viernes, 25 de julio de 2008

Promedio



Ella tiene unos grandes y bellos ojos, y los míos son pequeños e hipermétropes; ella es más bien flacucha, mientras que a mí me sobran unos kilitos...
Si ambos, -por un casual-, nos decidiéramos, podríamos engendrar una criatura casi perfecta…

5 comentarios:

Pele Ón dijo...

En una ocasión, Marilyn Monroe le digo a Einstein algo parecido, al respecto de su belleza y la inteligencia de nuestro buen amigo Albert. Haciendo gala de la misma, le contestó: "es posible, señorita, pero imagínese por un momento que ocurre al revés..." tras lo cual, al parecer, quedó zanjada la cuestión.

*AlFoNsO* dijo...

AI AI AI !
No te sobran algunos kilitos, simplemente eres ancho de caderas !
Aqui desde Malaga, te escribe tu hijo pequeño !!! que todavia no se ha olvidado de ti !!

*AlFoNsO*

Tordon dijo...

¡muy buena la anécdota! Pero ni la Jolie es tan guapa , ni yo tan...

Tordon dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Fonsi: Yo creo que lo mío es una retención de líquidos, aunque mamá se inclina más bien por la hipótesis de los helados y de las tostadas con mantequilla...

Anónimo dijo...

Pues esos kilitos de mas se quitan practicando mas "deporte de calle" (subir y bajar a trabajar caminando, no utilizar el ascensor, etc)....tu cuerpo te lo agradecerá.

Si ves que empieza a ser preocupante la cosa, pones el "rodillo" delante del pc, quitas el polvo a tu bici favorita y te haces unos kms.