miércoles, 11 de agosto de 2010

FLORES AMARILLAS

Existen historias en la vida de los hombres que ante determinados estímulos, brotan –cual si de Guadianas caprichosos se trataran - sin que nada se pueda hacer por evitarlo. Son historias antiguas, de las que no recuerdas ni el origen, ni la fecha, ni el motivo exacto de su nacimiento, pero que te hacen sentir como ese pescador que después de estar todo el día pescando, suelta los peces por la noche para seguir pescándolos al día siguiente.
Y una de esas historias es la de las flores amarillas.
Porque quiso la madre Naturaleza- aliviada unos días de la cuchilla inclemente- sorprenderme una mañana con la hierba plagada de flores de ese color. Y recordé –inevitablemente-la leyenda que a continuación os relato.
Eran dos jóvenes campesinos, creo que polacos, (a estas alturas de mi vida ya no estoy seguro de casi nada) que se amaban con la pasión propia de unos enamorados adolescentes.
Sin embargo, oprimidos por la limitación que los ingresos de la actividad campesina conlleva, su pobreza era directamente proporcional al amor que ambos se profesaban. Pero la mujer, consciente de su belleza y de su paupérrima condición, y deseosa de salir de ese submundo de penalidades, le dijo a su amado que solo se casaría con él si era capaz de proporcionarle el suficiente dinero como para llevar una vida holgada.
El muchacho, perdidamente enamorado, no demoró un instante su partida hacia las lejanas minas de sal.
Y así pasó mucho el tiempo sin que uno supiera nada del otro, llenos de nostalgia, sumergidos en una intensa añoranza, impacientes y esperanzados, aunque la prolongada ausencia no logró apaciguar el intenso amor que uno sentía por el otro.
Después de tres largos años, llegó la hora del reencuentro. El muchacho, antes de articular palabra, entregó a su amada una bolsa repleta de monedas de oro. Pero la joven apenas pudo sujetarla entre sus manos ya que -horrorizada- no lograba apartar la vista de aquel hombre demacrado, enfermo, pelo encanecido y visiblemente agotado en el que –a causa de las penalidades-se había transformado su amado pretendiente.
Remordiéndole la conciencia y con lágrimas en los ojos, abrazó con todas sus fuerzas a aquel hombre prematuramente envejecido y arrojó lejos de sí la bolsa de las monedas de oro. Y lo hizo con tal ira que todas quedaron esparcidas entre la hierba.
Y , como por ensalmo, en pocos segundos, mudos testigos de la tragedia, en los lugares en los que se habían depositado las monedas, brotaron al instante unas bellas flores amarillas…

Ahora ya sabéis, estimados blogueros, por qué contemplando la imagen que os muestro en la foto, esta vieja historia ha reaparecido en mi cabeza.

Y aprovechad ahora que está presente, amigos míos, porque tal como ha venido volverá a irse y se esconderá irremediablemente en los recovecos de mi memoria, muy dentro de mí, allá donde casi nadie llega, cerca del corazón.

37 comentarios:

Topanga dijo...

Te quiero...



































































... y lo sabes.

Conguito dijo...

Muy bonito sí señor... yo como soy mala, pero que muy mala pienso que cualquier excusa es buena para no seguar...

Besos

Tordon dijo...

De acuerdo , Topinga, yo también la quiero, pero el hecho de que me lo repita tantas veces ya me está haciendo sospechar...

Besitos

Tordon dijo...

Que no Conguito, que a mi me gusta mucho segar, que me llaman el Termineitor del Carmen,el manostijeras de Pando...
Pero ya sabe que la hierba en Asturias es más rápida que el sheriff de las películas del Oeste.

Besotes

Luna dijo...

Buenas Mi Capitan!
Preciosa historia, y preciosa foto!
El cesped esta como los chorros del oro, y de ahi esas preciosas flores amarillas, que puede disfrutar mientras desayuna!
A disfrutarlas, que son dos dias!
Besos
Rosa

silvo dijo...

