jueves, 16 de diciembre de 2010

Afrodisíacos

En Oviedo, ajenos al estado de alarma, haciéndonos los despistados, hemos continuado asistiendo como si tal cosa a la ópera. Esta vez ha tocado “ L´elisir d´amore ”, obra bufa de Gaetano Donizetti estrenada en 1832. Y nada hablaré sobre las virtudes musicales de la misma, ya que me resulta imposible describir la sutil emoción que propician estos inspirados fogonazos artísticos. No obstante, dada mi naturaleza cuentista, haré un pequeño resumen del argumento (en versión actualizada) de lo que el otro día escuché en el Campoamor:
Nemorino, humilde camarero de un hotel de la costa amalfitana, está perdidamente enamorado de su jefa, la bella Adina, pero como es muy tímido no se decide a tirarle los tejos.
La muchacha, que lo ve venir de lejos, y que además de rica es un poco creída, no le hace ni puñetero caso y dedica sus coqueteos al sargento de marina Belcore. De sobra es conocido el influjo que los uniformes provocan en la mayoría de las mujeres:”No hay belleza que se resista ante la vista de un soldado; a Marte, Dios de la guerra, hasta la madre de Cupido se rinde”
El pobre Nemorino, desesperado, se acuerda del filtro amoroso que Isolda utilizó para cazar a Tristán, así como de los brebajes epóxicos que Eufemiano Fuentes le chutaba a Marta Domínguez. Así pues, se dirige al charlatán Dulcamara y le exige que-considerando su sapiencia en esas lides- le prepare un elixir para que Adina caiga rendida a sus pies. Al pseudodoctor, no se le ocurre mejor idea que vender al ingenuo enamorado una botella de Rioja e informarle de las portentosas virtudes mágicas de tan extraordinaria pócima.
El crédulo Nemorino, se trasiega el bebedizo al instante y, aunque se encuentra más contento y desinhibido que de costumbre, no acaba de ver los efectos milagrosos de aquella costosa medicina.
Entretanto, ocurre un suceso del que todos tienen conocimiento menos el propio interesado: La muerte de un pariente lejano, convierte en millonario al pobre camarero que, repentinamente, y desde entonces, es objeto de innumerables atenciones por parte de todas las muchachas de la zona. Nuestro ingenuo protagonista atribuye a la pócima de Dulcamara este insospechado éxito entre las chicas, aunque sigue sin entender por qué no acaba de funcionar con la moza que a él le gusta.
Y – como era de prever- la bella Adina, al ver a su antiguo pretendiente tan solicitado por otras féminas, y viendo que éste ya no le prodiga las mismas atenciones, se da cuenta de lo muuuuucho que le quiere, de lo muuuucho que siempre le ha querido y de lo muuuucho que en el futuro lo querrá. (Alguna vez oí que las mujeres se casan con un hombre no para tenerlo, sino para no dejárselo a las amigas).
El Dr. Dulcamara, atisbando nuevas oportunidades de negocio, cuenta a la muchacha que el inesperado éxito de su hombre se debe a su bebedizo, pero ella, que además de guapa, es lista como el hambre-¡ay las señoritas!-le responde:” La ricetta é il mio visino, in quest´occhi é l´elisir ” (La receta es mi mirada, en estos ojos está el elixir).
¡Y vaya si lo consigue! Porque cuando se juntan el hambre con las ganas de comer, el resultado es más que previsible.

CONCLUSIONES:
1. Nadie se resiste al atractivo de la presencia de un uniforme (incluidos los controladores aéreos)
2. Una cuenta corriente saneada es un arma de seducción + IVA.
3. Un lingotazo a tiempo puede servir de ayuda a los más tímidos.
4. El estar enamorado no es atenuante en el control de alcoholemia.
5. Independientemente del elixir que se elija, la mujer tiene siempre la última palabra.
6. Cuando el amor llega, resulta altamente recomendable tener un tío millonario moribundo.
7. Nunca se debe hacer caso de las interpretaciones operísticas aparecidas en un blog.
.
PD: ¡Dios mío, casi 70 líneas de entrada! Si como dicen los expertos, nadie lee en un blog más allá de las 10 primeras , todo mi esfuerzo ha sido vano.
.
Bueno, os lo perdono, so-vagancios, pasad directamente a las conclusiones y olvidaros de mis muertos.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Carnaza para cotillas

Ayer, 7 de Diciembre, tal y como había presagiado el oráculo , se celebró en la capital del Principado la importante Reunión Bloguera de Invierno. Bajo los auspicios del intrépido titular del Closforjolidei,(individuo que ,con arteras maniobras ,consiguió un cenáculo privado en un céntrico restaurante del Oviedín del alma), degustamos los productos del mar y de la tierra y -para ayudar al consumo del pais en crisis y por aquello de la deshidratación- decidimos solidariamente hacer un esfuerzo con el trasiego desinteresado de buena parte de la cosecha .
Asistieron a tan importante evento el susocicho Luigi (del "closforjolidei"), la esbelta Cía (del cloforjolidei-encía), la inigualable y dulce Conguito (de "Mi vida en dos palabras"), la cromática -capilar Luna ( de "La Luna y sus ositos"), el filófosofo acerado José (de "Lagunas en el diario"), el germánico cowboy Iron-man( de "Notemarchespacasaconlesllaves"), la abnegada novia de Tordon , el multilaureado escritor profesional Pepe Monteserín y el "singer in the morning" (cantamañanas) que suscribe.
Empezamos "forrando"en Gascona y acabamos oyendo a Eric Clapton en Picos pardos.
De lo que ocurrió en medio, nada puedo contar ya que- aunque fue mucho-no puedo hacerlo público , porque, por un lado, me lo impide el secreto profesional y porque, por otro , los vapores etílicos solo dejaron en mi mente la huella de un nebuloso recuerdo.
Y aquí dejo el documento gráfico de este magno acontecimiento, pero no pienso decir quién es quién, si bien debo aclarar que el que aparece de pie al fondo , aunque lo parezca, no es parte del mural sino un destacado bloguero.


Y como ando un poco liado, aprovecho este lamentable estado de resaca para desearos con todo mi corazón:
¡Feliz Navidad a todos!
Tordon
PD:Y que en 2011 la militarización nos sea propicia...

miércoles, 1 de diciembre de 2010

La cena es lo que engorda

Hoy voy a hablaros de la cena española, del “diner” francés, del “supper” inglés, del “jantar” portugués, del “kolacja” polaco, del “abendessen” alemán, del “wan-fán” chino.
Y más concretamente de las cenas que acompañan a los eventos profesionales. Es habitual deglutir estos condumios en escenarios típicos de la zona en la que se organiza el encuentro. Y aunque resulta hermoso degustar una fina pitanza en lugares tan emblemáticos como el Gugenheim de Bilbao o el Patio de los Arrayanes de la Alhambra, el último congreso de Barcelona propició un cambio de tendencia sorprendente. Porque lejos de la obligatoria pajarita y los zapatos de charol, los organizadores aconsejaron que nos pusiéramos el chándal, ya que íbamos a cenar a… ¡un mercado! Y he de decir que resulta muy agradable hacer cola en una pescadería en la que un amable dependiente te va abriendo las ostras, acudir a una pollería para que te preparen unos excelentes huevos revueltos con langostinos, esperar en una charcutería a que te sirvan las suculentas tapitas de ibéricos y pasear frente a una frutería en la que –además de una sonrisa- te ofrezcan unos exóticos cócteles.

Pero poco dura la alegría en la casa del pobre y así, dos días más tarde, en Sevilla, volvimos a las andadas, y hube de embutirme en el incómodo traje y sentir la corbata (para más inri blaugrana) constriñéndome el gaznate. Y,- como podéis comprobar en la iconografía-, no me quedó más remedio que cambiar a la bella “Engracia Puerro” de San Gervasi, por unas sevillanas feúchas de flor en el pelo.
¡Mecagüen...!

Bueno, todo este rollo de las cenas viene a cuento de que nuestro querido compañero Luis, el de "clos-for-jolidei-encía" , ha organizado una cena bloguera para el próximo martes , día siete, pero como es un chico muy tímido , no se ha atrevido a hacerla pública.
Y así, me han contado que asistirán a la misma lo más florido de la belleza ciberespacial: La espectacular Soli-Cía, la seductora Conguito, la misteriosa Luna y la sufrida novia de Tordon de toda la vida (¿Entrarán todas en la Harley?). Asimismo –más que nada para hacer bulto y pagar la cuenta- han confirmado su presencia el germánico Friederich (Iron-man), el filósofo José (Acero-man) , Luigi Gijonenco (Pata de Palo- man), y el cantamañanas que suscribe.
El señor Luis, para humillarme, ha organizado un concurso de belleza masculina, y a mí – que no me gusta perder ni a las chapas,- me preocupa no alcanzar el adecuado nivel en el pase de ropa interior.

