martes, 13 de abril de 2010

Contestando a la Bruni-Bloger

Le aseguro, estimada Brunisolda, que mis propósitos de seriedad en este submarino son sinceros, pero, sin querer, espontáneamente, a lo tonto, me brota la vena bobalicona, se me va el santo al cielo, me asalta una irreprimible necesidad de chanza súbita, de chirigota inopinada, de cuchufleta irreverente, de mamonada cutre, de guasa irreprimible… Porque nada me aterra más que asomarme a ese negro abismo en el que los humanos contemplan la propia existencia como si de un inamovible paradigma se tratara.
La rutina laboral me exige una circunspección absoluta, una precisión exhaustiva, una manipulación delicada, una planificación certera, una concentración rigurosa, y tengo prohibido expresamente que nadie (ni nada) me distraiga en el sagrado altar de las obligaciones profesionales. Pero paso muchas horas en el trabajo (“afortunadamente”) y la tensión, como si de una enfermedad insidiosa se tratara, se acumula en el cerebro hasta convertirlo en una olla a presión.
Por todo ello, ¿no es lícito un poco de irreflexión?, ¿no es permisible un ápice de locura, un atisbo de atolondramiento, una pizca de ligereza?
Y después de todo, volviendo a la entrada motivo del litigio, ¿no nos comportamos en cierta forma como las hormigas? (Exceptuando la vagancia del macho, claro) ¿No creemos-y creamos, como ellas- esquemas sociales, leyendas y religiones para intentar escapar de lo que desconocemos? ¿No somos también súbditos de reinas con nariz operada?
Todo el día trabajando, rodeados por ese opresivo halo de seres responsables, individuos laboriosos y productivos, modelos intachables, entelequias sesudas y cabales con horario de 10 a 2 y de 4 a 8 ¿No nos merecemos una desconexión liberadora? ¿No necesitamos que el destino nos depare una rendija por donde escabullirnos?
¿No constituye lo surrealista, lo irónico, lo abstruso, lo humorístico, una magnífica forma de huir hacia delante, de intentar obviar nuestras cadenas?
Porque creo firmemente que no tomarse demasiado en serio es una herramienta muy útil para tratar de conocerse.
Aunque la mayoría de las veces sea en vano.

Beso su mano, princesa.
Y si se tercia, su codo y su hombro.

18 comentarios:

Pele Ón dijo...

La genialidad y la locura están cerquita. Y para determinadas señoras, hay que ser un genio y además estar un poco loco.
Quiméricas divagaciones, que navegan por el subconsciente de muchos entre los que me incluyo.
Siento un agradable hormigueo, un despertar a la vida, una ventana abierta en la no-vida por la que la luz, la Luz, alimenta mis sueños.

silvo dijo...

Muy necesario el humor, la imaginación para salir del cartesiano mundo de lo obligado, humor bueno, sano, reparador, es necesario hasta para la propia existencia de lo cartesiano, salu2

Fiebre dijo...

Amén Jesús.

Y además de la circunspección, corrección y vigilancia extrema a los detalles inherentes al cargo, hay en sí otros tipos de trabajo que requieren quitar la válvula de la olla express todos los días por prescripción facultativa.

Imagínese un empleado de una funeraria que siguiera con el mismo rictus al llegar a casa...
Por cierto, tengo un colega de esos y tiene el humor más afilado del que se pueda hacer gala. Lógico.

isbela de merens dijo...

Buenasw señor Tordon, he podido comprobar que su inteligencia y humor ironico perduran jajajaja

Mery Jane dijo...

Ooooo, Tordon, que razón tienes...Hay que abrir de vez en cuando, por no decir todos los días, la olla a presión para dejar que salga todo lo que se acumula, no vaya a ser que explote. Es como cuando intentas hacer café sin agua en la cafetera; tiene que haber un algo en la cafetera que pase por el filtro lleno de café, osea, el agua, porque si no explota.
Hombre, yo soy de las que dice que sería conveniente tener una valvulita que impida que se acumule mucho la presión, es decir, a la vez que se hace la presión, que vaya saliendo no? Aunque sea en pequeñas cantidades.Pero bueno, no siempre es posible eso; yo ya lo intenté y no encontré la forma, así que...

Realmente estos relatos ingeniosos tuyos son una válvula de escape fenomenal para no volverme loca yo tampoco, así que por mí, de seriedad nada eh?

