domingo, 1 de enero de 2012

SAN SILVESTRE, ORA PRO NOBIS.

La Carrera tradicional navideña tenía para mí este año un especial significado. En primer lugar, porque habían pasado cuatro lustros desde que la corrí por última vez, y quería comprobar si – canas y kilos -era capaz de afrontar el reto. En segundo lugar, porque era la primera vez que coincidía en este evento con mis dos hijos menores. (Con los que me veis en la “salida previa a la salida”, porque luego, cual galgos contra podenco, no los volví a ver hasta después de la meta).En tercer lugar, porque –recordando a un tío mío fallecido hace 50 años- me inscribí con su nombre a modo de pequeño homenaje.
Todo transcurrió con normalidad, es decir, con fuerzas escasas y sudor a raudales. Pero, tras finalizar el recorrido, ocurrió algo inesperado que hará que yo recuerde esta S. Silvestre durante muchos años. Y es que, al traspasar la meta, y mientras los organizadores recogían los Chips de los dorsales, los participantes nos dirigíamos a través de un estrecho embudo hacia la caseta donde tradicionalmente se reparten refrescos al finalizar la prueba.
Entre el tumulto y los empujones, un poco agobiado por tanta humanidad sudorosa, miré hacia atrás y comprobé que un esbelto efebo se apretujaba contra mi espalda. Me llamó la atención que el joven no llevaba camiseta.
- ¡Caray,- pensé- con el frío que hace…¡Ah, la juventud…!
Como un acto reflejo, y por aquello de preservar mi retaguardia, coloqué instintivamente mis manos hacia atrás para mantener una distancia razonable de seguridad.
Y sí, noté que aquél muchacho tenía las manos heladas… Bueno… la mano… Bueno… los dedos…, Bueno… ¡el dedo!... ¿El dedo? ¿Y donde coño están los otros cuatro restantes? Y al volver la vista atrás, comprobé horrorizado que el susodicho solo llevaba como única indumentaria dos zapatillas Adidas y que sus manos colgaban plácidamente paralelas al cuerpo…
-¡Mecagüen!
Como bien comprenderéis, estimados blogueros, en ese preciso instante, mis sudores, otrora calientes, se tornaron siberianos, aunque, siendo yo un hombre de reflejos, tras restregarme diligentemente la mano del delito contra la camiseta sudada, me vi en la obligación de romper el hielo con aquella persona a la que de un modo tan íntimo e inesperado acababa de conocer
-Oye, chaval: ¿Esto tuyo… es una promesa u obedece a algún planteamiento filosófico más profundo?- le pregunté con voz entrecortada
Con un acento marcadamente extranjero me contestó sin inmutarse:
-Mire señor, yo soy austríaco y como veo que Oviedo es una ciudad muy conservadora, me ha parecido una buena idea salir a correr desnudo a modo de provocación…
-Ya, claro, lo comprendo-dije conciliador-, tampoco a mi me importaría pasear mis vergüenzas por la S. Silvestre de Viena... ¡No te joroba!
¡Coño, por qué me pasan a mi estas cosas!- me repetía una y otra vez, buscando una salida imposible entre el tumulto.
Y así, vigilando con el rabillo del ojo el rabillo del otro, alcancé el chiringuito de Coca-Cola y- para calmar tamaña ansiedad -me bebí dos latas sin rechistar.
Lo último que recuerdo de aquel intrépido y caluroso jovenzuelo fue su trasero pelado enfrentándose a un municipal que- con cara de pocos amigos- le ordenaba que se vistiera.
¡Vaya manera de despedir el año!
Y deseo fervientemente que no sea esto a lo que se refieren los políticos cuando nos dicen que el futuro está en nuestras manos…
Tras una reconfortante ducha- y una meticulosa desinfección quirúrgica de las uñas- pude comerme las uvas en paz, aunque- eso sí, a lo largo de la noche - y recordando el incidente y la crisis- repetí varias veces esa piadosa jaculatoria que titula la entrada:
- ¡San Silvestre, ruega por nosotros!

26 comentarios:

Luis dijo...

Observo estupefacto como se colocaba usted en perfecta posición para que el "australophitecus" usease el austriacu... pudiera colocar bien su dedo... pero yo me pregunto... con lo acalorado que estaba usted... esta seguro que era el dedo?... ainssss Tordu... a su edad y teniendo esas experiencias... "religiosas"... mecaguennnn... Abrazu ande... pero solo pa usted... no sea que se entere y me "calce" también a mi el austriacu... que yo sigo en la misma acera de siempre so traidor...