Una pena que no se hubieran dado cuanta antes de lo que importaba realmente,. pero así es la vida, de todas formas era mayorr su sentimiento que cualquier otro concepto, mira a ver en tu campo quizás las flores se vuelvan monedas de nuevo, o mejor no que tendrás que buscar a la pareja de la bella historia, salu2

Anónimo dijo...

Me parece que en el curso del partido se me debieron de caer unas cuantas monedas por ahí, mire a ver, que mi memoria tampoco las echa en falta.
Pele Ón

Susana Terrados Sánchez dijo...

¡Que preciosa historia! Indudablemente cada vez que vea una pradera llena de flores amarillas me acordaré de ese hermoso gesto de amor. Gracias por compartirla.

Mo dijo...

Muy bonita historia Sr. Presidente, y no está de más que nos la recuerdes, al menos a mí, que a veces... se me va la pinza con eso del trabajo, y es cierto que hay cosas muuuucho mas importantes.
Eso sí, espero que no haga "colegueo" entre presidentes y le mande la historia al presidente del gobierno, que a saber cómo la interpreta!!!.


Besos y me llevo una flor amarilla, le he buscado un jarroncito precioso.

solitaria dijo...

Sr Tordon: Veo que el amor que le profesa topanga es tan intenso que ha dejado inoperativo su blog,osea,que salen 9 coments pero solo se lee el de ella.
Estimada topanga: yo lo vi primero!

Tordon dijo...

Gracias estimada Luna por sus instrucciones con el carpe diem. Aunque yo hace tiempo que descubrí que los féretros son estrechos y que poco se puede llevar uno al más allá.
Pero está bien que nos lo recuerden cada cierto tiempo.

Besote

Tordon dijo...

Tiene usted razón, Mega-Silvo, no estaría mal que la historia se revertiese y que en vez de flores brotaran ahora monedas de oro.
Pero también sabe usted que la riqueza es como el agua salada: Cuanto más se bebe, más sed da.

Sí, sería más rico , pero menos feliz.

Bueno, de cualquier forma me gustaría comprobarlo...

Porsia.

Salu2

Tordon dijo...

Es lo malo, querido Peleón , de corretear por los prados: Se pierden las llaves, las monedas y, a poco que uno se acelere, hasta la virginidad...

Salu2

Tordon dijo...

En vez de acordarse de la bella historia de amor, estimada Susana de la Tierra, podría usted acordarse de mí, que soy de carne y hueso y me gusta que me mimen.

Bss

Tordon dijo...

Tengo miedo , estimada MO-renaza, que si le cuento esta historia a nuestro circunflejo presidente, en el próximo Consejo de Ministros se apruebe una normativa que incite a los parados a rebuscar entre las hierbas de las praderas...

En fin, no ayudemos a nuestros gobernantes que ya se bastan ellos solitos para meter la gamba.

Bss

Tordon dijo...

Ya sabe, acaparadora Solitaria, que nada hay más peligroso(y comprensible) que un "jaker" enamorado.
Pero la solución es pinchar en "ocultar comentarios" y luego en el "dijo..." de cada uno de los comentaristas (menos en el de ella).

¡Ay, Señor, qué chiquilla tan posesiva y juguetona...!

Besotes

solitaria dijo...

Pues eso hice estimado tordon,pero no logro que me salgan todos del tiron como antes,mas comodo ;).
¿Juguetona yo?,creo que se equivoca de chica,con lo poco dados al cachondeo y a las ironias que somos en mi familia...
Gracias por lo de chiquilla,ahora si que te amooooooooooo
Besis manito

Luna dijo...

Buenas Sr.Tordon.
O no me explique bien, o no entendio lo que le quise decir, o las dos cosas... de ahi el io que se organizo!
cuando dije a disfrutar que son dos dias, me referia de verano, de florea amarillas, de desayuno en el porche... porque en invierno, no creo que este la temperatura para esas cosas, por muy calentito que este el cafe!
En fin espero le haya quedado claro la intencion de lo que decia.
Besos
Rosa

Luna dijo...