Quedáis todos avisados y el que tenga interés en unirse a tan magno acontecimiento que hable ahora o que calle para siempre.
.
PD: No sé a quién coño se le habrá ocurrido, pero resulta obligatorio acudir al evento pertrechado con gafas de sol.

sábado, 13 de noviembre de 2010

El cielo no puede esperar.

Dicen que el concepto "Cielo" fue importado al judaísmo por el profeta Daniel, un tipo que se desenvolvía con soltura entre los magos zoroastrianos de la corte de Darío I. Para algunos, el actual dogma del Cielo suplanta a la obsoleta creencia judaica en el "Sheol", un lugar indeterminado y democrático donde las almas- tanto justas como pecadoras- esperan (sentadas) la redención del Mesías.

Pero como soy un ultramoderno que huye de arcaicas interpretaciones, (y como os expliqué en la anterior entrada), en mi desaforada búsqueda de la "dicha perdurable", intenté sonsacar a las monjas de Porta Coeli los secretos del más allá, aunque nada logré de esas angelicales criaturas que se levantan a la hora en la que todavía no están puestas las aceras.

Y como también soy un tipo duro, contumaz en el esfuerzo, inasequible al desaliento, tozudo con las cosas del espíritu, porfiado hasta la saciedad, (Jolie, toma nota), no me conformé con un “no” por respuesta y traté de encontrar el Cielo “motu proprio”, por las bravas, a lo loco, arriesgando sin ton ni son:


video

miércoles, 10 de noviembre de 2010

LAS MUJERES DE MI VIDA

Dice el Porquero que tengo una tendencia irrefrenable a ilustrar mis entradas con féminas de generoso escote.
Pero no, no es cierto. (Lo de “irrefrenable”).

Y para demostrarlo, y como los años no pasan en balde, y como Dios los cría y ellos se juntan, en estos gélidos días del otoño de mi vida, he cambiado mi SMS (Super-Motera-Samanta) por una dulce sor- presa escondida tras las húmedas paredes del Monasterio de Porta Coeli (Trujillo ,Cáceres).
Y a pesar que ésta es una tierra de conquistadores (que no donjuanes), y que mi residencia se ubicaba en una villa de alto contenido sexual (Torrecillas de la Tiesa), hube de rendirme a la evidencia que somos algo más que un pedazo de carne y huesos ,y que un inasible hálito de inmortalidad guía nuestras emociones.
Y es que el calor de las pausadas palabras, los densos silencios, las tímidas sonrisas de tan seráficos seres lograron que se me sobrecogiera el espíritu, se me desentumeciera el alma, haciéndome consciente de que tras unos muros recubiertos de hiedra y tiempo todavía es posible un utópico mundo feliz en el que el dinero, el sexo, las drogas y el rock and roll estén ausentes.
Y al ver los mimos que – junto a la comida- estas angelicales criaturas administran a los pobres ancianos, no he podido evitar acordarme de un amigo mío de Gijón que acaba de cumplir años y al que tan bien le vendrían tan primorosos cuidados.


En resumen, que he buscado desesperadamente el cielo en estos días de asueto, pero los ibéricos y los gin-tonics -incorregible pecador- no me dejaron ver el bosque.

Sí, definitivamente, cuando sea mayor, quiero ser monja.

jueves, 28 de octubre de 2010

El gato cuántico

Deseoso ya de acallar las severas críticas propiciadas por mi aparición en este blog al lado de la super-mega-motera Samanta Fox, y con ánimo de lavar mi frívola imagen, así como mostrar mi sutil dualidad corpúsculo-onda, accedo hoy a posar con esta discreta señorita, que , como podéis comprobar, no es gata, pero si rubia felina.
Se trata de Teresa Versyp, una belga afincada en Vic, escritora, licenciada en Física y experta en el campo de las partículas subatómicas.
Y es que ella, a orillas del Segre, más paciente que una santa, me explicó los endemoniados entresijos de la mecánica cuántica, una disciplina plagada de incertidumbres, indeterminaciones y partículas que se comportan SIMULTÁNEAMENTE como ondas (empíricamente demostrado), que poseen diversas trayectorias con la misma esencia y energía, una disciplina llena de paradojas que escapan al sentido común y, por tanto, al racionalismo de la física convencional newtoniana.
Uno de los experimentos más conocidos para aproximarse mentalmente a esta ciencia es el denominado “Gato de Schrödinger”: El Nobel austríaco metía un gato en una caja cerrada junto con un veneno letal. A continuación bombardeaba este veneno con una partícula cuántica, sabiendo que la posibilidad de desencadenar la reacción letal era de un 50%.Como la física cuántica admite ambos estados simultáneos de la partícula, el gato estaría A LA VEZ, vivo y muerto durante el experimento. Sólo se desharía el entuerto cuando un observador externo abriera la caja y “forzase” cualquiera de las dos opciones posibles. A esto se le llama técnicamente “Colapso de la función de onda”, y viene a decir -grosso modo- que la realidad solo existe en cuanto un observador la contempla.
Y este asunto, que parece baladí (algunos cambiaríais el gato por el comandante de este submarino) tiene grandes repercusiones en la filosofía de la existencia.
Es decir, que aunque vosotros creáis que estáis ahora leyendo estas líneas, tal vez estéis en otros mundos paralelos (Everett) leyendo el Marca o viendo Salsa Rosa.
Yo mismo tengo en ocasiones percepciones cuánticas: Unas veces me observo optimista y lleno de vida y otras- generalmente cuando salgo del gimnasio- estoy más muerto que el gato de Schrödinger.
Y también es muy probable que en la cruda realidad yo sea más guapo, alto, delgado y seductor de lo que vosotros me observáis, pero es que los blogueros vais a vuestra bola, colapsáis sin ton ni son y no me miráis con los adecuados ojos cuánticos.


En resumen, que somos cuatro gatos perdidos en un magma cósmico que ni tan siquiera comprendemos.
Más perdidos,- os lo garantizo-, que la virginidad de Lady Gaga o el carro de Manolo Escobar.
.
Recibid un cordial abrazo y mi más sincero maullido.

martes, 26 de octubre de 2010

Ruta 1714

Estimados blogueros:
Fue tener noticias de unas jornadas sobre física cuántica en la remota localidad de Lérida, y allá– cual goloso moscardón, aprovechando mi condición alada- acudí como a un panal de rica miel.
Sorprendente ciudad ésta, con un barrio antiguo cuyos habitantes te hacen pensar que te encuentras en Addis Abeba o en Dakar.
En Lleida todo es complejo, ya que los pisos no se “venden”, sino que se “vendan”, no se “alquilan”, sino que se “llogan”,y sus ciudadanos, -aunque hablan catalán fuera de la intimidad-, no tienen ningún inconveniente en desglosarte la factura en un correctísimo castellano.

Y así como los de la Harley tienen su mítica “Ruta 66” (The main street of America), los leridanos-que también son ilerdenses - han decidido bautizar su ruta como la 1714.
Porque fue ese el año en el que comenzó la guerra de Sucesión entre los partidarios de Felipe V y los del Archiduque Carlos, al que los catalanes- para su desgracia, y al contrario de vascos y navarros- apoyaron decididamente. Los leridanos, ante el empuje de las fuerzas centralistas, se refugiaron un recinto fortificado existente en la parte alta de la ciudad denominado “La Suda”, pero Felipe V –que pensó que a él también se la suda- arrasó con sus moteros borbónicos los distintos enclaves de la ruta catalanista: Seu Vella de Lleida, Universitat de Cervera, Torre de la Manresana, Castell de Cardona y Casa Rafael Casanova.
Cegado por la velocidad, y dispuesto a dar un escarmiento, el Borbón se pasó de frenada y no paró hasta Mallorca.

Tras esta cruenta guerra, los catalanes perdieron sus privilegios, (en los folletos ponen “sus libertades”) y no han parado de reclamarlos hasta hoy.

