domingo, 11 de abril de 2010

Cuidado con la hormiga:¡Muerde!

Hoy, harto de contar pijadas en este blog , me pongo serio para hablaros de un animal hexápodo-pterygoto que pertenece al orden de los himenópteros y a la familia de los formícidos (no confundir con” fornicidios”).En concreto voy a hablaros de las Lasius Tordonensis Sidreras, que pa qué vamos a darle vueltas,son las hormigas de mi jardín.
Y cuando -como un bobalicón- me paso las horas muertas contemplándolas- me asaltan las dudas: ¿Son tan trabajadoras como parecen? Con esto de la crisis, ¿tendrán paro? ¿Estarán organizadas en sindicatos? ¿Es verdad que los machos no viven nada más que para comer y aparearse? ¿Será cierto-¡ay que miedo!- que estos holgazanes mueren después del vuelo nupcial?
Y cuando un servidor-aprovechando el tiempo primaveral - sale al jardín a tomar el café ¿me verán como a un Dios? O por el contrario,¿ me verán como a un monstruo con botas de siete leguas?
¿Seré para ellas un OVNI? ¿Estarán extrañadas de que, si soy inteligente, no trate de comunicarme con su especie? ¿Será verdad que su mandíbula se cierra a una velocidad cercana a los 230 Km/hora? A esa velocidad, ¿se les descoyuntará alguna vez la articulación temporo-mandibular? ¿Irán al dentista?
¿Será cierto que las reinas viven 30 veces más que las obreras? ¿Tendrá su reina operada la nariz?...
No lo sé, todo son dudas, pero aprovechando que James Cameron vino a mi casa a comer, las pillamos in fraganti:

video

Y como a alguno de vosotros se le ocurra ver- fuera del domicilio habitual -este magnífico e irrepetible documental sobre la fauna ibérica, avisaré a los de la SGAE para que os cobren el sobrecanon referido al disfrute y lucro de la creatividad ajena.

¡Hala, por listos!

29 comentarios:

silvo dijo...

Jjaja ¿te pones serio y me hacer reir nada más empezar?, son muchas preguntas existencialistas la que te haces en un momento Tordon, creo que teverán como alguien habitual a su lado, quizás hasta haya leyendas entre ella que hablan de tí, salu2

cactus girl dijo...

SR. Tordon, creo firmemente que el sol primaveral ha derramado sus rayos en gran medida sobre su cabeza...

Pero igualmente, le admiro por ser capaz de que una hormiga le despierte ese interés existencial...(no sé qué hará entonces cuando me tenga delante).

Un beso gigante

hécuba dijo...

Vaya.. me ha quitado usted la entrada de la boca, yo justo justo me estaba haciendo las mismas preguntas :)
Besos.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

¿Pero no iba a dejar de contar pijadas?

Mucho cariño no parecía que le tenían, bípedo mío

¡¡MUAK!!!

Pele Ón dijo...

Las ha pillado infraganti, se están paseando por encima del hormigón.
Y las creía tontitas...

woman dijo...

Estimado Observador de la naturaleza:
Yo había escuchado que eso del aburrimiento es malo pero compruebo que es algo nefasto o inspirador, puede que por ese camino imite el libro titulado HORMIGAS y el autor se pueda "mosquear" y ya está escriba el libro de MOSCAS ( ja ja ...)es la primavera que por estas tierras afecta un "poquico" más.
BSS.

Thornton dijo...

Tordon, algunos no valoran a estos animalitos. No han visto "Cuando ruge la marabunta".
Un abrazo.

Tordon dijo...

Sí, Mega-Silvo, creo que tienen una leyenda urbana denominada "Tordon y las musarañas".
¡Como las pille criticándome a mis espaldas...!
Salu2

Tordon dijo...

Mi interés por usted, adorable Cactus, supera todos los límites planetarios y hormigueros.
Y sí, tiene razón, creo que debería ponerme más la gorrita playera que me regalaron en el Alimerka.
La ociosidad-y los rayos de sol- son lo peor para la cabeza.
Besazos

Tordon dijo...

Me alegra ,estimada Hécuba, comprobar que nuestras almas son eco-gemelas.
Aunque la suya es más guapa.
Besotes

Tordon dijo...

