo que habéis visto desde que subió el telón.
ANNE: No todo libertino es rescatado al final por el amor y la belleza; no todo hombre tiene una Anne para tomar el puesto del deber.
BABA: Un aviso de Baba a las damas: Tarde o temprano vais a descubrir que, buenos o malos, todos los hombres están locos. Todo lo que dicen o hacen es teatro.
TOM: Cuidado, jóvenes que os creéis que sois Virgilio o Julio César, no sea que al despertar veáis que solo sois unos libertinos.
SHADOW: Todo el santo día, el pobre Shadow debe hacer lo que le ordenan. Muchos insisten en que no existe. A veces deseo que así sea.
TODOS: Cantemos todos a una. En todo tiempo y lugar, bajo la luna y el sol, desde Adán y Eva, el proverbio tiene razón: En manos, mentes y corazones ociosos, el diablo encuentra donde meterse, encuentra quehacer, buen señor, bella dama, en vos y en vos.


Todo esto cantó el elenco en inglés, aunque con subtítulos en español.


Y desde que salí del teatro no me llega la camisa al cuello:
¿Escribir en el blog será un síntoma inequívoco de ociosidad?
¿Llegaré a transformarme en libertino?
¿Vendrá el diablo a robarme el alma?
¿Me volveré chiflado del todo?
¿Me dejará mi mujer por imposible?


Ya veis, estimados amigos, necesito más que nunca que alguien me cante una canción amable…

martes, 25 de noviembre de 2008

Publicidad

Si hay alguien que de verdad me pone de los nervios, estos son los publicistas “retorcidamente creativos”. El otro día, al abrir el correo, me encontré con una postal en la que se veían las fotos que os muestro en la entrada de hoy. Por detrás de la tarjeta, sin ningún texto explicativo, leí una misteriosa frase destacada en llamativos caracteres tipográficos:”ALGUNAS COSAS SOLO PUEDEN SER BLANCAS”.
Una persona normal tiraría la misiva al cesto de los papeles. No es mi caso. Soy,- para mi desgracia-, un ser absolutamente cartesiano(obsesivo, preocupado, lógico, metódico, “cuadriculao”), y comencé a darle vueltas para tratar de encontrar una explicación racional al asunto. Así, intenté adivinar quienes eran los artífices de este enigma publicitario y qué tipo de artículo trataban de venderme.
Comencé por lo que, a la vista de las fotos, parecía lo más sensato. Mirando a la paloma, pensé más bien en un grupo pacifista o en una campaña para ganar adeptos de la Asociación Colombófila Española. Aunque también es cierto, lo reconozco, que al ver las teclas del piano, me entró la duda de si no sería un grupo de melómanos puristas. Por idénticos motivos pensé en una agrupación deportiva de esquí y asimismo dudé sobre si la tarjeta la enviaría El gremio de Magos e Ilusionistas.
Esa noche no dormí. A la mañana siguiente, tampoco desayuné. Ni comí. Ni cené: ¿Una secta de Purificación Espiritual? ¿La felicitación navideña de la Central Lechera Asturiana? ¿Una mafia dedicada al blanqueo de dinero? ¿Una promoción agrícola de la sucursal de Harinas Leonesas?
Y así todo el día, hora tras hora, calibrando posibilidades, valorando opciones, evaluando expectativas, conjeturando candidatos que pudieran encajar con el lema de "algunas cosas solo pueden ser blancas":
Un sastre del Ku-Kux-Clan, una agrupación de pintores minimalistas, una promoción de vestidos de novia, un forofo anti-barcelonista, algún seguidor de McCain, los cofrades del vino Ribeiro, La UPT(Unión de Profesores por la Tiza), las Azucareras Reunidas, la Asociación de Vendedores de Folios, un familiar de Pepiño (el del PSOE), algún proxeneta dedicado a la “trata de…”,el gremio de los arroceros valencianos, los del rifle reivindicando el “tiro al…”,la descripción de cómo había quedado mi hijo en el examen de “Sociales”…. ¡yo que sé!….
Tras la agonía de dos días de insomnio y ayuno, llegó ,con el correo, la solución a tamaña incógnita:
“WHITE-GUAI”, “UN NUEVO CONCEPTO EN BLANQUEAMIENTO DENTAL”

¡¡¡Mecagüen…!!!