¡Deu meu, qué complicado es esto de los nacionalismos, la física cuántica, los idiomas, los moteros , las abejas…!
.
PD: No iba a escribir en el blog , pero como en el hotel la conexión wifi era "free", no iba a desperdiciar lo único gratis que encontré por estas tierras...

domingo, 17 de octubre de 2010

STOP & GO

Para los no avezados en asuntos de motor, así se denomina una penalización destinada a los pilotos que transgreden las normas de la competición. Es una sanción que lleva aparejada una pérdida de tiempo, aunque luego se les permita reanudar la carrera.
En mi caso, el fin de esta parada bloguera no será –como en los admirados moteros- para perder tiempo, sino para ganarlo, y afrontar así, con algún grado de fiabilidad, los ineludibles compromisos profesionales que se avecinan esta próxima temporada.
Y por mucho que me pese, debo despedirme temporalmente de vosotros, aun a sabiendas que- en la distancia, ofuscado con los deberes- os echaré muchísimo de menos.
Y también sé que tras el hipócrita y compungido careto, algunos estarán dando saltitos de alegría por perder de vista al palizas del submarino. Pero no os alborocéis en exceso,- ¡oh malévolas criaturas!-, porque pienso seguir leyendo a hurtadillas vuestras entradas y, si se tercia, haciendo algún comentario insidioso cuando os desmadréis en exceso.
Dicho lo cual, solo me resta despedirme:
Peleón, estimado contramaestre, en sus manos deposito el gobierno de esta embarcación. No se olvide de reparar las goteras del camarote de proa, engrasar las ruedas del carrito del ron y pagar la viñeta.
Luisín “ojos- azules”: Sabe usted que le aprecio y le pido disculpas si alguna vez me he excedido con la proverbial socarronería asturiana. Y si alguna vez le metí el dedo en el ojo fue sin querer, por su bien y con la mejor intención. Un abrazu, compañeru.
Buscador de Milhadas: Manténgame a raya a la vertiente femenina de esta bitácora, pero no me las agote mucho, por aquello de la seducción sostenible y demás axiomas de la filosofía verde que usted tan bien conoce.
Y para no prolongar innecesariamente mi amargura, un abrazo muy fuerte para Mega-Silvo, Joseaceromán, Zorton, Javideperú, PP, E, Tristán, Juancarlos, Anomomius…
Fiebre, mi sirena de la Rosaleda, ya he encargado un descomunal caldero sobre el que verter las amargas lágrimas que destilaré por el dolor de su ausencia. Un beso muy fuerte, como si fuera el último.
Y ha sido empezar a despedirme de las féminas y a nublárseme la vista, o sea , que cogeré carrerilla: dulce Conguito, Merillein, Mamá-rin, Isabel, Luna, Cactusa, Cía, Paralediña, Cabopallá, Dédalus, Pilar, Superwoman, 40ñera, Limonchelo, Damaluna, Impasse, Erre-Jota, Hécuba, Marita, Velda… os echaré muchísimo de menos, sois todas unas auténticas bellezas, listas como el hambre y con un encanto extraordinario.


Y como sufro con las despedidas, cortaré por lo sano:
¡Hasta pronto!

sábado, 16 de octubre de 2010

Blogueros sin fronteras


Nunca pensé que en un lugar tan apartado como Chile hubiera tantos seguidores del submarino.
Gracias, hermanos, no os defraudaré.

jueves, 14 de octubre de 2010

ACLARANDO, QUE ES GERUNDIO

Estimados amigos:
CONSIDERANDO
que mi demostrada falta de pericia literaria hace ininteligible la transmisión de mis elucubraciones a los textos blogueros,
CONSIDERANDO
que mis sufridos lectores y su fantasía prodigiosa suplen con creces las minusvalías cognitivas de mis escritos, añadiendo a los mismos salsa (rosa) y sofisticados simbolismos
CONSIDERANDO
que en los últimos días he recibido multitud de e-mails y llamadas de teléfono referidas a mi última entrada en el sentido de manifestarme su más sentido pésame (¿?), haciendo votos por la pronta recuperación de mi grave enfermedad (¡¿?!), e incluso transmitiéndome ánimos para afrontar con serenidad mi inminente divorcio (¡¡ ¿¿??!!),
DEBO EXPONER Y EXPONGO:
Que en ocasiones, y motivado por un mal día (o la noticia de algún fallecimiento inesperado), uno se vuelve más aprensivo de lo habitual y toma sentido de su propia contingencia, de su finitud, de lo corta que es la vida, y en consecuencia, al mirar a los seres más cercanos, entran unas ganas tremendas de decirles lo mucho que se les quiere y se comienza a hacer arrumacos sin que los interesados tengan ni idea del motivo de tan repentinas muestras de cariño.
Y eso es -simple y llanamente- lo que quería explicar en mi entrada anterior, a la vez que demuestra que mi parafernalia bloguera- como la política- es el arte de hacer difíciles las cosas fáciles y buscar vericuetos insospechados para - al final- decir cuatro obviedades de sentido común.
Por todo lo anterior
CONCLUYO:
Que a pesar de la mala vida que llevo, mi salud es sorprendentemente vigorosa, que lo único muerto a mi alrededor es el punto en que se encuentran mis relaciones con la Jolie, y que mi situación sentimental es afortunadamente estable,( dentro de la gravedad que se deriva del hecho de llevar 30 años casado.)
Casado con la misma, claro.

Y así pienso seguir hasta que mis fuerzas y su paciencia aguanten.

(A no ser que a la Jolie le entre un arrebato y me quiera hacer mediopensionista, claro está.)
.
.
PD: Con la sagacidad que os caracteriza, ya habréis deducido que me casé a los 8 años.
.
Más que nada para aprovechar el traje de la Primera Comunión, so listos.

sábado, 9 de octubre de 2010

Adiós, cariño, adiós.

Por si no fuera suficiente que el día amanece nublado y triste, y que hoy me he despertado pesimista y sensiblero, Byron me recuerda que luchar contra el destino es similar al combate del manojo de espigas que quiere resistirse a la hoz.

Y por eso, cuando te contemplo desenredando el dorado cabello frente al espejo, no me resisto a acercarme en silencio, ceñir tu cintura y depositar en tu nuca el tibio beso de alguien que sabe que -inexorablemente- habrá una última vez.
Te vuelves y me sonríes, y –ajena a mi angustia- colocas con ternura tus labios sobre los míos, sin imaginar que tras mi caricia se esconde una melancolía infinita, una resignación contenida, una despedida anticipada.


Y que respondo a tu beso como si fuera la última vez…



Dedicado a M., la chica de mis sueños.
Y también a Luna, que en su última entrada nos mostró la crueldad del destino.


PD: Un achuchón muy fuerte a todas las blogueras y un abrazo inusualmente sentido a todos los blogueros.
Por si acaso, nunca se sabe.

martes, 28 de septiembre de 2010

Güelga Jeneral

Me suena que era Kant el que decía que la inteligencia de un hombre se mide por el número de incertidumbres que es capaz de soportar.
Y yo debo ser un poco tontorrón porque desde hace unos días, por el tema de la huelga, no logro conciliar el sueño. Me siento como el pobre Terencio cuando, sudando sangre, proclamaba a los cuatro vientos:” Mala cosa es tener un lobo cogido por las orejas, pues no sabes cómo soltarlo ni cómo continuar aguantándolo".
Porque si de lo que se trata -con esta huelga general- es de protestar contra la política económica del Gobierno (y demás zapateradas), estoy totalmente de acuerdo con ella.
Sin embargo, si de lo que se trata es de apoyar a los Sindicatos (esos entes plagados de individuos que callaron como muertos cuando el paro crecía dramáticamente y ahora, para justificar sus sueldos de “liberados” organizan una protesta contra el Gobierno que los subvenciona), mi opinión es totalmente contraria a la huelga.
Así pues, ¿estoy de acuerdo o no estoy de acuerdo con la huelga? Pues si y pues no, aunque mi dilema, a efectos prácticos, se resume en este interrogante: ¿Qué hacer mañana?
Había pensado en una solución salomónica, como, por ejemplo, abrir mi negocio por la mañana y cerrarlo por la tarde. O viceversa.
Otra opción sería trabajar con una sola mano y mantener la otra atada a la espalda.
No sé, tal vez estaría bien acudir al trabajo, pero haciéndolo a la pata coja…
Aunque, pensándolo mejor, ¿no acabaré antes dándome de baja de este puñetero país?

¡Coño, no os quedéis ahí parados y aconsejadme, que me corre prisa!

PD: Este blog, mostrando su solidaridad con los trabajadores, no elaborará nuevas entradas en el día de mañana.
Pero- para joder a los Sindicatos- contestará a los comentarios.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Born to be wild

Estimados blogueros:
Hoy, aunque parezca lo contrario, no pienso hablaros de globos aerostáticos, sino de concentraciones moteras.
Y cuando pienso en la enorme cantidad de viandas que se ingieren en tales eventos, no me extraña que los fabricantes- para trasladar al piloto- necesiten crear cada año motores de mayor cilindrada.
Pero si obviamos los efectos colaterales del comercio y del bebercio, he de reconocer que soy un gran aficionado a las motos.
Y me devano los sesos intentando adivinar la causa del extraño placer que siento al deslizarme a lomos de una máquina en continuo equilibrio inestable.
Y me exprimo el cerebro buscando la etiología de ese inusual gozo que proporciona una actividad plagada de aceleraciones salvajes, frenazos violentos y tumbadas suicidas.

No sé, pero estaréis de acuerdo conmigo en el encanto especial del excitante mundo de las dos … ruedas.


