martes, 3 de enero de 2012

AÑO NUEVO, LLORIQUEOS VIEJOS

No sé si serán los cambios bruscos de temperatura invernales, o que mis defensas están bajas, o que los mazapanes me han hecho trizas el corazón, pero lo cierto es que ayer, cuando contemple este vídeo, tuve que repetirme tres veces en voz alta ese archiconocido eslogan :“¡Coño, Tordon, los hombres no lloran”.

¿Qué pasa, insensibles criaturas, no os lo creéis? ¡Que yo también tengo mi corazoncito!

Y ya es bastante triste que nos emocione un comportamiento que debería ser el habitual.

Porque debemos recordar, estimados blogueros, que si estamos unidos en el rebaño, obligaremos al león de la vida a acostarse con hambre…



video


Porque, después de todo, solo nos tenemos los unos a los otros...

17 comentarios:

silvo dijo...

Caminamos por otros derroteros desgraciadamente, salu2

Luis dijo...

Excelente video Sr. Tordon.... le felicito... aunque por desgracia... suscribo íntegramente el comentario de Silvo... también me gusta la foto... me recuerda a mi infancia (hace apenas 25 añitos)... cuando en el cole jugábamos al corro de la patata...

PD: No me negará usted que esta vez he sido prudente... espero no me eche un rapapolvo... como verá aparte de a usted... el nuevo año a mi también me ha traído mi dosis de sensibilidad... Salu2.... Sr. Lorz-as…

Conguito dijo...

Pero, ¿quién es el león? ¡Hay tantos...!

Ya veo cuáles son sus propósitos para el 2012. Vale, vale. ¡Me apunto!

Besotes

Food and Drugs dijo...

La unión hace la fuerza, eso es irrefutable. Pero a veces también obliga a pagar un peaje alto en lo que respecta al libre ejercicio de la inteligencia.
Y para sobrevivir a los colmillos del felino hace falta tanto de una como de la otra.
Supongo que la clave está en saber juntarse con la gente lo más fuerte e inteligente posible.
Todo un reto.
:-)

Maria Dolors dijo...

Sumergido en su lata señor Tordon nos ha mostrado lo fantástico e ideal que seria un comportamiento asi. Me recuerda cuando era
una niña, en nuestro barrio vivia un señor ciego y mi madre siempre me decia: ayúdalo a cruzar la calle,
y yo dejaba a mis amigas y!ala¡ a
cruzar ,creo que algunas veces no tenia intención de pasar al otro lado de la calle, pero al reconocer mi voz cruzaba sin rechistar...como ha cambiado
tanto, tan dificil es ser solidario...
Un abrazo y salga al exterior de su lata no sea que se resfrie.

Speedygirl dijo...

Qué gran frase la del león! Con tu permiso, te la copio y la uso (citando mis fuentes, claro!)

FELIZ AÑO!

Pele Ón dijo...

Estas cadenas, o amarras, son las que hay que fomentar, nos hacen más libres.
Guarde el paño de lágrimas, ya sabe son isotónicas, las echaremos al mar ceremoniosamente. Alguna tengo yo también guardada para el evento.
Un nuevo abrazo en el nuevo año.

Tordon dijo...

Comprendo su escepticismo, estimado Mega-Silvo, pero me gustaría pensar que algún día todos comprenderemos que la verdadera élite es la de las personas decentes que piensan en los demás.
Salu2 y feliz año nuevo.

Tordon dijo...

¡Coño, Luisín, con tanta moderación no pareces tú!
Me alegra que- con el nuevo año- se haya decidido usted a sentar por fin la cabeza y mostrarse "normalín", como los de Oviedo.
Bueno, casi...
Salu2

Tordon dijo...

El león , estimada Conguito, es la fiera abstracta de una vida insolidaria que devora a sus hijos.
Resulta un tópico el decir que tenemos que pensar más en os demás, pero creo que es la unica fuente de la satisfacción verdadera.

¿Me estaré haciendo viejo?

Un besote, atlética gacela

PD: POr cierto, he visto la clasificación de nuestro campeón de hierro y me asaltan severas dudas:
¿Hizo la prueba a la pata coja?
¿Está lesionado?
¿Se había tomado el champán y las uvas antes de la salida?
¿Corrió solo para vigilarle a usted la retaguardia?
¿Dejó que usted le ganara para cobrarle otros favores?
¡Caramba, explíquelo!

Tordon dijo...

Prosaica reflexión la suya, estimado Fudandrús, y supongo que acertadamente realista.
La visión escéptica de la solidaridad ya fue invocada por Flaubert cuando decía que la fraternidad era una de las más bellas invenciones de la hipocresía social.
Y probablemente es así, aunque pienso que no debería serlo.
Bueno, tampoco es para ponerse tierno a estas alturas, pero no estaría mal que fuésemos conscientes de que las relaciones con las personas que nos rodean es lo que dan valor a la existencia.

Bueno, le dejo, que como me entre la vena mesiánica...

Amén, digo..., saludos y feliz año nuevo

Tordon dijo...

Mi lata me protege , estimada Dolflors, y dentro de ella me encuentro seguro.
Porque la vida sumergida es muchas veces más interesante- y menos peligrosa-que la real.

¡Le cambio una flor por un beso!:Yo le doy la flor y usted me da un beso.
¡Ah , se me olvidaba que usted es catalana!: Vaaaale, dos flores por el beso y trato hecho.

Tordon dijo...

Mi espectacular Espidigerl:
Esa frase- u otra similar- se la escuché hace años a un guía marroquí cuando estábamos perdidos por el desierto en plena noche.
(Frase que , por cierto,considerando el silencio sepulcral sahariano en el que cualquier ruidillo suena amenazante, me intranquilizó mucho más de lo que ya estaba).
Así pues,estimada Espidi, puede citarme a mí y a la fuente primigenia africana.
Y permítame decirle que esa indumentaria de super-heroína que luce en la foto de su perfil me mola tanto como sus acetadas reflexiones en el blog.
Espero que nos visite con mayor frecuencia, caramba.
Bss

Tordon dijo...

¡Vaya par de plañideras que estamos hechos, estimado Contramaestre!
¿Este nuestro ramalazo sensible no irá en detrimento de la confianza de la tripulación?
Aunque yo me consuelo pensando que bonitas son las lágrimas de los caballeros, pero mucho menos bonitas- y peligrosas - que las de las señoras.

Y despues de esta última frase,me temo que ya puede ir usted preparando el bote salvavidas para el que suscribe.

Salu2 y feliz año nuevo

Conguito dijo...

Todo se reduce, querido profe, a que el Ironman es un caballero y a que prometimos a la enana correr con ella, porque si no no se apuntaba. Lo que pasa es que la enana en cuestión metió la sexta 300 metros antes de la meta y no la pillamos.

Besos solidarios

Tordon dijo...

¡Así me gusta, estimada Conguito, que su maratoniano guerrero se apiade de los minusválidos atléticos como el que suscribe y acompañe a la familia!
Besos para usted y un abrazo para él (para que el año que viene nos vuelva a dejar ganarle...)

Aquí me quedaré... dijo...

Porque, después de todo, solo nos tenemos los unos a los otros...

Una preciosa y certera frase cargadita de ternura.

Un abrazo