Sí, ya lo sé, vosotros lo habíais adivinado a la primera.
¡Listos! ¡Que sois unos listos!

domingo, 23 de noviembre de 2008

3 en 1


1.-"El ojo que ves, no es ojo porque tú lo veas; es ojo porque te ve."
El hombre que así se expresaba, se casó a los 34 años con una chiquilla de 15 (que falleció 3 años después de tuberculosis). Más tarde, este intelectual se enamoró de una mujer casada.
2.-"En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida."
Esta frase fue pronunciada por un abogado, poeta y homosexual, que salía a cenar todos los viernes con J.Antonio Primo de Rivera y que acabó muriendo asesinado.
3.-"Adiós, amigos; despedidme del sol y de los trigos"
Así se manifestaba este hombre de letras,- formado intelectualmente mientras cuidaba cabras-, antes de morir en la cárcel de tifus.

Ayer, en el teatro Filarmónica de Oviedo, asistí a la representación teatral de la obra “Unidos en el tiempo: Machado, Lorca y Hernández”, con una escenificación a cargo de la asturiana Mari Paz Pondal.
Una breve, pero intensa velada poética, que combinó la obra literaria y la biografía trágica de estas tres insignes personalidades de la lírica española.
Fue un brote de sentimientos, de ideas, de lágrimas…
¡No a la memoria histórica!
¡No a la guerra fratricida!


Foto:" Winter blues", de Ursula Abresch (gracias, Velda)

sábado, 22 de noviembre de 2008

Mujeres

Resulta de todos conocido, y así nos lo recuerda el Bardo de Avon, que “la mujer es un manjar digno de dioses…cuando no lo cocina el diablo”.
Pues bien, quiere la diosa Fortuna que pase gran parte de mi vida rodeado de estos seres tan fascinantes. Sin embargo, contrariamente a lo que alguien pudiera pensar, la “Ayuda a la Alimentación” y el mundo que gira alrededor de ella, hacen de esta actividad una profesión con elevadas dosis de tensión. Nuestra labor se desarrolla en campos de un tamaño excesivamente reducido en los que la precisión y la eficacia resultan indispensables para conseguir un éxito predecible .Esta tarea requiere personal altamente cualificado, que debe sumar a su sapiencia una motivación especial.
La formación resulta asimismo decisiva, y por esa razón dedico ímprobos esfuerzos a adiestrar a mi personal auxiliar: Yo les comento la sistemática de la “ayuda alimentaria” y ellas me instruyen sobre la hidratación de la piel; les hablo de la importancia de la asepsia, y ellas sobre lo limpio que es su novio; cuando les inculco los sagrados preceptos alimenticios, ellas- a cambio-. me ilustran sobre esa nueva tienda de bolsos tan baratos…
En definitiva, que me encantan estas muchachas. ¡Son tan ricas! ¡Y tan tiernas! A veces, me apetecería comérmelas… Al día siguiente- cuando tengo que repetir las instrucciones-, me arrepiento un montón de no haberlo hecho…
Pero, no vayáis a pensar, son todas guapas, inteligentes, dispuestas y trabajadoras. Hacen todo lo posible por complacerme y me quieren mucho, especialmente cuando llegan los días en los que hago efectivo el importe de sus nóminas.
Yo también las quiero, pero, a diferencia de ellas, mi cariño y mi pasión decrecen a final de mes…
Aunque he de reconocer que, sin ellas, la verdad, yo no sería nada, y que en la bendita profesión, sin su ayuda, Tordon duraría menos que un caramelo a la puerta de un colegio.