Buenas Solitaria.
Donde andas metida?
Que se te ve poco, y no porque seas pequeña!
De vacaciones? O sigues cuchillo en mano?
Espero que lleves un buen verano!
Besos guapa!
Rosa
PD:Con permiso del dueño de esta casa que es muy hospitalario.

Tordon dijo...

Que no, Soli, que lo de chiquilla juguetona y posesiva era por la desorganizadora de comentarios, la inefable Topilla.

Besitos

Tordon dijo...

Que sí, que sí, Luna lunera, que lo he entendido a la primera, que a disfrutar de las flores, del desayuno y de las mil cosas que la vida nos ofrece sin que nos las merezcamos.

Besitos para usted y saludos para el resto de la tripulación.

Impasse dijo...

Estimado Tordon:
He disfrutado con su bonito relato, y con excelencia redactora. Las historias son más bonitas cuanto mejor contadas.
Si miro mi prado tengo que pensar en que el enamorado obtuvo menos por su trabajo y solo volvio con monedas de plata (las flores mas abundantes son las pequeñas pequeretes, blancas).
Saludos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué hermosura de relato, señor Tordon, qué belleza.
Me fascina su vena lírica y le pido humildemente que la explote.
Besos agradecidos.

mmarin dijo...

Genial... Y, perdone que no me salga mucho más que decir, pero, ante textos o historias como esta, sobran los comentarios.

Gracias por no abandonar el submarino en verano.

María.

Jose dijo...

Saludos Sr. Tordon.

Parece que le fue igual de mal al polaco en la mina de sal, que a los persas en Salamina.

Sólo espero que a mí no se me ponga "caradura" de tanto fabricar acero.

Un abrazo.

Jose.

Pele Ón dijo...

TORDOOOOOOON. TORDOOOOOOOOOOOOOOOOONNNNNNNN
MIREEEEE AAAA VEEEEERR LAAAAAAASSSS PILAAAAAAAAAASSSSS DEEEL SONOTONEEEEEEEEEEEEEEE.

Jose dijo...

Saludos Sr. Tordon.

Debería usted pasarse -si no lo ha hecho ya- por la página www.lachapellestudio.com y, en el apartado "Celebrities", buscar a una tal Jolie.

Seguro que le acabaría gustando la equitación, si no es que ya le gusta.

Un abrazo.

Jose.

Luna dijo...

Buenas Sr.Tordon.

El Señor de los Cascos... le acaba de recomendar una pagina con unas fotos de la Jolie...yo que acabo de verlas, y reconociendo que no es mi tipo, si recomiendo un abanico o algo que le de aire...

Besos
Rosa

Sandra dijo...

que tal¿?? que raro tienes ahora el blog no¿?¿?... saludinossssssssss

Tordon dijo...

Sean blancas o amarillas, estimada Impase, las flores son- como las mujeres- siempre hermosas.
Bss

Tordon dijo...

Gracias, querida Isabel , por tan inmerecidos elogios.
Usted sí que es una buena narradora,y yo no soy digno de atar la correa de su sandalia.

Bss

Tordon dijo...

Con lectoras tan bellas y sugerentes como usted, estimada Mamá-rín, bien merce la pena estar "abierto por vacaciones"

Bss

Tordon dijo...

El amor todo lo puede, estimado José, y , como decía Moliere, todo lo que el amor hace, él mismo lo excusa.

Salu2

Tordon dijo...

Aquí sigo, Peleguán, con las manos al timón.
Pero tan adormilado que creo que se me va a salir el submarino por cualquier curva.

¡Menos mal que el resto de la tripulación permanece alerta!

Salu2

Tordon dijo...

Pero , mi estimado José, ¿Es que pretende usted matarme?
Entre las direcciones que amablemente me suministra, los calores veraniegos y la película "Solt", me va a dar un yuyu irreversible.

¡Mecagüen...!

Tordon dijo...

...y a usted, estimada Luna, la juzgarán por colaboradora necesaria...

Tordon dijo...

El blog, querida Sandrina, está a tono con el propietario: Un poco despistado

Besines...