viernes, 28 de noviembre de 2008

El ladrón y las prótesis (1)

Publicado en un periódico de Asturias:
" Un hombre de mediana edad fue detenido por la policía a la salida del céntrico Banco que acababa de atracar. Al ser interrogado por los agentes, el individuo manifestó que necesitaba el dinero para comprarse una dentadura postiza."
(Esta noticia es absolutamente cierta y fue publicada en el periódico local “La Nueva España” de Oviedo)

Resuenan en mi cabeza los ecos de esa noticia de “LNE” en la que se relatan aventuras e infortunios de un desdentado delincuente que pretendía conseguir,- saltándose la burocracia, a las bravas-, un préstamo ”exprés”, una hipoteca subprime,(o, en su defecto, un anticipo a cuenta de lo que le iba a tocar en la Bonoloto), y al que el Director del Banco le negó sin razón el crédito,( el pan, la sal, la subvención para el ordenador del Principado, algo de los fondos reservados, el cheque bebé, los 400 euros de Zapatero), y al que además- a perro sin dientes todo son pulgas- cazaron “in fraganti” y con las manos pegadas a unos cuantos euros ajenos.
Y no puedo por menos que sentir una profunda compasión por este verdadero Robin Hood urbano que lo único que pretendía era robar dinero a los ricos (bancos), para trasladarlo a los pobres (dientes suyos).
Obcecado en su minusvalía, se olvidó la clara advertencia que reza que “se coge antes a un desdentado que a un cojo”, y apurado, silbando por los huecos, con las prisas de hincarle el diente al bocata, tampoco se acordó, ¡pobre ladrón imprudente!, de un sabio refrán que señala que “por la boca muere el pez”.
Me hubiese gustado ayudar con mi consejo profesional a este ladrón edéntulo, auxiliarle en su ofuscada desesperación, en su hambre canina, en su desbocado anhelo de “sonrisa sin Visa”, en su deseo de “White-Hollywood-Teeth”, en su sueño de piños por la vía rápida, en su afán de sustentar con una prótesis,- aunque fuera robada- la dignidad de una mísera existencia.
Y lo siento de veras por él, aunque me congratulo asimismo,- en el plano científico-, porque al fin se hayan demostrado inequívocamente, ¡ya era hora!, las misteriosas conexiones del sistema estomatognático con los centros volitivos cerebrales.

Al menos, a su abogado, siempre le quedará el recurso de alegar “enajenación dental transitoria” en su defendido…

Saludos cordiales
Tordon

PD: No se precipite, y menos aún se le ocurra atracar un banco: En “Policlínica Dental Asurbanipal”, estudiaremos su caso y le procuraremos una financiación personalizada acorde con sus verdaderas necesidades”
“Asurbanipal: Para sonreír en libertad”.

8 comentarios:

silvo dijo...

Jajja, muy buenoTtordon, menos mal que a este no le debieron de enviar la propaganda aquella del blanco que a tí si te llegó, con la respuesta una semana después, o ¿si le llegó? jaja.Salu2

silvo dijo...

Jajja, muy buenoTtordon, menos mal que a este no le debieron de enviar la propaganda aquella del blanco que a tí si te llegó, con la respuesta una semana después, o ¿si le llegó? jaja.Salu2

Tordon dijo...

Doblemente de acuerdo con tu comentario,Silvo.

woman dijo...

Por favor Sr Tordon, especialista en asuntos alimenticios en como triturar estos, llega Navidad época donde nos dicen que debemos ser generosos por lo menos estos días, haga Usted su obra de caridad y REGALELE su habilidad con unos WHITE herramientas masticatorias, y no me refiere a su batidora.

Tordon dijo...

Mi añorada woman:¡ Cuanto tiempo sin leer sus criptográficos comentarios!
Yo había pensado en algo como lo que usted sugiere , pero el carcelero no me dejó pasar con los utensilios profesionales.
Dijo que eran-como yo mismo- excesivamente cortantes.

Mery Jane dijo...

Jajajajaja, recuerdo la noticia...pobre señor.

Como me dijeron una vez: "No necesitar dinero requiere más dinero que ganarlo".

silvo dijo...

jajja, muy agudo Sr. Tordon jajaja
Salu2

Anónimo dijo...

El "cuñao" de Risitas hubiese tenido que atracar 3 bancos al menos para estar medianamente "white"...je je je

En paz descanse.

Salu2
Anomomius