Conguito dijo...

¡Ja,ja, ja! Ya me contaron los enanos lo del tío este que corría desnudo. Yo por desgracia, no lo ví. Esperaba que saliera en el periódico...
Seguro que es señal de lo especial que va a ser este año.

Besotes

Por cierto, yo debí entrar mucho más tarde porque de bebidas nada de nada.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Cachis en los mengues, qué situaciones más embarazosas le acontecen.
Se lo cuento a mi corsario y me dice que pone sus espadas y el trabuco a su entera disposición para la defensa contra el peligro austriaco, ¡faltaría más!
Feliz 2012 y que no me entere yo que intentan empaquetarlo por la espalda, que movilizo la marcha verde o, en roman paladino, la de la huerta murciana.

Pele Ón dijo...

Se ve que no sólo las señoras le encuentran atractivo. Los años le mejoran, Capi.
Un abrazo (vestido).

Maria Dolors dijo...

Como me rio con sus aventuras, tiene usted que ser mas precavido señor Tordon, hay mucho peligroso suelto, ja ja.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Estimado Tordon:
Ese "amigo" austriaco debió pensar que su culito estaba pasando hambre y todos sabemos que por esos paises se gastan buenas salchichas además de buenas birras.
Pero que no me entere yo que un apellido tan honorable como el suyo sucumbe a tales menesteres ni aún debiéndose a un despiste.

Ah!....el austriaco ese...por qué no se va a enseñar sus verguenzas a Marruecos, o a Argelia?....que manía tienen algunos en querer enseñarnos ciertas cosas de las que algunos estamos de vuelta hace tiempo.
Aqui si tienen cojones para hacer estas cosas... y allí no.

Recuerdo que mi hermano mayor, allá por los años 1975 ó 76 ya se apostaba con mi madre 1000 pelas a que era capaz de correr en pelota picada un rato, por un camping de nombre muy relajante de la Costa Brava.

Y no lo olvide, si hay algún especialista en zonas posteriores íntimas, ese es nada mas y nada menos que el genuino "Ano"momius, eh eh???.
No estoy dispuesto a soportar lecciones de ningún guiri al respecto....jejejeje

Por lo demás, no me queda mas que decir que tiene usted dos hijos, dos mozalbetes bien guapos y bien chulos....eh?

Sin más y deseándole un feliz año a usted y su familia.
Anomomius

Anónimo dijo...

Veamos, yo no estube en la carrera, pero conozco al austriaco que corrio desnudo, para empezar señor "luis" le diria que Claudio (es asi como se llama lo que tu llamas "australophitecus") es HETERO, lo hizo por una apuesta, asi que a ver si antes de insultar a alguien nos informamos un poco. Y de paso os comento que la proxima vez seremos 4 los que corramos desnudos aunque sigo sin entender que tiene que ver correr desnudo con la orientacion sexual.

CSA

Luis dijo...

Sr. o Sra. CSA.... compruebo con tristeza su poco sentido del humor... si fuera usted asiduo se daría cuenta que todos mis comentarios dirigidos al Sr. Tordón... son en tono irónico y en plan coña... No me parece que haya insultado a nadie... en todo caso al autor de este blog... No obstante... le pido disculpas al Sr. Claudio... a usted... al Sr. Tordón y al sursum corda si es preciso...

Yo si “EstuVe”... en la carrera... y si se trata de correr desnudo, el año que viene cuente conmigo... pero para una carrera en privado... porque reconocerá conmigo que en un sitio público... donde además corrían niños... no me parece muy elegante, ético, etc. dicha exhibición... y como bien dice el Sr. Tordón.. y el Sr. Anomomius... que lo haga en la S. Silvestre de Viena... o se vaya a un país árabe... que seguro con lo poco “conservadores” que alli son... no tendría ningún problema... y podría provocar todo lo que quiera... También puede ir a correr a la playa de Torimbia que es de nudistas no?

Me sorprende mucho que se dirija solamente a mi por el comentario realizado... y no haga mención a “otros” cometarios... me da que pensar... y ya sabe... piensa mal y acertarás...

PD: Le puedo asegurar que a mi la condición sexual de cada uno... me la trae al pairo..

Salu2

Tordon dijo...

Es usted un malpensado, estimado Luis, y le puedo asegurar que ni el joven austriaco ni yo manifestamos el más mínimo ademán sexual y que todo se desarrolló bajo un ambiente de cordialidad y educación.
Sí es cierto - como usted comprenderá- que las circunstancias( mucha gente sudorosa, mucha gente apretada) hacen que la situación sea cuando menos extraña y que de lugar a cierta comicidad.
Al menos a mí me pilló por sorpresa, pero más que provocar, me hizo sonreir.