Saludos cordiales
Tordon

PD: Mi mujer me señala que la foto de la entrada de hoy se erige como el más escandaloso monumento a la egolatría, la presunción, la vanidad y el narcisismo.
Y yo estoy de acuerdo.
Porque detrás de un buen jefe siempre se encuentra un excelsa e infalible “Jefa”.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Bonito y casi pescado

Mientras mi señora se perdía en el departamento de verduras, yo, sin nada mejor que hacer, deambulaba despistado por los pasillos del centro comercial. Algo llamó mi atención:
Bonito grande rajas: 12.90
Bonito morros: 7.90
Bonito pestañas: 4.90
Esto es lo que leí, casi sin querer, en los llamativos carteles del puesto de pescadería del Alimerka de Ribadesella. Debajo del precio de venta en euros, se detallaba la zona de captura (Atlántico Noreste), el calibre (superior a 4 kilos), la fecha que garantizaba la frescura del espécimen y el nombre científico: Thunnus Alalunga .
Por aquello de buscar una buena historia o simplemente por matar el tiempo, intenté recabar más información sobre la mercancía, y aprovechando que no había ningún cliente esperando, me dirigí a una lozana pescadera, - aspecto caucásico, generoso escote y delantal impoluto-, para preguntarle sobre las distintas modalidades túnidas:
-Perdone mi ignorancia pero… ¿qué son los morros?
Ella, con una amplia sonrisa, sin decir palabra, señaló con el índice una zona entre sus blancos dientes.
Sin estar muy seguro de haber comprendido su descripción, añadí un poco confuso:
-Ah… ya… ¿Y las pestañas?-
Tras una veloz intermitencia de sus preciosos ojos azules, me explicó que eso eran los pelillos que cubrían, a modo de visera, la parte más anterior de su párpado superior.
-Gracias, pero creo que esta noche cenaré chuletón de ternera -contesté mientras retrocedía sonrojado hacia la estantería de las galletas.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Beligerancia sin reservas

Alguien comentó que intentar cambiar el comportamiento de un pervertido es como intentar sembrar en el mar, pero prefiero adherirme a la idea -más combativa- de un clásico como Virgilio que exhortaba:
“No cedas frente a los malvados, sino oponte a ellos ardientemente”.

En eso estamos.
Y es que hay veces que uno, como en el tema que nos ocupa, siente vergüenza de pertenecer al género humano.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Bondades contagiosas


Revisando un mamotreto de Economía, y al hilo de la descrita “renta ricardiana” o renta de situación, estaba yo pensando si no existirá, por extrapolación de conceptos, una plusvalía para los blogs que se pudiera denominar “de contigüidad”. Me explico: ¿Poseería mi bitácora un valor añadido por el hecho de tener por vecinos a blogueros famosos?
Y ya puestos en plan avaricioso, y por el tema de publicitarlo, ¿qué proximidad incrementaría más el sobreprecio?: ¿Momius, Peleón, Velda Rae, Silvo, Sandra, Mery Jane, Teresa de la Merced, Luna, Yolanda Criado, Dr. Zheng…?

Bueno, da igual, me temo que siempre -con tan egregios comentaristas- saldrá ganando el tuercebotas del submarino.


Saludos cordiales
Tordon


PD: Va a tener razón Velda, domina la visión auto-onfálica.

martes, 18 de noviembre de 2008

Exprés


Hasta ahora, siempre había relacionado la palabra “exprés” con las maletas y la Estación del Norte: ”Tren expreso con destino a Monforte de Lemos, próximo a efectuar su salida en vía tercera, andén segundo”…
Aunque a decir verdad, y en otro orden de cosas, también identificaba esta palabra con una peculiar manera de preparar el café, esa habilidad automatizada que finaliza en un concentrado tan escaso como oscuro.
De igual manera, hace unos meses, he escuchado el calificativo “exprés” asociado al nombre de nuestra querida ciudad de Oviedo: Un título sonoro para una obra cinematográfica de gran impacto mediático.

Pero en realidad, y evitando divagaciones, lo que más me preocupa es la noticia, aparecida en un informe regional, en el que se puede leer que,- en la modalidad “exprés” del divorcio en Asturias-, la mayor parte de las separaciones se refieren a parejas que llevan casadas más de 20 años, y en las que la mujer toma la iniciativa mayoritariamente…

Me lo puedo imaginar:
-“Tranquila cariño, déjame que te lo explique, que lo de la “Jolie” era una broma…
Además, ¿por qué te pones así, sin atender a razones,… en plan “exprés”?...
Pero vamos a ver, qué prisa tienes, mujer…”

Y vosotros, blogueros, andad jugando, que ya sabéis que cuando sean peladas las barbas del Tordon, se pondrán las vuestras a remojar…

sábado, 15 de noviembre de 2008

Cetrería



Como la sidra de la espicha se acabó (nos la bebimos) pronto, y no soy yo muy “discotequero”, he llegado a casa con el tiempo justo para contaros una batallita. Mañana, - cena de balneario y bailoteo incluido-, será más difícil.

