miércoles, 27 de julio de 2011

LIMONES MAMONES

La primera visión tras mi repentino soponcio fue el vigoroso batir del abanico de una señora que no cesaba de sentenciar:”Esto va a ser de la tensión baja, esto va a ser de la tensión baja…”
¡Ni tensión ni leches! Porque las últimas palabras que recuerdo antes de mi espectacular desmayo fueron las de la señora Tordon que –inopinadamente, mientras yo degustaba el primer café de la mañana--susurró:
-“Cariño, quiero tener un hijo…”
¿Un hijo? ¿Vosotros pensáis, estimados blogueros, que a un hombre de edad madura (casi provecta), que a un humilde varón como el que suscribe, que a un atlante-currante que tras denodado esfuerzo ha contribuido a la mayor gloria de la Humanidad con cuatro rebeldes sin causa, con cuatro hijos únicos, con cuatro retoños que desayunan, comen y cenan como limas, se le puede soltar así, de sopetón, sin anestesia, tan escalofriantes palabras?
Cuando la palidez cerúlea abandono mi semblante, la señora Tordon insistió:
-“Que no, que no es lo que tú piensas, que quiero tener un hijo del limonero centenario del prado de arriba que da unos limones más dulces , más finos, de textura más liviana…“ (Siempre me llamó la atención la sutileza del género femenino en general y la de mi señora en particular: Una vez le pedí que me comprara un jersey marrón, pero ella me rogó que le especificara si lo quería de color beige, arena, ocre, calabaza, terracota, chocolate, albaricoque, tierra, topo, café con leche, cuero, piedra…)



Una vez segura de que se ralentizaba la taquicardia y se alejaban mis vahídos, prosiguió:
-“Tal vez si le cortáramos una ramita y la injertáramos mediante un acodo y bla ,bla, bla…”



¡Coño, haber empezado por ahí, por el acodo, y no por la descendencia…!




Y es que si no la conociera bien pensaría que trata de cambiar su actual estatus por el de viuda alegre…




En resumen, que no es de extrañar que con tanto cítrico se me esté agriando el carácter.

16 comentarios:

Pele Ón dijo...

Se ve que el limonero los tiene bien gordos. Lógico que ante tales atributos, desee descendencia.
Como dice mi pelemediano, que Dios le premie con pocos hijos y muchos intentos, sobre todo ahora ya cumplido sobradamente.

silvo dijo...

Jaja, menos mal que has sobrevivido a semejante planteamiento, que no propuesta jaja, salu2

Pilar dijo...

Un limón, medio limón...sustito ¿eh?

Fiebre dijo...

Quejarse por quejarse:
Si a mí, la exquisita señora Tordona se me colocara brazos en jarras pidiendo descencia...

¡¡¡Casi era capaz de hacer una cesión de Cazorla al Oviedo!!!

(Si es que después del desmayo y una vez vueltos en nosotros...¡algunos no somos nadie!)

Tordon dijo...

Me temo que mi época de promiscuo fornicador ha pasado, estimado Contramaestre.

Aunque mirando el poster de la Jolie, bien que lo siento, que conste.

SAlu2

Tordon dijo...

Todavía me estoy recuperando, estimado Mega-Silvo , pero ya comienzo a odiar la horticultura.

Salu2

Tordon dijo...

Augusta Pilarica:
Es que algunas señoras tienen una manera de expresar sus pensamientos...

Y cuando hablan de limones, lo mismo.

Bss

Conguito dijo...

Anda, anda, sr. Presi, cosas mas extranhas se han visto! Se acuerda de Papito?
Me voy a ver el encuentro de las aguas (Amazonas / Rio Negro). Luego le cuento.

Besos

Tordon dijo...

Tiene usted razón, malagueña salerosa, cuando la señora Tordon saca a relucir sus armas de seducción+IVA y su bikini de rayas no hay humano que se resista.
Por cierto- y enlazando con su blog- ¿no le interesa un madurito norteño?
Mi señora me deja a precio de saldo, casi regalao.
Y paga la diferencia.

Besotes

PD: Con un ovetense en el equipo vais a ganar mucho, que conste.

Tordon dijo...

No queda muy claro, estimada Conguito, eso de que la familia feliz sea un paraíso anticipado.
Sthendal, por ejemplo, decía que un hijo es un acreedor dado por la naturaleza.
Pero reconozco que, aunque reniegue en ocasiones, no podría vivir sin ellos.

Besote

PD: No se beba el Amazonas y –menos aún- me muerda a las pirañas.

ave de estinfalo dijo...

xD

es que esas cosas no se dicen así como así, a cualquiera lo sorprenden

e___e

cuidate, buen blog,seguire visitando

ByE

Tordon dijo...

En efecto, pajarillo mitológico, no son formas de decir las cosas, aunque- como queda demostrado en esta parábola limonera- el problema no estriba en lo que se dice , sino en lo que se entiende.

Besitos para el Mexico lindo y querido.

Mery Jane dijo...

Jajajajajaja. Ya me imagino el soponcio! Menos mal que se quedó en un susto.

Jose dijo...

Saludos Tordon (y Conguito).

Creo que unas pirañicas al limón tordonero serían un bocado interesante... suponiendo que esos bichos sean comestibles.

Primero los chinos, ahora los limones, después ¿qué vendrá en amarillo? ¿Una visita a las canariñas? ¡Los hay afortunados!

Un abrazo (para los hombretones de las dos familias) y muchos besos (para las medias naranjas y mandarinas).

Jose.

Anónimo dijo...

improve search engine ranking seo book backlinks one way backlinks

Anónimo dijo...

Mis condolencias por partida doble