Salu2
PD: ¡No sea tan explícito , hombre, que esto lo lee más gente de la que usted y yo pensamos!

Anónimo dijo...

Estimado Tordon:

El señor Luis no necesita ninguna defensa, ni yo tampoco, y menos en un caso como este en el que el señor austriaco es el que provoca en un lugar público, con menores, o acaso los demás no podemos provocar también con nuestras palabras?
Y mas en un lugar como este....eh eh??

Empiezo a estar hasta la "mismísima" que solo puedan provocar siempre los mismos, .......y en este caso ese "señor" austriaco deberia haberse puesto por cortesia, en la zona de la cola y los "apretones" algo que le cubriese la zona genital,.... y me hubiese gustado saber que hubiese pasado si en vez de ser usted el "rozado" hubiese sido una fémina y para mas INRI feminista o lesbiana.
Veriamos donde estaba esa libertad sexual de la que muchos presumen y se llenan la boca.

Ese tipo de exibiciones en Marruecos, Argelia, o que las hagan en mítines del PSOE o IU, que necesitamos animarnos un poco despues del batacazo electoral,o en reuniones feministas, etc.

Salu2
Anomomius.

Tordon dijo...

Sí, estimada Conguito, eso es lo que dice mi señora, que ella, por desgracia, tampoco lo vió.
No sabía yo que a ambas les interesaba tanto el atletismo...
¡Mecachis...!
Un besote, gacela sansilvestrada.

Tordon dijo...

Su pirata, estimada Isabel, no es solo un hombre valeroso y decidido, sino también un tipo inteligente:Se casó con usted...

Y le envío -por correo certificado-2012 besos para usted y un solo abrazo- bien sentido, eso sí-, para su intrépido bucanero.

Por cierto,¿Cuando se van a cobrar ustedes la cena que les debo?
¡A ver si aterrizan por el Norte, caramba!

Tordon dijo...

Los años me mejoran , estimado Contramaestre, pero las fuerzas me flaquean...Haremos más caso a los primeros en detrimento de las segundas.
Porque tanto usted como yo somos Peleones por naturaleza ¿no?
Abrazo

Tordon dijo...

Soy precavido, estimada Dolflors, aunque -como bien decía Sir William "los peligros visibles nos atemorizan menos que los horrores imaginarios"

Un besote, florecilla de L´Empurdá

Tordon dijo...

Su hermano mayor, estimado Anomomius,supongo que debía ser por aquellas fechas tan joven como desvergonzado.
Y agradezco los piropos que les dedica a mis hijos: Han heredado-rubio y moreno- la belleza de sus respectivas madres.

Salu2, guerrillero astur

Tordon dijo...

Tiene razón, estimado CSA, el muchacho se llama Claudio y se apellida - no sé si debería decirlo- H*rr*nger, aunque no me consta su orientación sexual.
Lo que si puedo asegurarle es que -a no ser que usted sea su pareja- nunca lo ha tenido desnudo tan cerca como yo el día de la carrera.

Y sea usted benevolente con el Sr. Luis, piense que sus intenciones son buenas.
Y además,nadie es perfecto, el probe ye de Gijón...

Salu2

Tordon dijo...

Yo acepto sus disculpas, estimado Luis, en mi nombre y en el de todos los que hayan podido malinterpretar sus palabras, desconocedores probablemente de que el humor asturiano a veces resulta un poco ácido y que somos dados a la chanza de "chigre" y al chascarrillo desproporcionado.
Lo cierto es que el hecho relatado en mi entrada no tiene ninguna connotación sexual y solo se limita ha recoger unos hechos-absolutamente ciertos por otra parte- que se salen de la rutina esperada en un evento deportivo de las características de la S. Silvestre.
Lo que no entiendo es que el susodicho- con tan poco peso encima- tardase en llegar un minuto más que yo...
¿Se pararía por el camino a firmar autógrafos?
¡Ah,las servidumbres del espectá.culo!

SAlu2

Tordon dijo...