Saludos cordiales
Tordon

PD: Tengo suscrita una póliza para asegurar mis dientes.
No, malpensados, no es porque haya mucho que morder, sino por la dureza del asfalto.

lunes, 20 de septiembre de 2010

La popa de Poppea

Año tras año,-monserga recurrente-, se manifiestan signos inequívocos de que el verano toca a su fin y que los fríos se acercan. Uno de ellos es, en mi caso, el comienzo de la temporada de Ópera en Oviedo, evento cultural que inició sus representaciones el pasado sábado.
Asistí – traje, corbata, zapatitos de charol- a “L´Incoronazione di Poppea”, obra estrenada en 1643 en el Carnaval de Venecia, con música del maestro Monteverdi y un libreto de Busenello basado en los “Anales” de Tácito.
La historia es como sigue: Otón, un funcionario imperial (cabreado por la bajada del 5%) está perdidamente enamorado de Poppea, una chica de clase media cuyo currículo se exhibe fundamentalmente a ambos lados del esternón y en la parte baja de la espalda.
Nerón, que es un lince en el tema de los recursos humanos, ficha a la bella como secretaria personal. No queda claro si la muchacha está recíprocamente enamorada del César o solo desea el Ferrari que el monarca tiene aparcado frente al Capitolio.
Sea como fuere, Octavia, la señora de Nerón, harta de que su marido se pase las horas muertas tocándole la lira a Poppea, encarga ¡a Otón! que la asesine mientras ella duerme. Al pobre muchacho -tontorrón enamorado- le tiembla el pulso en el último momento y le cazan con el cuchillo jamonero en la mano.
Conclusión: Otón y Octavia al destierro, Nerón jugando con el mechero y Poppea conduciendo el buga de Maranello.

Moraleja: Los guapos siempre encuentran trabajo antes que los demás.


No, so listos, yo no estoy en el paro.


PD: Mientras agotaba mi mente en este esfuerzo intelectual, los blogueros de la zona (Luigi, Dae, Soli, Congui, Ironman y Cía) agotaban las existencias de los chiringuitos mateínos.
¡Así va el país!

jueves, 9 de septiembre de 2010

Sin mamas no hay paraíso

Harto ya de escribir tonterías en este blog, disertaré hoy sobre las mamas, esas protuberancias femeninas de tan nutricia esencia.
Es decir, que cambiaré las tonterías por las mamonadas.
Pero es que no alcanzo a explicarme el atávico hechizo, la recurrente fascinación, el obsesivo embrujo , que ese conjunto de racimos galactóforos, tejido conectivo y acinos glandulares (silicona incluida) despierta en la mayoría de los varones púberes.
Quiero creer que semejante actitud es el resultado inevitable de una relación maternal mantenida (y dependiente) en mamíferos tan fantasiosos, glotones y previsibles como los seres humanos de sexo masculino.
Yo, cuando era bebé- lo reconozco- mantuve mi dieta largo tiempo a costa del pecho materno.
Sí, es verdad, era un poco mamón.
Pasaré por alto el pensamiento de algunos lectores que consideran que poco he cambiado con los años, pero resulta bien cierto que tan prolongada actividad dejó en mi ánimo una profunda querencia por el envase.
Y compadezco a los pobres mozalbetes de hoy día que, para tener fantasías eróticas, tienen que permanecer durante largo trecho frente el frío escaparate de las farmacias.

sábado, 4 de septiembre de 2010

NOMBRES PROPIOS

Siempre me resultó sugerente el campo de la onomástica por la enorme capacidad clasificatoria que poseen los nombres propios. También denominados “nombres de pila” -(en referencia a la pila bautismal)- son una referencia singular que transforma la realidad en conceptos designables. La gran mayoría son de origen germánico, latino y griego y –no me hagáis mucho caso– creo que “Tordon” es de procedencia vikinga.
El Instituto Nacional de Estadística nos informa que existen en España tres millones de “Josés” y 6 millones y medio de “Marías” y,- aunque desconozco si los musulmanes se bautizan-, existen empadronados en nuestro país más de 70.000 “Mohameds”.

Tengo una amiga que trabaja en la Recepción del Hospital, que- antes de diagnosticar cualquier dolencia- distribuye a los pacientes por el nombre:
Los “Fulgencio”, “Ambrosio”, “Segismunda” y “Eutimia”, los envía a Geriatría.
Los “Jonathan”, “Kevin”, “Sheila” y “Jessica”,-como no podría ser de otra forma,- los manda todos para pediatría.

miércoles, 25 de agosto de 2010

El hastío del estío

Harto ya del rutinario soniquete veraniego (piribiribiribí, piribiribiribí,¡uh!: pararáamericano…), decidí sintonizar una melodía más apacible con la que otorgarle un alivio a mi atormentado espíritu. Y para ello, con dos bemoles, encaminé mis pasos hacia la antigua “Marca” fronteriza carolingia, una difusa línea que transcurre por las estribaciones pre-pirenaicas del Alto Ampurdán.
Y, os lo aseguro, no lo tuve fácil en aquel desolado paisaje repleto de chicharras, abetos y rocas cuarteadas por el hielo, pero -como podéis comprobar en la foto-, hice lo humanamente posible para elevar el trasfondo de mis meditaciones.


Y aunque sé sobradamente que el águila vuela sola y el cuervo en bandadas, mi quebradiza voluntad nada aguantó ante el peso de la sofocante canícula y los ensimismados pensamientos.
Y así, pajarillo sobre otra águila, mi Jarli-Jolie, retorné raudo al cosmos de los muertos vivientes, al universo de los atolondrados pecadores, al submundo de los ruidosos plebeyos.

¡Broommm…broommm!…pararáamericano…

Y es que, con tanta virtud, ya me estaba saliendo un sarpullido.

miércoles, 11 de agosto de 2010

FLORES AMARILLAS

Existen historias en la vida de los hombres que ante determinados estímulos, brotan –cual si de Guadianas caprichosos se trataran - sin que nada se pueda hacer por evitarlo. Son historias antiguas, de las que no recuerdas ni el origen, ni la fecha, ni el motivo exacto de su nacimiento, pero que te hacen sentir como ese pescador que después de estar todo el día pescando, suelta los peces por la noche para seguir pescándolos al día siguiente.
Y una de esas historias es la de las flores amarillas.
Porque quiso la madre Naturaleza- aliviada unos días de la cuchilla inclemente- sorprenderme una mañana con la hierba plagada de flores de ese color. Y recordé –inevitablemente-la leyenda que a continuación os relato.
Eran dos jóvenes campesinos, creo que polacos, (a estas alturas de mi vida ya no estoy seguro de casi nada) que se amaban con la pasión propia de unos enamorados adolescentes.
Sin embargo, oprimidos por la limitación que los ingresos de la actividad campesina conlleva, su pobreza era directamente proporcional al amor que ambos se profesaban. Pero la mujer, consciente de su belleza y de su paupérrima condición, y deseosa de salir de ese submundo de penalidades, le dijo a su amado que solo se casaría con él si era capaz de proporcionarle el suficiente dinero como para llevar una vida holgada.
El muchacho, perdidamente enamorado, no demoró un instante su partida hacia las lejanas minas de sal.
Y así pasó mucho el tiempo sin que uno supiera nada del otro, llenos de nostalgia, sumergidos en una intensa añoranza, impacientes y esperanzados, aunque la prolongada ausencia no logró apaciguar el intenso amor que uno sentía por el otro.
Después de tres largos años, llegó la hora del reencuentro. El muchacho, antes de articular palabra, entregó a su amada una bolsa repleta de monedas de oro. Pero la joven apenas pudo sujetarla entre sus manos ya que -horrorizada- no lograba apartar la vista de aquel hombre demacrado, enfermo, pelo encanecido y visiblemente agotado en el que –a causa de las penalidades-se había transformado su amado pretendiente.
Remordiéndole la conciencia y con lágrimas en los ojos, abrazó con todas sus fuerzas a aquel hombre prematuramente envejecido y arrojó lejos de sí la bolsa de las monedas de oro. Y lo hizo con tal ira que todas quedaron esparcidas entre la hierba.
Y , como por ensalmo, en pocos segundos, mudos testigos de la tragedia, en los lugares en los que se habían depositado las monedas, brotaron al instante unas bellas flores amarillas…

Ahora ya sabéis, estimados blogueros, por qué contemplando la imagen que os muestro en la foto, esta vieja historia ha reaparecido en mi cabeza.