En fin, a ver lo que te contesta la Bruni...

Vicky dijo...

Cuando comienza a doler cada vez que las pisas... en ese instante, algo ha sucedido.

Tordon dijo...

¡Cómo me comprende usted, mi estimado Peleguán!
Porque somos dos garbanzos hermanos en la misma olla.
Salu2

Tordon dijo...

Su sapiencia exoplanetaria ,docto Mega-Silvo, hace que hasta un cartesiano como yo reconsidere sus puntos de vista.
Salu2

Tordon dijo...

Mi querida musa sureña:
Salude de mi parte a su amigo de la funeraria y dígale que espero no tener nunca el gusto de conocerle en cuerpo presente.

Con usted,por supuesto, la cosa cambia.
Bss

Tordon dijo...

Mi querida Isbela de Miedomedás: ¡Cuanto tiempo sin vislumbrar por mi blog su tétrica figura!
Ya la echaba de menos, fierecilla.
¿Cómo van sus amores desgraciados?
Espero que bien, porque usted se lo merece.
Besotes

Tordon dijo...

Coincido con usted , querida Merillein, en que todos necesitamos una válvula de escape que nos permita reencontrarnos con nostros mismos.
Y si acudimos a la voz autorizada de los clásicos, vemos que Montesquieu señala que "la gravedad es el escudo de los tontos".Voltaire va más allá y nos dice que "una gravedad continua no es sino una máscara de la mediocridad".
Pero ¡ojo!, porque tambien Napoleón nos avisa de que "de lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso".
En fin, haremos lo que buenamente podamos.
Bss, super-nurse.

Tordon dijo...

Caramba, poética Vicky, viendolo de esa forma ,no me va a quedar más remedio que levitar sobre el césped.
Que conste que yo las piso con buena intención, con suavidad, y solo lo hago cuando las muy traidoras me dan su insidioso mordisco repleto de ácido fórmico.
...O cuando se quieren comer el bocata de tortilla antes que yo.

Besos ecológicos para la dulce Colombia.

Solitaria de la mancha dijo...

Querido sr tordon:
Una sonrisa no deja indiferente a nadie.A unos les reconforta o les alegra el dia,a otros ,aunque parezca increible,les fastidia(como diria la pantoja: dientes ,dientes,que es lo que les j...), y de dientes usted sabe mucho...
Pos eso,parafraseando el refranero español y cambiandolo un poquito diria: Sonrie ,que algo queda.
Un afectuoso y sonriente saludo.

Tordon dijo...

Sí , estimada machega, yo de dientes sé mucho: Se que sirven para comer, para sonreir, para morder y para que los dentistas estén entretenidos.
Yo los uso fundamentalmente para lo primero.
Como una lima, oiga.

Besos para usted y para el discípulo de Rayomakuín.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

"¡¡¡ Qué poencia ecocuética!!!"

"Retírese tiene un 8"

Les Luthiers

Si no entiende se lo explico, que por menos, me ha caído un bueno paquete desmesurado, inmerecido e innecesario.
Pero claro, ese es solo mi punto de vista

Su modo de proceder está muy por debajo de su retórica, menos mal que aquí no puede más que escribir.

Un beso

Tordon dijo...

¡Que no, tontorrona, que solo era una broma, y que ya sabe que a usted, mi admirada Brunisolda, la quiero como lo que es, es decir como una verdadera princesa!

Rebesos

woman dijo...

Me quedo "tontolicona" ante tanta exuberancia de vocablos-verborrea, suya y de sus seguidores, con lo fácil que es decir que tenemos que "mirar las musarañas"(lo siento en mi tierra SOMO UN POCO DEL SECANO)
BesiKos ::))

Anónimo dijo...

Estimado Tordon:
Lo tengo claro...está usted empezando a ser infiel a Angelina...."la Bruni" le pone.

Cuando uno creé que debe de dejar de escribir pijadas es precisamente cuando mas siente la necesidad de escribirlas.
Eso me pasa a mi con las mujeres, quue cuanto mas paso de ellas mas las necesito.
Pasa lo mismo con otros vicios: tabaco, alcohol, etc.

Salu2
Anomomius.
PD. A mi no me extraña que primera dama francesa le ponga....joder!!...y a quien no!!!