No había pensado yo, estimado Anomomius, en esas hipotéticas complicaciones que hubieran surgido en el caso de que alguna fémina pudiera haberse sentido incómoda por una presencia no deseada...
Pero soy de los que pienso que, de cada 100 espectadores, 95 se habrán echado unas risas y solo un 5% se habrán llevado las manos a la cabeza.
Porque como usted bien señala, esas cosas ya no provocan a nadie en un pais medianamente civilizado.Y tampoco entiendo la mentalidad de esos individuos que creen que una mentalidad conservadora es incompatible con una liberal de cintura para abajo.
Porque,¡que quiere que le diga!: Para mí, lo realmente provocador hubiera sido ver delante mío a la Jolie en pelotas, lo cual no me produciría ningún dilema moral, aunque-eso sí- habría incrementado notablemente mi velocidad media...

Salu2 , azote de herejes.

Luis dijo...

Toco toc... Ave María Purísima... Sr. tordón... créame que siento sinceramente este incidente “diplomático”... Austro.Hispanico...
Comprenderá usted que ni se me pasó por la cabeza otra cosa que no fuera esa divertida anécdota... no obstante... procedo inmediatamente a rezar 3 Avemarias y 2 Padrenuestros y a flaglelarme la espalda con un cilicio de clavos... eso si.. austriacos... Salu2

Tordon dijo...

Bueno, vale, queda usted perdonado, travieso Luisito, porque en el fondo -muy en el fondo- es usted un buen chaval...

Hala,vaya en paz, pero ¡coño,se lo advierto, no peque usted más, o cualquier día lo veo flotando en el Piles!

Aquí me quedaré... dijo...

¡Qué poco humor!
Me ha parecido muy divertido la forma de relatar lo sucedido.
El hombre querría lucir su "palmito" dado que en su país nunca podría.
Soy hetero, femenina y tan feminista como un hombre pueda ser masculinista y eso no quiere decir que aceptara con agrado a un hombre desnudo pegado a mi espalda, salvo que yo quisiera, claro. Ya se viven esas situaciones en el metro y las mujeres no se callan.

Sus hijos parecen dos chicos estupendos y con buena talla para la edad que les calculo.
Hizo bien en dejarse acompañar por ellos en la pre-salida.
Ellos estirados y usted ya agachadito ¿Le ayudaron a levantarse? ¡ Venga papí, corre un poquito, nosotros te ayudamos, llegado el caso! y se fueron corriendo como galgos.

Besos

Tordon dijo...

No estaba agachado, estimada Limonchelo, sino en posición de salida.Pero, sí tiene razón, nada se puede hacer contra la briosa jventud.
Y en el resto de sus reflexiones, también estoy de acuerdo, que conste.

Besote

Daeddalus dijo...

Parece ser que todo el mundo vio al austriaco de marras excepto yo. Y no es que le tuviera especialmente interés porque aquí entre nosotros y sin que nadie nos oiga, la visión de un hombre desnudo me resulta muy poco estética.

Por lo demás, y para los agoreros que instan al pobre chico a ir a desnudarse a un país islámico, qué quieren que les diga, no es que esté especialmente orgullosa de este país, pero siente una cierta satisfacción personal de saber que al menos aquí existe cierta libertad de expresión, aunque sea corporal y que afortunadamente nadie es lapidado por quítame allá ese velo.

Más allá de eso no me acaba de quedar claro el motivo de su reivindicación, pero es que los austriacos siempre han sido muy raros.

Food and Drugs dijo...

Mira que he corrido sansilvestres, y nunca me ha ocurrido semejante suceso.
Una cosa es correr por gusto y otra es correr despavorido. La verdad es que admiro tu talante y tu sangre fría. Yo en semejante circunstancia me hubiera echado cuerpo a tierra.
feliz año.
;-)

Tordon dijo...

No se ha perdido usted gran cosa, estimada Daedalus, aunque tampoco es que yo entienda mucho de belleza masculina.
La "performance", más que provocadora - y dadas las circunstancias de promiscuidad sudorosa en espacio reducido- me parece poco higiénica.
He leído por ahí que " los austriacos tienen fama mundial de ser un pueblo culto, elegante y educado. Les gusta la vida cómoda, agradable y tranquila. Los sobresaltos, las prisas, las groserías y las voces en alto no van con ellos, de hecho, no les resultan nada agradables".

A lo mejor es que este muchacho es de madre austriaca y padre español.
O viceversa, nunca se sabe.

Besote.

Tordon dijo...

Yo también ,estimado Fudandrús, he corrido muchas S. Silvestres, especialmente cuando era joven (más joven, quiero decir) y nunca me vi en tal tesitura.
Lo cierto es que la anécdota me hizo gracia (risa tonta) por la cercanía con la que me tocó vivir el suceso.
Aunque a estas alturas, por desgracia, pocas cosas me desestabilizan.

Feliz año, amigo gallego.