Estuve comiendo con un colega andaluz. Me confesó que, aparte de la actividad profesional, su verdadera pasión es la cetrería: Águilas, halcones, azores, cernícalos, gavilanes y arpías sobrevolaron sin desmayo nuestras cabezas entre los generosos platos del menú y los caldos de la tierra. La afición de mi amigo es tal , que suelta a diario sus aves de presa en un aeropuerto de su provincia a fin de ahuyentar intrusos y evitar peligrosas colisiones en el tráfico aéreo.
Sentí curiosidad por saber cuál era el motivo por el que se les colocaba a estas rapaces la cubierta de cuero sobre la cabeza (capirote), y él me explico que era un medio para liberarlos de los impulsos de ataque, ya que estas aves responden con celeridad a mínimos estímulos visuales.
Justificaba mi amigo su pasión por la cetrería al recordarme que, en algunos escritos medievales, se considera que “cerrar los ojos mientras el halcón hace un picado” es el mayor sacrificio que puede imponerse a cualquier persona.
Pero lo que más me llamó la atención fue la descripción de los fundamentos del entrenamiento al que someten a estas aves, que se basa en un estricto control de peso, no existiendo,-en los pesajes-, diferencias superiores a los 40 gramos.
-Es muy difícil- me dijo. Todo se basa en el Reflejo de Paulov: Si están delgados (hambrientos) se escapan para buscar la caza por su cuenta; Si están sobrealimentados (saciados), se corre el riesgo de que no vuelvan a recibir la comida de la mano del amo…Un equilibrio sutil…
-Fascinante…


Y fascinante me resultó también darme cuenta que mi mujer (¡qué callado se lo tenía!) es una experta en el arte de la cetrería: Me quiere, pero sin aspavientos; me abraza, pero sin entusiasmo; me da mimos, pero sin arrebato; me hace carantoñas, pero sin frenesí; me alaba pero con mesura…

En fin, un “Paulov” “de libro”


Y yo- tonto de capirote- ni muy hambriento ni muy saciado, me acurruco en su hombro y, sin poder evitarlo, me quedo dormido como…un pajarito.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Caprichosín


¡Que te digo que no!
¡Que me trae sin cuidado que seas Príncipe!
¡Que me devuelvas ahora mismo las gafas!




Mi amigo Felipe

Estos días no tengo tiempo para escribir en el blog, ya que, como véis en la foto, me dedico a alternar con la realeza.
En realidad, he aceptado la invitación del Príncipe Felipe para organizar, en su casa de Oviedo, un congreso Internacional de Técnicas en Ayudas Alimentarias.
En las sesiones, he oído muchas cosas interesantes, tales como: “Nunca tengas miedo a fracasar, pero hazlo siempre antes de llegar a viejo”.

También he comprobado, entre ponencia y ponencia, que mi éxito con las mujeres ni se crea ni se transforma, solo se destruye…

Para que digan que las “Ayudas a la Alimentación” están desprovistas de filosofía…

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Príncipes, prepucios, precipicios


La Historia nos presenta a Luis XVI como un hombre simple, timorato, titubeante, desmayado, tímido, apocado, vacilante, zamborotudo e inseguro, siendo tal su incapacidad para tomar decisiones que sus contemporáneos le apodaron como “El Lento”.
Sentía cariño por su joven esposa, la delfina Maria Antonieta, pero su falta de pasión y su manifiesta apatía sexual no era el lógico reflejo de una mente poco excitable, sino que se debía a un defecto orgánico inhibidor: Padecía fimosis.
Esta disfunción del monarca no es mera especulación, y en un informe del Embajador de España en Francia, se puede leer textualmente:
“El frenillo sujeta tanto el prepucio, que no cede a la introducción y causa vivo dolor en él, por lo cual se retrae S. M. del impulso que conviene. Se supone que dicho prepucio está tan cerrado que no puede explayarse para la dilatación de la punta o cabeza de la parte, en virtud de lo cual no llega la erección al punto de elasticidad necesaria.”
Pero ya dijimos anteriormente que el rey era bastante miedoso, y ese insuperable temor a la sencilla operación que eliminaría sus tormentos, prolongó durante siete años la humillación de Maria Antonieta. Humillación como esposa y como mujer, una afrenta que trató de compensar la joven austriaca con bailes de máscaras, fiestas, recepciones, un poco de desenfreno, un mucho de disipación, bastante de liviandad, y una incontinencia que excedía las expectativas de sus conciudadanos. Y esta situación suministró carnaza fácil para los libelos antimonárquicos que ya comenzaban a calentar la olla revolucionaria, siendo su conducta la que engrasó el cauce por el que la gran esfera de la monarquía absoluta comenzaba a precipitarse hacia el abismo republicano.
Tuvo que entrar en escena, desde Alemania, el hermano de la delfina para convencer al pusilánime monarca de que se sometiera a la pequeña intervención y lograr así, después de dos mil noches, consumar su matrimonio.

