viernes, 23 de diciembre de 2011

EL DÍA QUE CORRÍ CONTRA FERNANDO ALONSO



Como todos los años por estas fechas navideñas, una entidad bancaria de Oviedo organiza una carrera popular cuyo fin es recaudar fondos para edificar una escuela en Mozambique, y en ella- como reclamo publicitario-, siempre participa el campeón asturiano de Fórmula I Fernando Alonso.
Siendo yo una persona muy receptiva a la solidaridad entre los pueblos y muy sensible a los temas humanitarios... apunté a mi hermano para que fuera a correr en representación de la familia. Pero cuando le fui a entregar las credenciales, me dijo que lo sentía, que él también tenía una cita para correr ese día (correrse una juerga con los amigos, claro). Después, muy fraternalmente, me sugirió que me metiera el dorsal allá por donde la espalda pierde su digno nombre.
Con este sombrío panorama, y por aquello de no desperdiciar el dineral que me había costado el ticket de salida ,3 euracos, (en la meva casa no se desaprofita res, la sogra es de Sabadell(*)), me armé de valor y –dada mi formación espartana- decidí que yo iría en persona a competir contra el correoso Fernando. Después de todo, nuestro campeón acababa de anunciar esa misma semana su separación matrimonial de Rosarito-Morfeo y yo deduje que eso influiría en su moral y en su rendimiento deportivo, y que, por tanto, sería una buena ocasión para batirle en buena lid.
Lleno de optimismo me coloqué en la parrilla de salida, un poco lejos, eso sí, de la pol position que – como no podía ser de otra forma- ostentaba el campeón. Pero yo no dejé nada al azar y , aprovechando el calentamiento, escondiéndome para que nadie me tachara de ventajista, me tomé dos Red Bull (je, je, dos Red Bull, ¿lo pillas?). No obstante, dado que caía una fina llovizna, cometí mi primer gran error en la elección de los neumáticos, ya que en vez de utilizar unas gomas de mojado y asegurar la tracción, me calcé las primeras zapatillas playeras que encontré por casa. No es de extrañar pues, que en la salida fuera perdiendo puestos de manera vertiginosa. Y si consideramos mi condición de hombre mariano, tranquilo, con motor diesel, ajeno a los acelerones bruscos, torero de faena larga y prolongada, bien comprenderéis que el arranque no me fue del todo favorable.
Y por eso, cuando me di cuenta, ya tenía a Fernandín a más de 300 metros de distancia.
Para más inri, me distraje como un novato con una rubia en minifalda que me jaleaba desde la acera, y entre eso y el orbayu casi hago un trompo en la esquina de Toreno.
Pero no me desanimé, saqué fuerzas de flaqueza, metí el kers, el nitroso, dos bollicaos y una magdalena que la jefa de equipo me había colocado en la bosa de la merienda, para, con renovados bríos, la frente alta y la glucosa por las nubes, retomar la persecución del Alonsín.
Pero ni con esas.
¡Coño, es que el Fernando, más que correr, parecía que estuviera huyendo de su ex-consorte!
En el último kilómetro, mi motor estaba más caliente que el tubo de escape del Apolo 13, el fuelle resoplaba como un gato en el patíbulo, no sentía las piernas, del pulsómetro salían tantas chispas que parecía el día de Nochevieja, y mi moral cayó definitivamente por los suelos en el momento en que tres barrigudos Hispania, disfrazados de papá Nöel, me pasaron como tiros…
En fin, que lo que no puede ser, no puede ser, y además, es imposible.
Más gachu y triste que el Alguersuari llegué al motor-home y durante la cena me quejé amargamente a la Jefa de equipo, y exigí que el año que viene la casa hiciera algo para aumentar nuestro rendimiento y hacernos más competitivos
Ella me miró con escepticismo y me cantó las cuarenta:
-Lo primero que tienes que hacer es poner al Marlboro de patrocinador en la camiseta y no fumártelo. Y del carburante Heineken, mejor ni hablamos…Además, tendrías que mejorar tu nefasta aerodinámica reduciendo el volumen del michelín delantero y aligerando el peso del trasero-alerón…
¡Y me lo dice en plena temporada de mazapaneshhh y polvoroneshhh!
¡Mecagüen…!
Bueno, todo sea por los niños de Mozambique.

(*)En mi casa no se tira nada, mi suegra es de Sabadell.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Lástima no estar cerca para ir a visitarle a urgencias, tengo entendido que tuvo que ser asistido en meta por una UVI móvil. Si es que a su edad no puede uno jugar con fuego Sr. Tordon. Salu2

Food and Drugs dijo...

Yo soy corredor popular habitual (salgo a carera pedestre, solidaria o no, por semana), y créeme, tu descripción de los hechpos podría valer perfectamente para mí.
Ya ves, es un sufrimiento tonto, pero que encima, para acabar de cagarla, envicia.
;-)
Feliz Navidad

silvo dijo...

Mecachins, este año que no estuve yo ha estado usted, pero no hay que preocuparse las escuderías de zona baja tardan varias temporadas en alcanzar la cabeza, algunas ni lo consiguen.

Una garn Navidad para tí y toda tu gente!

Pele Ón dijo...

Tenga en cuenta que su MM de 40.000 no puede competir con la turbina alfonsina.
Yo dí dos vueltas al auditorio en la Astracarrera, y me conformo con haber llegado (penúltimo), pero no ví al Fernandito, creo andaba ya rumiando discrepancias con la jefa de equipo.
Tiene buena preparadora, hágale caso, que no correrá más, pero se le hará más largo.
Un abrazo y a disfrutar noches y días.