Y aprovechad ahora que está presente, amigos míos, porque tal como ha venido volverá a irse y se esconderá irremediablemente en los recovecos de mi memoria, muy dentro de mí, allá donde casi nadie llega, cerca del corazón.

domingo, 1 de agosto de 2010

Cerca del cielo

Siempre me gustó el “cabritu con patatines” (“cordero con patatas”, para los foráneos), que preparan en una sidrería próxima a mi choza veraniega.
Y allí me dirigí, -caprichosín que es uno-, para adquirir una ración de tan suculento condumio. Pero tuve que esperar unos minutos, ya que las patatinas-¡maldita cocinera perfeccionista!- todavía no estaban en suficiente sazón.
Y allí me senté en la terraza,- resignada la mente y despierto el estómago-, a ver pasar el tiempo, el cadáver de mis enemigos, las mariposas multicolores y los turistas pisapraos, mientras la guarnición pugnaba por alcanzar su óptimo estado de cocción.
Y en esas estaba, concentrado en la nada, sumido en la bella inopia, ajeno al mundo y sus pompas, cuando una señora de mediana edad se acercó y me soltó de improviso:

-Usted tiene cara de buena persona: ¿Podría ayudarme a colocar la Virgen en su sitio?

La cara y la voz de esta señora eran angelicales, pero una chaqueta de Zara me impidió comprobar si en su espalda crecían o no la alitas de santidad.
Y ante un imperativo tan divino, no pude negarme a acompañar a tan querúbica demandante hasta la iglesia del otro lado de la calle, aunque sinceramente pensaba que el sitio de la Virgen sería demasiado alto y lejano para que mis débiles fuerzas (antes de comer) sirvieran de ayuda.
Y es que la Virgen (del Carmen)- explicó la angelical sacristana- había salido de excursión (y procesión) a un pueblo cercano y ahora tenía que retornar a su lugar preeminente en el atrio.
Con una gran emoción,- y una escalera pequeña - ayude a la Bella Señora a alcanzar su sempiterno lugar en las alturas, ya que sus anquilosadas piernas de escayola le imposibilitaban hacerlo por ella misma.
E incluso-arriesgando la salud- me tomé el atrevimiento de retirarle del escapulario algunas telarañas.

Es verdad, lo reconozco, nunca estuve tan cerca del cielo…

En fin, queridos blogueros, que queda claro que “los caminos del Señor son insondables, que “al Paraíso por el cabrito”, que “el cielo no puede esperar”, y que la magnanimidad de la Providencia siempre concede a un pecador como yo una segunda oportunidad.

La agradecida sacristana me despidió diciendo:
-¡La Virgen se lo pagará!

Y eso espero, aunque me temo que conseguir una cita con la Jolie será difícil incluso para los que se mueven en las más altas esferas…

jueves, 22 de julio de 2010

Acorralado y acosado

Ya sé que me había despedido hasta septiembre y que soy un informal, pero es que estoy francamente preocupado. Porque mi situación va camino de convertirse en un flagrante caso de acoso sexual.
Y ahora, con los calores veraniegos, peor.
Tiene su mesa de trabajo enfrente de la mía y cada vez que levanto la vista, encuentro sus penetrantes ojos azules que me escudriñan sin piedad. Y yo, que soy muy tímido, desvío la mirada y procuro hacerme el despistado y concentrarme en mis labores.
Pero su insistencia ya resulta insoportable. Especialmente cuando coincidimos en la máquina de café: Le repito una y otra vez que a mí la que realmente me gusta es la Jolie, pero me contesta groseramente diciendo que tengo el gusto en el trasero. Yo creo que le reconcomen los celos y ya no se qué hacer para evitar tanta insistencia y decirle que lo siento, que no es mi tipo.
Últimamente la situación se está haciendo insostenible y cuando coincidimos en el ascensor me achucha con tal descaro que me hace pasar una vergüenza tremenda.

He decidido que tendremos que hablar seriamente y poner fin a esta ridícula situación.

Se llama Manolito.

¡Mecagüen…!

lunes, 19 de julio de 2010

Crónica (de urgencia) de una reunión anunciada



Un radiante 17 de Julio del año del Señor 2010 aconteció el tumultuoso desembarco de las huestes del submarinobajoelgrifo en la tranquila aldea de Pando.
Ruido y nueces, sonrisas y lágrimas, pan y circo, se dieron cita en la madre de todas las batallas en los verdes prados a la vera del Sella.
Y yo, como humilde testigo de tan magno acontecimiento, juro que contaré con fidelidad todo lo que mis ojos vieron para que sirva de ejemplo a las generaciones venideras y a todos los cotillas blogueros que quieren enterarse de lo que aquí sucedió.

En contra de lo previsto, todos acertaron a la primera con el lugar, lo que demuestra el carácter despierto y el sentido de la orientación de los levantiscos que por este blog pululan.
Y en cuanto vi aparecer la hermosa silueta canaria de Impasse con una botella de tinto en cada mano, comprendí que los hados nos eran propicios y que nada malo habría de acontecer.
Y también contemplé a Fiebre, la superestrella malagueña, esa sirena solitaria a la que no se le conoce varón, un tipazo impresionante, un verdadero desperdicio de la naturaleza, que demuestra que los hombres del Sur padecen una severa ceguera. Como corresponde a su cargo, y en un alarde de responsabilidad, se colocó -para vigilarlo- al lado del escanciador y manejó el gatillo con soltura. A su lado se encontraba Mar (adentro), otra escultural y espigada mozalbeta sureña de sonrisa fácil y trato agradable.
Entre ellas- sin saber por cual decidirse- el aguerrido Fabián, un fornido malacitano que, arremangándose la casaca albiceleste nos demostró que las sardinas son cosa de los espeteros del Pedregalejo.
Y también haré mención de la internacional Conguito, una muchacha hermosa y serena, virtudes que de nada nos sirven, ya que un alemán la vio primero. Y nos demostró con hechos y pasteles que poco hay de farol en sus suculentas recetas. Mis caries y mis michelines saltaron de alegría ante la vista de sus tartaletas de guindas y chocolate, por no mencionar las ya célebres “galletas Conguito”(marca registrada) que hicieron las delicias de todos los presentes.
Haré una mención especial para su atlético consorte, un hombre de hierro que- deshidratado por el reciente triatlón de Niza- se bebió hasta el agua de los floreros: Un tipo encantador que como cualquier alemán-domina el juego aéreo y defiende los córners con eficacia (menos el de Pujol).
Peleón, haciendo honor a su nombre, nos deleitó con sus rasgueos de guitarra y su chotis castizo. Defendió la portería de los esportinguistas con seguridad, aunque de vez en cuando se le iban los ojos tras la Carbonero.
Luis , el Sidreru Mayor, Gigi el amoroso, llegó precedido por su fama con una caja de sidra en una mano y la Solitaria en la otra. Hombre correcto y educado, luchó lo indecible contra las huestes oviedistas, pero cuando éstas comenzaban a calentar, él-poco acostumbrado a enfrentarse a gente tan joven- ya pedía la hora.
Y yo, agobiado ante la presión rojiblanca, simulé varias lesiones, para ver si la Fiebre (que ejercía de árbitro y masajista) entraba al campo a hacerme el boca a boca.
Pero no picó… ¡Mecagüen…!
La Soli, autora de tres goles en propia puerta, me dio varios besos a lo largo del día, pero fueron demasiado fraternales, o sea que no cuentan.
También hay que hacer mención especial a Luna, cuyo pelo se confundía con el azul del cielo . A pesar de su porte de diosa griega, elaboró unas deliciosas albóndigas y me robó el cartel del parking.
A su lado, el ilustre y discreto Ministro del Metal, el hombre tranquilo, un padrazo abnegado, un santo Job con cascos, un ente filosófico, un tipo pausado.
Hubo más gente (Mercedes, Helena, Lara, Miguel Angel, Pepe Monteserín, Dani) que aunque no tienen blog y por ello nos se describen en este relato, merecieron sobradamente la pena.

Comprendo que esta crónica no clarifica lo que sucedió en este día, pero es que existen cosas que solo se pueden explicar con el corazón y no con palabras.

Bss.

PD: ¡Un dato más!: Aprendimos a decir en alemán “por la cara”. Creo que se decía “alaputtenstrassen”, pero no me hagáis mucho caso.

PD2: Peleón, como puedes comprobar en la foto oficial, las Impatiens rojas de mi escalera tardarán en olvidarse de ti.

Bueno, os dejo, que todavía tengo muchos platos que fregar…

martes, 29 de junio de 2010

Marchando y quedando: 2 avisos


El primer aviso queda suficientemente claro con el inusual arranque de sinceridad que acompaña a la magnífica y expresiva iconografía.