En fin, que el frenillo real tuvo una importancia decisiva en el devenir de los acontecimientos. Paradójicamente, de aquella ausencia de polvos vinieron los sangrientos lodos de la Revolución Francesa, y con ella el Año del Terror.

Y pienso en el pobre Luis, el que se asustaba ante una pequeña incisión: ¿Qué pensaría - ya convertido en el ciudadano Luis Capeto- ante la angustiosa visión del Gran Bisturí, de la escalofriante Navaja de la República, de la afilada guillotina?

Pena me da.
¿Y a vosotros?

Tordon

PD: Y no puedo apartar de mi cabeza una duda: Nuestras clases dirigentes, especialmente la realeza, ¿estarán siendo suficientemente sometidos a exhaustivos controles de calidad?

lunes, 10 de noviembre de 2008

Perdón, perdón, perdón.

(PARA ENTENDER LA ENTRADA DE HOY, LÉANSE LOS COMENTARIOS DE LA DE AYER).

Cuentan que los generales romanos, cuando volvían victoriosos de sus campañas por el imperio, eran recibidos como auténticos dioses. A su entrada a la ciudad de Roma, la multitud les aclamaba mientras desfilaban sobre sus carros relucientes. Solo existía un requisito inexcusable: A sus pies, acompañándoles en todo momento, se encontraba un esclavo que durante el recorrido iba repitiendo sin cesar: “Recuerda que sólo eres un hombre, recuerda que solo eres un hombre, recuerda…” (*)

Y hay momentos en la vida en los que surge algún detalle que nos descabalga del pedestal, que nos suministra una dosis de humildad, que nos apea de la cima de nuestra grotesca prepotencia.
Mi “esclavo particular” apareció hoy en la llamada telefónica que una de mis hijas me hizo desde Madrid:
-Papá, me ha comentado un amigo mío,- arquitecto famoso que reside aquí-, que te ha hecho un comentario en el blog. No sé qué te habrá escrito, pero ten en cuenta que este señor es chino y no domina muy bien el español. Se llama Dr. Zheng.
-¿ Zheng.? ¿Has dicho Zheng?- acerté a contestar.
….
Es decir, queridos blogueros, que ya sabemos lo que me toca:

Estimado Dr. Zheng:
Si por algún casual usted volviera a considerar la remota posibilidad de dignarse a leer las mamonadas que campan a lo largo de este ridículo blog, le ruego encarecidamente que acepte mis más sinceras disculpas, ya que, por un estúpido malentendido, pensé que su comentario era una broma.
Le ruego no tenga en cuenta mis zafios comentarios en respuesta al suyo, mi estulticia tan solo superada por la atrevida ignorancia que rezuman todos y cada uno de mis poros, así como la falaz palabrería con la que tuve la osadía de contestar a su acertada reflexión. No piense Vd. que el resto de las españoles, (y los ovetenses en particular) comparten mi tosca e ineducada verborrea y que mis groseras maneras son extrapolables al resto de la población del país.
Reiterándole mis disculpas y solicitando su perdón, reciba un cordial y avergonzado saludo
Tordon


(*) Aunque todos los que transcribimos esta anécdota insistimos en la expresión de “Recuerda que solo eres un hombre”, lo que los siervos decían textualmente era: “Cave ne cadas” (Cuida de no caer).

