lunes, 4 de julio de 2011

INVASIÓN AMARILLA

Desde que era un niño llevo oyendo esa terrible historia que cuenta que si un día todos los chinos se pusieran de acuerdo y dieran un salto, se desplazaría el eje de la Tierra.
Imbuido en la zozobra de esos miedos ancestrales,- y por aquello de restar efectivos a una posible y destructora sincronía-, invité a casa a unos amigos orientales de mi hija.
Portadores de nombres bisilábicos absolutamente imposibles, solo me quedé con el de uno de ellos, (Yu-Ju), aunque cuando le llamaba mi familia pensaba que me había tocado la Bono-Loto.
Jóvenes, discretos, silenciosos, sobrios y disciplinados, escondían bajo sus camisetas de mercadillo unas flamantes licenciaturas en Arquitectura o en Ingeniería.
Llegaron de viaje muy tarde, pero a la mañana siguiente, - hora prevista, nine o´clock-, aparecieron todos por mi cocina.
Un poco agobiado con la organización de la intendencia para tantos invitados, y desconocedor de las costumbres orientales, saqué a relucir mi batería culinaria y les pregunté qué deseaban para desayunar:
-Tenéis café, leche, té rojo, té verde, Cola-Cao, zumo de naranja, mermelada, mantequilla, Nocilla, tostadas, napolitanas, cruasanes, Tosta-Rica, cereales…
Todos permanecieron en silencio. Al fin, uno de ellos se decidió a hablar:
-No se preocupe, señor, cualquier cosa nos sirve. En mi casa, para desayunar, solo hay café y pan…



Y no sé por qué, pero en aquel preciso instante me vino a la mente el engorroso asunto de la caída del Imperio Romano y tuve la certeza de que – con independencia de nuestras elucubraciones-, nos acabaría tocando la China .


Y es que contra esta gente tenemos la batalla irremisiblemente perdida.



Incluso antes de desayunar.




.

20 comentarios:

Conguito dijo...

yo en cambio estuve dormitando en Vega, al son de las olas y del runrun de las cotorras a mi alrededor...

Besotes

Anónimo dijo...

喜欢!

Pele Ón dijo...

evidencia basada en la alimentación. Menos mal que por lo menos comen poco.
Porsiaca, no invite a todas sus familias.
Au bientôt

Food and Drugs dijo...

Creo que el eje económico ya está bastante desplazado y aún lo va a estar más.
Hace bien tu hija cultivando esas amistades, estos chinos ya no son tan fáciles de engañar como los de antes.
:-)

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Actualmente no se puede competir, mejor unirse a ellos, aunque sea en cuclillas. Jejejejej



¡¡Jopeta, si es que me lo pones a huevo!!!

Espero tu dulce puñalada, a ver si animamos un poco los comentarios, que andan rezagados.

UN ENORME ABRAZO

Pele Ón dijo...

¡Caramba, capi!. Las mata y encima les gusta...
Tenga cuidado con las puñalás, aunque se las pidan, que deshacerse de un fiambre en el submarino es bastante complicado. Probaría los lanzatorpedos, pero con lo testarudas que son, seguro que no hay manera de que avance.
En fin, que le dejo con el problema puesto.
(espero haber alegrado algo los comentarios).

Tordon dijo...

Pues déjese usted, estimada Conguito, de sestear lánguidamente a orillas del Cantábrico y venga a visitarme a mi cabaña del prao adentro, allá donde se huele el salitre, pero no se sufre. (el salitre)
Bss.
PD: Avíseme antes de llegar , no sea que me pille practicando nudismo en la tumbona.

Tordon dijo...

Yo dije que comían sencillo, no poco, estimado Contramaestre.
Y tenga cuidado con las gabachas, que tiran a dar.
Salu2

Tordon dijo...

Estimado anónimo:
Tú lo mismo (por si acaso).
Un saludo, ojos rasgados.

Tordon dijo...

Resulta evidente, estimado Fudandrús, que el proceso de colonización económica del gigante amarillo ha comenzado y que no se detendrá hasta que nos haya engullido por completo.
¡Vamos sudar tinta china!
Y como usted puede comprobar, yo ya he comenzado a establecer relaciones diplomáticas con los de la otra trinchera y he iniciado mis clases para aprender a comer con palillos.
Salu2

Tordon dijo...

Entiendo , mi querida Bruni, que el lanzamiento de cuchillos es lo más adecuado para subir el nivel de audiencia, pero me temo que- cuando de usted se trata- solo me salen los dardos más romos y los besos más tiernos.
¡Soy un sentimental!
Besotes

Tordon dijo...

Estimado Peleón:
Usted bien sabe -como mi señora-, que soy absolutamente inofensivo y que la fuerza se me escapa por la boca.
¡Léne, contramaestre, usted me habla de puñaladas, fiambres y testarudas y encima asegura que es para alegrar los comentarios...!
¡No quiero ni pensar cuando sea para lo contrario!
Se nota que la torre Eiffel le inspira...
En fin ,se lo perdono porque sé que lo hace sin querer y con buena intención.
Un abrazo

Jose dijo...

Saludos Tordon.

¿No ha pensado en expandir su negocio al otro lado de la Gran Muralla? Fíjete que el número de clientes en ese lugar tiende a infinito.

Espero que no practique en la tumbona lo que afirma practicar, o se va a quedar más arrugado que después de estar metido en la piscina olímpica adjunta durante varias horas. Porque por aquí, a pocos kilómetros de su paraíso, llueve a cántaros, mares y etcétera.

Siga disfrutando del "verano", en compañía de tan variopintos invitados.

Jose.

Conguito dijo...

Avisar avisé, querido presi... pero nunca recibí respuesta. Mire en el nº de móvil que nos dio para la quedada del año pasado.

Besotes

Tordon dijo...

Ya sabe, estimado José, que por estos lares el tiempo no acompaña , y se hace necesario practicar el nudismo con gorrita de boy-scout y chubasquero.

Y también compruebo-a tenor del color de su casco - que usted procura adaptarse a la invasión oriental.

Salu2

Tordon dijo...

¡El móvil!
¿Y eso qué es?
Ya sabe, estimada Conguito, que si un mensaje quiere que llegue, debe remitírselo directamente a mi secretaria-consorte, que es la de las ideas claras y la cobertura permanente.
Besote

Conguito dijo...

Imposible. No disponemos de esa información. Tal vez no veamos mañana en su lugar de trabajo?

Besos

Tordon dijo...

Pues asunto solucionado, estimada Conguito.
Porque yo , por sus bombones, ma-to.
Buen viaje, guapísima.

Jose dijo...

Saludos Tordon.

Tenga usted en cuenta que el dueño de la empresa que mantiene a mi familia es natural de la India. ¡Cómo no voy a tener aprecio por los naturales de las lejanas tierras asiáticas!

Pero también siento aprecio por los naturales de las no tan cercanas tierras sudamericanas, como se puede ver en la última entrada del único blog que mantengo abierto.

Y, por supuesto, también siento aprecio por los naturales de estas maravillosas tierras asturianas (y de los alrededores, o sea, de España entera), algunos de los cuales tuve oportunidad de conocer en su "casita de verano" el pasado año.

Un abrazo bien fuerte para usted y muchos besos para su encantadora señora.

Jose.

Tordon dijo...

Comprendo sus sentimientos, estimado José , considerando que es usted Mittal indio , Mittal asturiano.
Un abrazo para usted y besos para su señora y su retoño.