El segundo se refiere a la jornada de puertas abiertas que el submarino ofrecerá a sus tripulantes el sábado 17 de Julio, a partir de las 13 horas, en Ribadesella.
Este Coma-andante se compromete a proporcionar a sus invitados una comida campestre compuesta fundamentalmente por empanada (de eso me sobra) y toda la sidra, rioja y güisqui que sus distinguidos y sedientos invitados sean capaces de trasegar.
Los abstemios-que haberlos, haylos- pueden prepararse un cubata con el agua de la piscina.
Para más información, es preciso confirmar la asistencia a la dirección de correo
lorz.elsubmarinobajoelgrifo.to@gmail.com . Por esta misma vía , se proporcionarán las instrucciones necesarias para acceder al recóndito lugar en el que- temporalmente- se encuentra varado nuestro sumergible.
.
(Por motivos de seguridad también se recomienda la confirmación en la sección pública de comentarios, no sea que algún listillo se nos quiera colar y hacerse pasar por el que no es)

sábado, 26 de junio de 2010

Sapos y reproductores

Antes de que se le fuese definitivamente la olla, Rousseau decía cosas tan didácticas como esta:”Hay un libro abierto para todos los ojos: La naturaleza”
Y hoy, estimados blogueros, me he enterado que los sapillos pintojos ibéricos, una vez finalizada su temporada reproductora en charcas y arroyos, se retiran a las praderas, tranquilos escenarios en los que se deleitan con una vida discreta disfrutando de sus hábitos crepusculares y nocturnos.
Y yo, que observo detenidamente a la fauna, y que ya he cumplido sobradamente con mi compromiso reproductor ante la humanidad- (¡4 hijos únicos!)- me pregunto si no será el momento de comenzar la retirada hacia los verdes prados.
¿Hacia los verdes prados? : No, ni de coña.
De hecho, estoy dudando si volver a sumergirme en la charca o en el arroyo.

Sí, se acabaron las dudas, me lanzo de cabeza al río.

Aunque tenga que nadar contracorriente.

jueves, 24 de junio de 2010

Thorton , Solitaria ,y otros animalillos del bosque bloguero

Estaba eliminando del ordenador archivos superfluos , cuando -inopinadamente, escondidas entre la enmarañada jungla de carpetas- aparecieron estas perlas cinematográficas.
Y pensando que la papelera de reciclaje era una tumba poco digna para ellas, he decidido incorporarlas- sin cobrar- al acervo cultural y sumergible de este magnífico y fehaciente blog.

video

video

Para posibles reclamaciones- por derecho de imagen y sagrada privacidad- pueden dirigirse a Rita la portera.

martes, 22 de junio de 2010

Imitación, mímesis, camuflaje

Estaba desayunando sosegadamente en una ciudad vecina, cuando, de improviso- como un rayo que cruza la noche- coincidiendo con el primer bocado al cruasán, una severa duda rasgó mis entrañas.
Porque entonces recordé a Platón diciendo que la “mímesis” constituye la apariencia de las cosas en contraposición al mundo de las ideas, y, por tanto, es preciso renunciar a la imitación para adoptar el “relato” (lexis) como narración de la Historia (diégesis).

Pero en cuanto terminé con aquel hojaldre traidor y me apliqué –aun confuso- a la suculenta tostada de mantequilla y mermelada de arándanos, surgió –fantasma entre las migas- el prosaico Aristóteles con sus teorías (y ganas de fastidiar), diciendo justamente todo lo contrario, es decir, que el remedo es connatural al hombre y que la imitación sustenta al aprendizaje.

Y como mientras tomaba el café las sombrías dudas insistían en su obstinada presencia, repetí no solo de cruasán, sino también de untuosa tostada,y lo hice en el pleno convencimiento de que incrementando las calorías decrecerían las incertidumbres.

Y también rumié –como si de un cereal más se tratara- la penosa situación de muchos de mis semejantes que , presos de idénticas dudas tempraneras, ven la salida del túnel aflojando tres agujeros del cinturón para así liberar la gran opresión que los atenaza.
Porque nada hay tan gratificante como respirar en libertad.

¿Tengo o no que imitar? ¿Es lícito, o incluso aconsejable, que copie las actitudes ajenas?

Y sin poseer una clara respuesta a estos interrogantes, salí a la calle, y esto fue lo que observé:



video


Es cierto que – como señala mi amigo Shakespeare- "hemos venido a este mundo como hermanos y hemos de correr dándonos la mano y uno delante de otro".
Pero no es menos cierto asegurar que: "¡Coño, eso estará bien, pero resulta tan cansado….! "

Moraleja para los que quieran mantener el ritmo:
“Más Platón y menos cruasán”

viernes, 11 de junio de 2010

A por nuestros gobernantes, oé.

Hoy, viernes 11 de Junio, comienza el Mundial de Fútbol de Sudáfrica. Y en este magno acontecimiento planetario, y por primera vez en la historia, parte como favorita nuestra querida selección española.
Sí, “la española”, es decir, “la rojigualda”.
Porque a algunos talluditos - que comemos con la mano derecha- cuando nos hablan de “la Roja”, pensamos que se refieren a La Pasionaria.

Pero yo me consuelo pensando, que si se denomina “roja” por la camiseta, bien podrían haber añadido el azul del pantalón, con lo que pasaría a denominarse “la Blaugrana”.
¡Uf…! ¡Pa cortarse las venas, hermanos!

Sea como fuere, - a la espera de las nuevas subidas de impuestos y el abaratamiento del despido-me parece que en este Mundial hay demasiado “circenses” para tan poco “panem”.

¿No?

PD: Dicen mis hijos- que de esto entienden más que yo- que si persisto en esta censurable actitud de escribir entradas subversivas, la ministra Sinde me va a “banear” (¿“vanear”?) el blog. Que no sé exactamente lo que significa, pero que viene a ser algo así como que me van a mandar a la “putten strassen” en este circunspecto mundo bloguero.
Aunque bien mirado, - cuando alcance ese honorable estatus de “baneado –pringado”-, tal vez sea un buen momento para dedicar mi tiempo de ocio a asuntos más productivos.

jueves, 10 de junio de 2010

Estrés hídrico

Estimados blogueros:
Tras haber sobornado generosamente a la amable “Señorita-Jefa de Recepción” de este magnífico hotel (que ha entendido a la primera que la consulta de los importantes documentos de este submarino no admiten demora, y, consecuentemente, me ha chivado la contraseña de su red inanalámbrica), paso a describiros cómo aconteció la salutífera dilución de las esférulas aveniformes de la entrada anterior.
Y es que conociendo–como bien decía Lessing- que “el que sabe mucho, tiene mucho de qué preocuparse”, paso a proporcionaros los siguientes motivos de desvelo:
¿Sabéis que nuestro cuerpo intercambia al día 1000 veces más de agua que de aire? ¿Y que el agua –como la energía- ni se crea ni se destruye, siendo la que ahora deglutimos un residuo de la alojada en el estómago de los dinosaurios? ¿Y que - poseyendo nuestro organismo un 90% de agua en la concepción, un 80% al nacer, y un 70 % en la edad madura,-el transcurrir de nuestra existencia bien podría interpretarse como un proceso de deshidratación progresiva?
¡Ay, Señor, que estrés hídrico…!
Pues muchas de estas cosas,- pura física-, aprendí mientras me sumergía en los copiosos fluidos que anegaron las enseñanzas del “Instituto para la Recuperación de la Memoria del Agua”.
Pero en ellas no solo atendí a la física, sino también a la metafísica.
Y así, me hablaron de los campos Akhásicos, de Schrödinger y Laszlo, del Agua de Quinton, del baile de la teofanía, del relativismo cuántico, del incierto postmaterialismo , de esa espiritualidad laica que ha cambiado el binomio “materia-energía” por el de “conciencia-percepción”.
Porque, ¿cómo se mide la energía que desprende la sonrisa de un niño?
Sin embargo, estimados blogueros, cartesiano como soy por naturaleza, he de reconocer que lo que más me interesaba era la demostración que – en directo- iba a realizar un auténtico radiestesista, un buscador energético de agua, un zahorí genuino.
Y cuando esperaba surgir ante mis ojos a un anciano curtido en mil batallas, un veterano guerrero avezado en el combate contra la naturaleza hostil, entró en escena un joven – y politraumatizado- motero que comenzó su discurso señalando:
“Antes de nada, estimados amigos, quiero manifestaros que mi sensibilidad energética enlaza directamente con la cosmogonía de los toltecas y los taoístas…”
¡Coño, la verdad es que cuando escuchas eso, te entra un acongoje de mil pares de narices, y sin que puedas evitarlo, el péndulo ya comienza a oscilar…!
Y es que la búsqueda de agua mediante “péndulos –varillas” es un asunto zahorí, pero no baladí, y requiere un detallado rito preparatorio de cuerpo y espíritu:

video

Pero lo cierto es que al final encontramos agua.
Y aunque lo del agua no estuvo mal, estuvo mejor lo del vino.
Y con él, en franca simbiosis dietética, hasta las recias hamburguesas de soja me supieron a gloria.