domingo, 9 de noviembre de 2008

Filosofía oriental


Nunca es tarde para aprender cosas nuevas, por lo que, estimados blogueros, permitidme una entrada de alto contenido “práctico”.
Hoy, día de descanso, dispongo de más tiempo libre para introducir el apéndice olfatorio donde no le llaman, es decir, en el PC de mis hijos. (Esfuerzo de sabueso anósmico, ya que en sus ingenios informáticos, los tiros y las explosiones son preocupantemente recurrentes).
Pues bien, en el encabezado de la pantalla del ordenador de mi hijo pequeño (el señalado con la flecha), me llamó la atención una frase que, según me explicó, es preciso que el usuario introduzca (a modo de contraseña) para conectarse con el juego.
El texto rezaba así: “Es mejor morir de pie que vivir de rodillas” (Proverbio chino).
Cuando le hice ver que esa sentencia se le atribuía a Emiliano Zapata, me respondió,- sin dejar de disparar-, que él, cuando no recordaba la autoría de una frase célebre, se la adjudicaba automáticamente a la sabiduría oriental, ya que consideraba que estadísticamente su riesgo de error disminuía...

¡¡¡…!!!

Así que, ya sabéis, amigos míos, recordad:
-“Dios ha muerto”- dijo un chino descreído.
Y otra de un chino-capuchino borrachín:
-“Existo, luego pienso el doble”.

Tordon

PD: ¡Dios mío, tan pequeño y tan pragmático!
¡Angelitos…!

Lágrimas mudéjares

¡Sí! ¡Los rumores son ciertos! ¡Lo puedo confirmar! : ¡¡¡Badajoz existe!!!

Y su población primitiva se erigió sobre el denominado Cerro (o Cabezo) de La Muela, por lo que no es de extrañar que,- con esa “denominación de origen”-, en la ciudad proliferen verdaderos expertos en las Técnicas (mínimamente invasivas, eso sí) de Ayudas a la Alimentación.
Mi modesta contribución al evento se limitó a tres voluntariosas conferencias, y , aunque no gané mucho dinero, mi “ego” se sintió triplemente recompensado. Siempre resulta grato escuchar 600 palmas que se baten al unísono en tu honor, aunque la mayor parte de la veces sea mera cortesía.

Gente encantadora la de esa ciudad: Jovial, alegre, comunicativa, se desviven porque todo esté a tu gusto, anfitriones perfectos.
Y esto es así hasta el punto de que, como podéis comprobar en la foto, me resultó imposible contener la lagrimita escuchando al cuarteto de cuerda que me interpretaba la Pequeña Serenata Nocturna de Mozart en la romántica Casa Consistorial de la Alcazaba.
¡Menos mal que tenía a mano -para disimular- las gafas de sol!

Y es que hay momentos en los que - además de Hacienda- te embarga la emoción.
Tordon
PD:Este mismo fin de semana, la mujer que quiero está impartiendo un curso en Tenerife. Y me surge una duda: ¿No estaremos desgastando las palabras, de tanto usarlas?
¿Permaneceremos mudos en nuestro reencuentro?
¿No nos quedará más remedio que amarnos en silencio?
Aunque , tras estas dudas secundarias, se encuentra la principal:
¿Volverá?

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Dios salve a la reina de la casa

Leído hoy, tras las elecciones norteamericanas:

“No sé si hemos ganado los del partido demócrata, o hemos ganado los del partido republicano”

Firmado:
Consorcio de Directores de las Grandes Multinacionales, Comandantes en Jefe de los Ejércitos Imperiales, y el que suscribe.