Ellette dijo...

Quiero mostrarte mi más sincera admiración. Sólo un verdadero valiente de alma solidaria se lanzaría a la carrera en las circunstancias descritas. Con tu espíritu y ánimo de superación haces que parezca fácil ganar Eurovisión después de una loca noche de juerga con tequila y concierto de rock incluidos :D

Tordon dijo...

Estimado Anónimo:
¿Ya estamos tocando las bolas navideñas?
No solo no tuve que ir a la UVI, sino que cuando terminé aún tuve fuerzas para cuidar a los jovencitos lesionados, que en su mayoría eran de Gijón.
Claro, acostumbrados a caminar por les caleyes embarraes de la costa, el asfalto de la capital les hacía patinar...

Saludinos desde la invicta, heroica y noble ciudad de Oviedo

Tordon dijo...

Le acompaño en el sentimiento futingero, estimado Fudandrús, aunque ya le adelanto que soy un pésimo corredor.
Eso sí, si me ponen a la Jolie delante ,cual zanahoria, incremento notablemente la velocidad media.
Y si viene la señora con el rodillo de cocina detrás, ni le cuento...

Salu2

Tordon dijo...

Le eché en falta, estimado Silvo, y ,con usted de liebre, a buen seguro que hubiera aumentado mis prestaciones.

De cualquier forma,para el año que viene ya le tengo echado la vista a un atajo estupendo...

Salu2

Tordon dijo...

Sabe usted bien, estimado Contramaestre, que el que gana no es el que llega primero, sino el que más se esfuerza.
Y en ese sentido, nosotros somos unos auténticos campeones.

Salu2

Tordon dijo...

Sí, estimada Gallette, esto de Eurovisión- despues de lo del Chiquilicuatre- está chupao.

Escribe usted muy bien y me alegra verla por estos andurrriales.

Y la foto de su perfil me ha dejado flipando, que conste.

Bss

Aquí me quedaré... dijo...

Me han comentado, de fuentes fidedignas, que sí tuvieron que atenderle, posteriormente, en una Uvi Im-móvil, dado que no podía moverse por sus exceso con la Jolí
Si quiere probar de nuevo véngase a la San Silvestre vallecana.
Fernando no estará, pero si el ex-calde que se parece a la Jolí muchísimo

Un abrazo y gracias por ser tan divertido.

Conguito dijo...

¡Muy bien campeón! Y todavía le quedaron fuerzas para relatarnos toda la carrera!

Espero que nos veamos en la San Silvestre.

Besos y feliz navidad

woman dijo...

Un gran saludo cariñoso, son muy largos tus comentarios pero muy profundos.
Mucho tiempo sin tener contacto...vuelvo a sumarme.
Besitos a sportman.

Tordon dijo...

Nada me gustaría más , estimada Limonchelo, que acudir a la famosa S. Silvestre vallecana, pero me temo que son demasiados esfuerzos para tan poco tiempo y tan poco atleta.
Besotes

Tordon dijo...

Nos veremos, estimada Conguito, entre el público de la acera, animando a los campeones, comiéndonos el avituallamiento.
Besote

Tordon dijo...

¡Cuanto tiempo sin ver su muslamen, cartagenera morena!
Espero que todo continúe bien, y que los turrones constituyan un revulsivo para la econocmia de su sector.

Besotes, superwoman

Conguito dijo...

Yo me acabo de inscribir junto con Ironman, enanos nº 1 y 3. Este año tenemos dorsales con chip! ¡Imposible hacer trampas!

Besos

Aquí me quedaré... dijo...

He puesto la letra para los que tienen cierto problemilla.
No haga el menor esfuerzo y reserve su vista para cosas mejores.

Un abrazo

Pele Ón dijo...

Detecto sutiles cambios de presentación, y algunas negritas que puedan ser más automáticas que programadas. Yo suelo ser más bruto cambiando, cada cual a su estilo.
Podríamos cabotar zizagueando unas cuantas veces por la linea del cambio horario, nos pondríamos morados de celebrar la nochevieja...

Tordon dijo...

Ya me está usted tentando, estimada Conguito,o sea que - por si acaso- tendré la zapatilla presta y la mente abierta al sufrimiento.
Bss

Tordon dijo...

Cualquier ayuda es buena para los presbíteros (o presbiciosos) como yo, estimada Limonchelo.

¿Por qué cree usted que yo llevo esas gafas de vendedor de la ONCE?

Tengo la vista cansada, pero el corazón, más.

Bss

Maria Dolors dijo...

Y en mi casa tampoco, soy del Ampurdán... Como me he reído, entre
lo de las zapatillas, lo que corría el Alonso, la de la minifalda,
y todo lo demás lo he pasado
bárbaro, que gracioso eres.
Un abrazo.

Tordon dijo...

Su perspicacia, estimado Contramaestre, indica bien a las claras que está usted muy familiarizado con la observación detallada y el análisis preciso.

¿Se dedica usted -por un casual- a la restauración de miniaturas?

Salu2

PD:Me apunto a celebrar la Nochevieja todas las veces que haya menester.

Tordon dijo...

Me alegra , estimada Dolflors, que mis entradas le hagan sonreir, porque yo soy de los que creo que la percepción humorística de las propias limitaciones constituye el nexo de unión más eficaz entre las personas.
Bss