domingo, 6 de junio de 2010

Las albóndigas no son para el verano

Siempre que contemplo el cielo estrellado, surge en mi cerebro- como si de una punzada se tratara- la inevitable pregunta: ¿Qué demonios hago yo en medio de esta inmensidad?
Pero cuando esta pregunta se hace a 1000 metros de altitud, en medio de un silencio sobrecogedor, en una aldea perdida en las estribaciones del sistema ibérico, la cuestión adquiere un notable dramatismo.
Y en esas estaba yo, queridos blogueros, aunque denominar aldea a un breve conjunto de una iglesia, dos fuentes, tres casas y cuatro gatos, se me antoja un exceso literario.
Pero sé de sobra que, curiosos como sois por naturaleza, os interrogareis acerca de cómo fueron a parar mis huesos a tan alejado paraje.
Y yo os lo explicaré con dos palabras: Por amor.
Porque, sabedor de la ilusión que le hacen a la señora Lorz los eventos ecológicos, accedí a acompañarla a unas “Jornadas del Agua” que se celebraban en tan recóndita zona.
Abierta la mente a nuevas experiencias, y cerrado el estómago por el hambre atrasada de 8 horas de viaje, llegamos a la hora de cenar. Dejar la maleta y ponerse a la cola del buffet fue todo uno. Mi media naranja, con una mirada sospechosamente tierna, me ambientó la espera:
-Tordon, hay algo que no te he explicado…
Atento como estaba a las viandas y al menaje, no presté mucha atención a lo que trataba de explicarme.
Pero ella insistió:
-Me he olvidado de advertirte que aquí la dieta es rigurosamente vegetariana…
Por un instante un escalofrío me recorrió la espalda, pero pronto comprendí que mi ecológica pareja me estaba gastando una broma, porque a lo lejos, en los recipientes del otro extremo de la barra, unas magníficas albóndigas me contemplaban en actitud lujuriosa.
Así pues, con paciencia, como el cazador que acecha a la presa, fui aproximándome a mi suculento destino, añadiendo al plato, -más que nada para disimular-, algo de lechuga, tomate, cebolla, calabacín, remolacha, brócoli, espinacas y coliflor, insulsos vegetales que, en buena lógica, servirían de guarnición a las deseadas y suculentas albondiguillas.

Tenía mucha hambre, de acuerdo, pero creo que me excedí en el número de esféricas unidades que añadí a mi florido plato.
Pero al primer bocado comprendí con amargura que mi señora no me había mentido, percibí el cruel engaño, entendí en toda su crudeza el viejo dicho que asegura que “las apariencias engañan” y que el sabor de aquel conglomerado de avena en nada recordaba al soñado y sabroso vacuno.
Y ahí me encuentro yo, estimados blogueros, rodeado de albóndigas de pega, envuelto entre aquellas fibrosas pelotas, rumiando (nunca mejor dicho) mi dolor a solas...
No, a solas no, porque, para más inri, se sentó a mi lado un beligerante activista que no hacía más que recordar el desperdicio irresponsable de los recursos alimenticios del primer mundo. No sé, pero tengo la sensación de que mientras pronunciaba su encendido discurso, revisaba de reojo mi plato rebosante de farináceas esferas.
Y así, lentamente, pensando en las bondades que aquel engrudo aportaría a mi colesterolemia, y, más aun, a mi tránsito intestinal, fui deglutiendo lentamente las insípidas pelotillas.
Menos mal que de postre-¡oh cruel destino!- nos sirvieron una ascética manzana asada.
Pero – como bien sabéis- soy un hombre de voluntad férrea, un individuo inasequible al desaliento, un tipo voluntarioso que no se rinde ante los obstáculos y, así, cuando se nos señaló amablemente la dirección del bar, bien pensé que tan frugal colación bien podría suplementarse con un generoso whisky que me ayudara a olvidar las penas y el hambre.
E iba yo pensando si escogería un Chivas o un Cardhu, ya que, al no haber desaparecido mis apetitos desenfrenados, al menos pudieran mis entrañas reconfortarse con la engañosa alegría de los destilados.
Pero mi esperanza se disipó como humo entre los dedos al comprobar que- en aquella surtida barra- mi elección quedaba limitada al té rojo, té blanco, té verde, té negro, té de rosas, té Puehr, té Roiboós, té Chá, manzanilla y menta poleo.
-¿Y dónde está el “te-mato”, querida señora Lorz?
-¡Mecagüen!
No pedí unas galletas para mojar en la valeriana porque, en el último momento, me entró la duda de si, por una más que probable sobredosis de cereal, no acontecería una reacción indeseada entre la avena de la albóndiga y el trigo de las María.

Y ahora comprenderéis, estimados blogueros, por qué al salir del local, triste y abatido, mirara al cielo y me preguntara –lleno de angustia e incertidumbre-el eterno y consabido lamento:

-¿Qué demonios hago yo en medio de esta inmensidad?

lunes, 31 de mayo de 2010

Cumbre (sin hambre) en la Balesquida

El pasado 23 de Mayo se celebró en Oviedo el día de la Balesquida, - “Martes de Campo”-, jornada que conmemora la creación (en 1232) de la Cofradía más antigua de España ,una fecha que recuerda la cesión de los dineros de Doña Velasquita Giráldez al gremio de “sastres y alfayates”, donación a la que la buena señora accedió a cambio de que todos los años los miembros de su “subvencionado” club pagaran 15 maravedíes al cura de S. Tirso para que éste oficiara “misa, vísperas y maitines” por el eterno descanso de su dadivosa alma.
Porque cuando se trata de asegurarse la vida eterna,-y esta señora lo entendió bien- no debe darnos miedo gastarnos la pasta, el cielo es una buena inversión, y en estos temas hay que evitar los jueguecitos, no sea que, al final, lo barato nos salga caro.
Ajenos a los asuntos de Más Allá, aprovechamos los ovetenses este día para dar buena cuenta del “bollu preñau” (inmenso bocata relleno de embutido) al que sumamos- por aquello de la deshidratación- un abundante trasiego sidrero. Los menos nacionalistas- como el que suscribe- sustituimos los zumos de manzana por los de la Rioja o los de la Ribera de Duero.
Pero existen momentos en la vida de un hombre en los que, como si de una conjunción astral se tratara, se acumulan los eventos, emergen los pasmos, brotan las sorpresas, y así, -carambola celeste o puro azar- quiso el destino que tres habituales blogueros de este submarino coincidieran ese día sobre la campiña astur: La señorita Solitaria, el Sr. Anomomius y el Sr. Tordon.
Y para que no me llaméis mentiroso y comprobéis que no todo es fruto de mi imaginación, ahí os dejo el testimonio gráfico de tan memorable encuentro, si bien, por motivos de privacidad, no pienso especificar la identidad de cada uno de los interfectos.
Y me remito a vuestra sagacidad sin límites, a vuestra alma de detectives-sosías de Holmes- para que halléis la resolución a tan colosal enigma.


¡Hala, so listos, a ver si adivináis quién es quién!



PD: Perdonad, estimados blogueros, mi desfase temporal en la narración de los hechos, pero es que estoy aislado en un recóndito lugar sufriendo las limitaciones de una intensa deprivación tecnológica.
Pero de esta experiencia mística, os hablaré mañana.

jueves, 20 de mayo de 2010

MINISTROS SIN CARTERA PERO CON FLOTADOR (¡y 3!)



¡Pero quién coño me metió a mí en estos berenjenales!
(Haced como si no hubierais oído esta primera exclamación y seguid leyendo):

Harto ya del vacío de poder que se respira en la cubierta, y más harto aún de las innumerables presiones a las que he estado sometido (incluso declaraciones de guerra), y en evitación de males mayores, me veo en la ineludible obligación de finiquitar todos los nombramientos pendientes:

MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES
Excelentísimo señor D. Luis Sidreru del Culo Moyau.
Aprovechando su estancia en el extranjero y antes de que contraiga la peste bubónica por beber agua del Orinoco y/o me declare la guerra, queda asignado a este delicado departamento. Pero que quede bien claro que en su actual embajada, y para sus desplazamientos, renunciará al coche oficial y solo utilizará una modesta piragua.
Asimismo, cuando el submarino recale en la costa asturiana,- dada su buena información de los chigres -, colaborará estrechamente con los encargados del ministerio de ocio y festejos.
Al conocer este nombramiento, algunos colegas manifestaron: ¡Bah, probe, ye de Gijón , pero ye buen chaval,,,!
Y lo más prudente-ya se sabe- es tener al enemigo en el mismo bando.