Tordon

P.D: O en versión casera:
El hecho de que , en un matrimonio, uno de los cónyuges sea de derechas y el otro sea de izquierdas, hace que siempre exista un motivo para descorchar el Moët-Chandon el día después de todas y cada una de las elecciones.

martes, 4 de noviembre de 2008

Empleo

Hoy, según datos oficiales, el paro alcanza a 2.818.026 personas, su mayor cifra desde 1996.
“En el 2009 alcanzaremos el pleno empleo”, dijo alguien el año pasado... No sé, no recuerdo, era alguien relacionado con la industria del calzado…

Tordon

PD: Varón de mediana edad, simpático, dinámico, con ganas de aprender, buena presencia (si se le mira con cariño), master en varias especialidades en el extranjero, SE OFRECE, para cuidar niños por las tardes.
También sé cocinar, coser y planchar.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Comida en la cumbre



Los pollos de “La Teyera” son un caso especial. Son pollos limítrofes, borderline, confusos, ambiguos, despistados, todo el día saltando de un lado a otro del corral, pasando de Mieres a Langreo y viceversa. No es de extrañar, pues, que busquen el cálido y disperso reposo entre el arroz de la cazuela de Dorina.
No dándonos por enterados, ajenos a tamaña tragedia, y para acallar la picazón de la conciencia y del embutido casero, degustamos los callos caldosos de la casa, que, como todo lo demás, estaban para perder la fe.
Y a punto estuvimos también de perder la "esperanza"
en una profusa hemorragia nasal, aunque el aluvión se detuvo a tiempo de no salpicar los canutillos, el arroz con leche y el orujo de 96 grados, que actuó de coagulante.
Al final, recuperamos la cordura con la miel de nogal de las infusiones, una miel que - aseguró la doctora- es buena para templar el estado de ánimo y curar la verborrea.
Y tras pitos y chupitos, sin nada más que cantar, sorteando curvas, neblina y tinto de cumbres, llegamos a la meta con Hamilton, que, tras unos dramáticos instantes, vivió en la misma incertidumbre que los confundidos pollos de “La Teyera”.

¿Inteligentes o listos?

En un periódico de la semana pasada, leí que el Colegio “Celestino Montoto”, de Pola de Siero, tiene un programa especial para alumnos de “altas capacidades”. El corresponsal en la zona, apostillaba que:” la alta capacidad no siempre es sinónimo de éxito”.
Y cuando escucho cosas así, siempre recuerdo la anécdota (y no me preguntéis de donde la saqué, yo creo que me la contó mi padre), de aquellos dos niños que jugaban descalzos en medio del bosque; inesperadamente, entre la espesura, surgió un oso con cara de pocos amigos. (La anécdota debe ser antigua, todavía quedaban osos por los bosques).Viendo uno de los muchachos que el otro se apresuraba a calzarse las zapatillas, le comentó con aire de superioridad:
-” No sé por qué te afanas tanto en prepararte, ya que considerando la velocidad de carrera del oso, nuestra propia velocidad máxima teórica y la singular orografía de la zona, no tenemos ninguna posibilidad de huída.”
Ajeno a la sesuda explicación, el otro muchacho continuó atándose las zapatillas con celeridad. De nuevo, su inteligente amigo le recriminó:
-”No insistas, ya te he explicado que nuestra huída no tiene ninguna posibilidad de éxito”
Sin levantar la vista de los cordones, su espabilado amigo le respondió:
-”Lo sé, te creo y te aprecio. Pero yo, lo único que pretendo es correr más rápido que tú…”

Y si Tordon fuera un poco menos inteligente y un poco más listo, estaría preparando las conferencias que tiene que dar la próxima semana en vez de estar contando historias de osos.

Saludos cordiales

“Yogui”, digo, Tordon.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Todos los Santos



Hoy, que se celebra el Día de Difuntos, me miro al espejo y me celebro a mí mismo.

Porque, si yo me parezco a mi padre y él a su vez al suyo, ¿no perviven en mí las ilusiones y anhelos de las generaciones pretéritas?


Y acaricio a mi hijo y él me devuelve- con su sonrisa- la inmortalidad.


La genética, en contra de lo que pudiera parecer, tiene mucho de poética.

miércoles, 29 de octubre de 2008

¡ I'm happy !


Se acaban de publicar los resultados de la encuesta de Salud 2008 en Asturias. Resulta que -según este estudio- el 90% de los asturianos son felices, pero hay un 20% de artrósicos, un 20% de hipertensos, un 15% de deprimidos y un 15% que han abandonado sus actividades profesionales por cuestiones de salud física o emocional.