Me ha salido una respuesta tan larga a su comentario, magnífica Bruni , que creo que la utilizaré en la próxima entrada.
POrque usted, consorte de Sarkosí, se lo merece todo.
Besucos

Tordon dijo...

Si, Peleón, algunas se hacen las atareadas, pero las matan callando.
A las hormigas les pasa lo mismo.
Salu2

Tordon dijo...

Leñe, superwoman, me parece imposible que alguien esté lo suficientemente ocioso como para escribir un libro dedicado a estos insectos,
Aunque yo creo que voy por el buen camino.
Besitos

Tordon dijo...

Me jorobaría bastante, admirado Zorton, que una invasión de hormigas gigantes-como en la peli- me fastidiara la plantación de lechugas que tengo en el jardín.
Entonces no me quedaría más remedio que mostrarles la omnipotencia destructora del "Dios-Tordon-ZZ-Plof".
¡Que se anden con cuidado!
UN abrazo.PD: POr cierto, en breve estaré por su tierra murciana.(motivos nada serios,me limitaré a ser un decorativo consorte)

lunatica dijo...

Creo que...necesita usted buscar urgentemente un buen pasatiempo o terminara contando hormigas ja ja

Tordon dijo...

Gracias, mi estimada Lunática,por preocuparse por mi salud mental. Se nota a las claras su pasado sanitario.
Y le confesaré una cosa:Yo no sé si estoy loco.Lo que si tengo claro es que los demás tampoco deberían andar sueltos.

Besotes

Tordon dijo...

¡Perdón Lunática, por lo del pasado sanitario, pero es que la confundí con Luna!
¡Coño, esta blogosfera esta llena de planetas!
¡Mecagüen...!

lunatica dijo...

Ya vio usted, parece si estar un poco loco ja ja.

Conguito dijo...

Sr. Tordón, me tiene preocupaada, ud. ¿escribió esto antes o después de que las hormigas le picaran? Ya sabe, vinagre o amoniaco ayudan mucho.

Besos

Tordon dijo...

Sí Lunática, pero me comporto como un cuerdo para disimular.
Por cierto: Un loco y una lunática serían la pareja perfecta.
Bss

Tordon dijo...

Leñe, Conguito, usted tiene recetas para todo.
Pero no me ha quedado claro si el vinagre hay que echárselo antes o despues de haberlas aplastado con el dedo.
Besotes

Conguito dijo...

Después de que le piquen, si se atreven...
Besos

Tordon dijo...

Sí, Conguito, ellas me ven cara de bueno y seguro que se atreven a picotearme.
Las hormigas, también.
Bss

Fiebre dijo...

Después de esta exhibición de su talento cual Spielberg, sólo me falta comprobar si su voz tiene los mismos matices de los narradores de documentales del National Geographic... y acaba usted con cualquier febril resistencia.

Tordon dijo...

Dificil tiene, mi admirada Fiebre, la comprobación de mis registros, ya que, ante su augusta presencia, me temblarían hasta las cuerdas vocales.
Besos silenciosos.

Jose dijo...

Saludos Tordon.

Si no lo has leído, te recomiendo el libro "Hormigas sin sombra", de Maurice Coyaud. En él se cuenta una anécdota, que reproduzco aquí sin permiso de los autores:
-¡Ese jornalero tuyo es una calamidad! ¡Mira! ¡Ha orinado su nombre en la nieve!
-Sí, ¡¡y es la letra de mi hija!!

De mi cosecha literaria añado un haiku:

Una hormiga
sube por mi pantalón.
Soplo y se cae.

Que levante la mano quién no haya alguna vez quedado embobabo observando a las hormigas. A parte de pisarlas o echarles agua caliente, pueden ser la inspiración de los más sublimes poemas.

Así que, a partir de ahora, mírenlas con otros ojos (con gafas, si ya son mayores).

Un abrazo.

Jose.

Tordon dijo...

Tomo nota de sus recomendaciones literarias, estimado Jose.
Porque yo de usted,-como del caserío- me fío.
Salu2 cordiales

Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Estimado Tordon:

El otro dia escuché que si las hormigas desaparecisen la catástrofe para la vida en el planeta sería peor que el meteorito que exterminó a los dinosaurios, mientras que si desapareciese la especie humana no pasaria absolutamente nada.

Cuidadín con poner venenos en su jardín, con pisarlas, nada de hacerles daño....eh??

Salu2
Anomomius