MINISTERIO ADJUNTO AL DE ASUNTOS EXTERIORES: Excelentísima señora Doña Lunática del Perú.
Con sus notables influencias sobre el mundo nipón tenemos cubierto el cupo de extremo oriente.
Y un consejo: no se arrime demasiado a su homólogo gijonudo porque es un diplomático de mucho cuidado y la puede engatusar: Y aunque le mire con sus ojos azules de cordero degollado, sólo le dará dolores de cabeza, le prevengo.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN: Excelentísima señorita Doña Señorita Cactusa Pelopincho
Una mujer con garra, combativa y dicharachera, y con un alto componente didáctico. ¡Justo lo que necesitamos en este submarino!
Y aprovechamos su nombramiento, querida Ministra, para decirle-con la boca pequeña, con la inocencia de un niño- que seremos alumnos disciplinados, y que nos portaremos como los verdaderos santos que somos.
Especialmente en el recreo y cuando nos lleve a la “granja –escuela”.( o al acuario-escuela)
Pero lo que no le prometemos de ninguna de las maneras es que siempre estaremos más atentos a la pizarra que a la minifalda de la profesora.
¡Pobre mujer, la que le espera!
Porque, -como decía Churchil,-” aunque a la gente le gusta aprender, no le gusta que le den lecciones”.
Pero a ella se lo permitimos todo.
Especialmente que nos bese.
Aunque lo haga como una madre de preescolar.

MINISTRA ADJUNTA A LA PRESIDENCIA. Excelentísima Señorita Doña Dedalus Cabello Pingando
En este puesto no caben medias tintas, se necesita a una profesional que se encargue del papeleo, una funcionaria que funcione, una persona despierta y entusiasta, pero que, a la vez, no se deje llevar por la pasión desenfrenada y el besuqueo persistente.
El tener el pelo permanentemente limpio fue una notable virtud que se valoró altamente en su curriculum
Pero ya le advierto, querida Ministra, queda terminantemente prohibido canturrear canciones de Raphael en el trabajo.

MINISTERIO DE IGUAL DÁ: Excelentísimo Señor D. Anomomius de la Entrepierna Enhiesta.
Porque siendo evidente que a este caballero le da igual todo, es sin duda el más indicado para ocupar el puesto: Claro, conciso y sin pelos en la lengua. Todas las disputas en materia de sexo quedarán bajo su absoluta jurisdicción.
Sin embargo, le ruego de antemano, estimado Ministro, que no me revuelva el gallinero, que imparta justicia con equidad , que sea cariñoso al utilizar el látigo y que entre los azotados no haya distinción de sexo o tendencia ideológica.
Como trabajo complementario, y sin percepción extra de complementos salariales por su parte, se dedicará a instruir a la tripulación en materia sexual antes de los desembarcos.
Para que no sean como el de Normandía.

MINISTERIO DE AEROBIC: Excelentísima señorita Doña Mariajesusmariajosé de la Peralera
Sí, porque ahí donde la veis, con esa carita de niña buena de la foto del perfil, esta mujer es una inflexible matrona que trata de convencerme por todos los medios –incluido el verso- para que coma verdura y disminuya mi perímetro abdominal.
Esta “multiempleada del poder” ejerce de hada madrina en su tiempo libre, por lo que tiene mucho trabajo atrasado.
Creo que en la Moncloa la han contratado para que haga horas extra .

MINISTERIO PARA LA TOLERANCIA DEPORTIVA: Excelentísimo Señor D. Zorton de la Huerta Murciana
Como bien comprenderéis, estimada tripulación, para llevar a cabo tamaña gestión se precisa alguien que conozca los más intrincados resquicios del ser humano, alguien que posea profundos conocimientos psicológicos, alguien con suficiente mano izquierda, alguien con mucho talante y todo el tiempo del mundo, por lo que su nombramiento cae dentro de la más estricta lógica.
Y el interfecto ya ha comunicado a esta presidencia que – para dar ejemplo- vendrá a los Consejos de Ministros ataviado con la camiseta de Cristiano Ronaldo.

MINISTERIO DEL MUNDO ANIMAL:
Excelentísima señora Doña Rosa de la Enfermería Jubilada.
Aquí sí que no han existido dudas. Ella y su compañera Tichi manejarán este departamento con mano de hierro y ladrido canino.
Y como el término “animal” incluye a los de dos patas, es evidente que su ministerio adquiere en este submarino una relevancia decisiva.
Eso sí, cuando la susodicha Ministra entre al camarote del capitán, se encargara de que su íntima amiga venga correctamente ataviada con correa corta y bozal.

MINISTERIO DE ECONOMÍA:
Excelentísima señorita Doña Solitaria de la Mancha de Tomate en la Camisa
Para este cargo se precisa una persona de confianza que maneje bien las cuentas, y la Solitaria (¡coño, como el atracador!) ha demostrado que se desenvuelve como pez en el agua en asuntos de transferencias bancarias y cheques al portador.
Para todo lo que esta dama necesite (menos dinero), tendrá a su lado, y a su total disposición, al increíble grumete RayoMakuin.

MINISTERIO DE LA MEMORIA BLOGUERA: Excelentísima señorita Doña Bella Rae.
A ella le corresponde averiguar dónde se encuentran los extintos blogueros, aquellos magníficos comentaristas que durante tanto tiempo nos hicieron felices:¿Dónde está la libidinosa Livy, la doctora Laura, la magnífica Miss Perseidas, la profunda Ovetdao, la querida Isbelademiedomedás, la dolorosa Nebroa, la divertida Bruni…?
¿Dónde se esconde ella misma?

MINISTERIO DE CULTURA Y LETRAS, valga la redundancia:
Excelentísima señora Doña Isabel Martínez Encerradaencasa
Si alguien no comprende este nombramiento solo tiene que echar un vistazo a su magnífico blog.
Creo que este es de las pocos Ministerios que de verdad se merece un sueldo .

MINISTERIO DE SEGURIDAD ACUATICA:
Excelentísimo señor D. Loco de la Colina: Se le nombra “segurata” de honor, con la condición de que no se pase con las collejas a los incautos que vamos a la disco con playeros o se nos olvide la corbata en casa.

MINISTERIO DE ARTES PLÁSTICAS.
Excelentísima señorita Doña Hécuba del Perfil a Trocitos.
Queda claro, que hablando de estos temas, esta señorita es la que más pinta.
También advierto a la nueva ministra que –dada la escasez de espacio en el submarino- deberá recortar su bañera olímpica y cambiarla por un humilde plato de ducha.

MINISTERIO DE RELACIONES SUBMARINAS. Excelentísima señorita Doña Topangina de Pecho
Nuestra relaciones- aquí abajo, en las profundidades marinas- son escuetas, pero enriquecedoras. Especialmente cuando hablamos con los peces. Pero si tenemos en cuenta el alto contenido surrealista que conlleva el lenguaje anfibio, necesitamos sin mayor dilación una traductora, una persona verdaderamente especializada, una musa comprometida con la causa abstracta.

MINISTERIO DE CÍTRICOS: Excelentísima señorita Doña Carita de Limón.
Será la encargada de ponerle la rodajita ácida a los gin-tonics, un trabajo de responsabilidad suprema.
Aviso a navegantes: Esta señorita es dulce y suave como el Limochelo, menos cuando se enfada.
Como a mí me gusta.

MINISTERIO DE LAS NIEVES Y DEL MUNDO ZEN: Excelentísima señorita Doña Mama-rin de las Nieves Segovianas.
Esperamos ansiosos sus instrucciones sobre cómo administrar nuestras pulsiones, cómo liberar nuestros instintos, como relativizar nuestras angustias, como viajar a Israel y cómo conseguir novio.( o novia)
Bueno , mejor empiece por lo último.

MINISTERIO DE PROTESTAS: Excelentísimo Señor D. Señor Kent de la Merillein
¡Va a tener trabajo, colega!
Suerte con su nuevo blog, la cosa promete.

MINISTERIO DE LA HUERTA:
Excelentísima Señora Doña Superwoman del Paparapapá Jote
Más que nada, estimada señora,-y pa que lo sepa-, se le hace titular de este cargo para que se dedique en cuerpo y alma al capitán del submarino, un cebollino auténtico.

MINISTERIO DE ASUNTOS ESPIRITUALES: Excelentísima señorita Doña Gaudiosa del Más Allá
¡Ay, qué falta nos hace usted, señora Ministra!

MINISTERIO DE LO DESCONOCIDO: Excelentísima señorita Doña LadyMó.
Porque siendo usted recién llegada, y desconociendo sus habilidades, y no teniendo suficientemente claro donde ubicarla, de momento se sentará sobre mis rodillas y ya iremos pensando en algo…


¡Aaaarrrrrrggggggggg!
Bueno, chicos, he cumplido con lo prometido, y tras este trabajo agotador, y teniendo algunos viajes pendientes, me tomaré unos días de descanso.
Incluido el bloguero.
Espero que en mi ausencia cuidéis del submarino como si de vuestra propia casa se tratara.
Y que a mi vuelta todavía se mantenga a flote…

Oye, pero ahora que lo pienso: Después de tanto nombramiento de altos mandatarios,…¿quién coño se va a encargar de fregar la cubierta?

¡Mecagüen…!