Yo, pertenezco a esa extraña horquilla de los que están de baja, con la tensión por las nubes , renqueantes y que lloran angustiados por todas las esquinas…
pero ¡ coño, soy feliz!“


¿Quién dijo miedo?: Soy de Oviedo”.

martes, 28 de octubre de 2008

Tolerancia

Aunque algunos hacen de la tolerancia una cuestión académica, pienso que lo verdaderamente importante es sentirla como algo propio, cercano, no como una grandielocuente declaración de principios, sino como una virtud incorporada en el día a día.

Fijaos en el ejemplo de tolerancia de esos dos de la foto: Se llevan poca edad y aunque tienen sus rifirrafes y su propio criterio , en el fondo no pueden vivir el uno sin el otro.

Os lo puedo asegurar, los conozco bien.

Son mis hijos pequeños.

lunes, 27 de octubre de 2008

Clinica dental "Asurbanipal"

Estimados blogueros:
Para vuestra desgracia, hoy me siento bajo los efluvios de un otoñal ramalazo pedagógico. Y como muestra, os envío dos de los artículos del código legal babilónico que aun hoy se pueden leer en una estela de diorita negra en el Louvre:
Ley 200: “Si alguien arranca el diente de un igual, se le arrancará su propio diente”
Ley 201: “Si alguien arranca un diente a un inferior, se le multará con un tercio de mina de plata”.
¿Os imagináis,-como yo hago-, desamparados e indefensos, pasto de los inmisericordes abogados sumerios?: Arruinados, en la cárcel de Villabona y sin un mísero “piño” que llevarnos a la boca…
Pero ¿quién demonios me mandará hurgar en estas inquietantes historias? A estas alturas debería saber que la curiosidad malsana incluye el merecido castigo.
Es como lo de la manzana de Adán, pero sin paraíso, sin Eva “en pelota” que compense de las angustias.
Saludos cordiales
Tordon
PD: Aunque en el diagnóstico andaban un poco despistados: “Si rechina los dientes de forma continua, y su cara está fría, ha contraído la enfermedad de la mano de la diosa Istar”.
...
Y escucho al prudente colega pensando en la ley 200 antes de coger el fórceps:”Creo que lo más aconsejable será mantener todo en observación…”

¡Que Is(os)tar nos proteja de los legisladores inspirados!
PD2: Saludos a la "siestera"

domingo, 26 de octubre de 2008

Eso, ESO.


Intuyendo el retroceso del sistema educativo, quise yo,-sin previo aviso- comprobarlo personalmente , de primera mano, y realicé un pequeño test a mi hija adolescente que cursa sus estudios de la ESO:

¿Cuándo vivió Alfonso sexto?
-No está en mi libro de texto.
¿Y está Felipe segundo?
-A ése siempre lo confundo.
¿Y Doña Juana la Loca?
-En este curso no toca.
Di algún monarca absoluto…
-Eso no se da en mi Instituto.
Pues di un pintor español…
-Eso no entró en el control.
¿No sabes quién fue Picasso?
-No, de esas cosas, yo paso.
¿Y las Navas de Tolosa?
-¡Me preguntas cada cosa!
¿A qué equivalen 1000 gramos!
-Pero eso ni lo damos…
¿Qué son los números primos?
-Eso tampoco lo dimos…
¿Y la ecuación de primer grado?
-Pues tampoco la hemos dado.
¿Quién fue Ortega y Gasset?
-Lo miraré en Internet.
¿No estudias filosofía?
-¿Para qué me serviría?
¿Y has dado Literatura?
-No sé, no estoy segura"
¿Quién compuso “La Odisea”?
-No tengo la menor idea.
¿Y Gonzalo de Berceo?
-No viene en el libro…creo.
¿Clarín, Baroja, Unamuno…?
-Pues no me suena ninguno.
¿Algún autor del Barroco?
-De eso sé bastante poco
¿Y sobre el Manco de Lepanto?
-Papá, no preguntes tanto.
Pero, ¿no leéis a Cervantes?
-A ese lo leeríais antes…
Lo tuyo, hija, es deplorable
-Pues he sacado notable.
Y de ciencias, ¿sabes algo?
-...¡Me voy, esta noche salgo!
Pero, entonces, ¿tú que sabes?
-...¡No me esperéis; tengo llaves!

En fin, paciencia y a ser compresivo, no sea que les sobrevenga un trauma.
Después de todo, ellos son los que ,en el futuro, nos van a elegir el Geriátrico…