domingo, 21 de marzo de 2010

Tanatología(o "Cómo aceptar la propia muerte sin morir en el intento)

El posmodernista Barnes, multilaureado escritor británico, clasifica a la especie humana según las distintas actitudes mostradas ante la muerte:
En lo más alto del podio sitúa a aquellos que poseen una robusta fe religiosa y -como consecuencia lógica - no temen en absoluto a la muerte. En el segundo escalón se encontrarían los ateos convictos que, a pesar de la ausencia de esperanza en un hipotético paraíso, no experimentan ninguna inquietud ante la propia contingencia. Un peldaño más abajo lo ocuparían los individuos que ,incluso pertrechados en una sólida convicción religiosa, no pueden evitar el ancestral y recurrente miedo a la parca.
Por último, en la parte más baja de este tétrico escalafón, estarían aquellos que no poseen motivación religiosa alguna, pero que se sienten invadidos por un temor profundo, persistente y visceral ante el hecho irremediable de la definitiva desaparición.
Pues bien, inmerso en ese último pelotón de los torpes, entre esos pringaos que se quedan fuera del medallero, entre los jodidos especímenes descabalgados del podio, allí me encuentro yo.
Y digo jodidos porque es en este grupo donde más se acumula el trabajo ,ya que, incapaces de comprender ni sublimar la propia evanescencia, no nos queda más remedio que buscar sin descanso argumentos que hagan más llevadero el amargo cáliz que constituye la propia y fatal desaparición.
Y acto seguido–inevitable como la muerte misma- se plantea la pregunta evidente: ¿Dónde buscar?
La gente cartesiana, -como es el caso del que suscribe-, apelando al dudoso principio de autoridad, piensa que la gente intelectualmente preparada (que existe o ha existido) poseerá una argumentación sólida que permita asumir -o en su defecto hacer más llevadero –ese oscuro tránsito hacia la Nada.
Es decir, que – y resumiendo en un aforismo-, “cuando de la muerte se trata, nos volvemos librescos”.
Pero el resultado de la búsqueda es tan confuso y largo de explicar, que mejor os lo cuento otro día…

Sí, ya lo sé, no hace falta que insistáis, con estos temas tan divertidos soy la alegría de la huerta…

43 comentarios:

Daeddalus dijo...

Vd. es la alegría de la huerta, hable de lo que hable, y que nadie lo ponga en duda.

Y respecto a la señora ataviada de negro y con guadaña, ya lo decía Mr. Allen (Woody), no es que le tenga miedo a la muerte, es que no quiero estar allí cuando venga a buscarme.

Conguito dijo...

¡Cómo se nota que es domingo!

silvo dijo...

La ciencia médica habla de unas fases de adaptación/aceptación de la llegada de algo que sabíamos iba a llegar , la nada, el todo, el descanso,el cambio, quien sabe,estamos viendo ciclos, transformaciones, a saber qué es comienzo y final realmente, salu2

cactus girl dijo...

Yo soy del grupo de "me entran unos sudores fríos cuando pienso en la muerte".

Es algo que se me escapa al entendimiento(seré más tonta de lo que me pienso???) y por ello me nubla la visión tan solo pensar qué ocurrirá después.

Un beso grande (y sí, usted es la alegría de la huerta siempre, escatológico o no).

Isabel Martínez dijo...

Tordon, me he quedado sorprendida. Que se hagan categorías hasta con la actitud ante la muerte... ¡Qué cosas!

Repuesta de la sorpresa de una afición que hurga en tan lúgubre suceso, entiendo tu canguele ante esa señora fría y despiadada. No es para menos. A mí me espanta también, aunque cuando era joven mucho más. Ahora, con los años (que se supone que está más cerca cada día que pasa), pienso menos en ella. Se ve que me cansé de tenerla de invitada permanente. Pero cuando me acude, te aseguro que tiemblo y bufo, y la espanto como a los gatos: "use, use".

Bueno, pues llegados a este punto, te mando un abrazo lleno de vida, de esos que mandan a la muerte bien lejos.

Alicia dijo...

¿Miedo a la muerte o miedo a la forma de morir?
Estoy por darle la explicación que ofrezco a mis niños para 'desangustiarlos' ante la gran pregunta de por qué tenemos que morir, pero no sé si mi sentido del humor es extrapolable a otras edades...
Y de lo segundo, usted sabe bien cómo evitar ciertas muertes.
Un beso,
A.

solitaria de la mancha dijo...

¿ Quien me mandaria a mi leer su blog justo antes de apagar la luz para dormir?,ahora aparte de solitaria toy temblando...
Yo soy de las que piensa que si no hay nada no tengo de que preocuparme y si lo hay , se que hay gente querida esperandome con los brazos abiertos y eso me consuela profundamente.De lo que se deduce: Ve tu delante y esperame...;)

lunatica dijo...

Creo yo que todos en el fondo nunca aceptamos al 100% el hecho a morir. Donde a visto ud. que cruzando la calle, se de cuenta que un auto viene en direccion a uno y se salva por un pelito. Uno siente panico, NADIE piensa en ese instante, gracias Diosito muy pronto estare contigo.
La aceptacion es un proceso pero nadie lo logra al 100%, solo lo creemos o nos lo hacen creer.

El Buscador de Miradas dijo...

Medalla de plata para mí. No está mal en tiempos de crisis.

No temo a la muerte, pero sí al sufrimiento. Y me es más difícil aceptar la muerte de otros que la mía.

Saludos respetuosos. ¿Cómo empieza la primavera, eh? :)

Mery Jane dijo...

Vaya, vaya, vaya...¿Así que te preocupa la muerte, Tordon? Bueno, supongo que a todos la tememos en cierto sentido en algún momento de nuestra vida, seamos creyentes o no lo seamos.
La diferencia es que los creyentes tenemos fe en que más allá de la vida no es que no haya nada, sino que lo que en lo que hay estamos muy bien acompañados y por eso nos vamos tranquilos.
De todas formas, no pienses en la muerte como algo negativo, sino más bien es bueno que pienses que forma parte de la vida...todos nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, es ley de vida. Y por mucho que queramos alargarla y mejorarla, al final siempre se acaba.

Hablando de la muerte, en todo proceso terminal de una persona, es importante ir preparando a sus familiares psicológicamente para que se vayan haciendo la idea de la pérdida del ser querido; es el proceso que nosotros llamamos "duelo":
http://www.fisterra.com/Salud/1infoConse/duelo.asp

Pero cuando hablamos del proceso de aceptación de la propia muerte, todos refieren las 5 etapas por las que el paciente pasa en la enfermedad terminal: negación,rabia o frustración, negociación o regateo,depresión y aceptación. Si te suena la Dra. Kübler-Ross, te recomiendo cualquiera de sus libros, son magníficos, y sus teorías son una referencia:
http://es.wikipedia.org/wiki/Elisabeth_K%C3%BCbler-Ross

Pele Ón dijo...

Tengo la solución a todos sus problemas. Sólo dígame cuánto está dispuesto a pagar, hay varias escalas (segmentos de mercado, técnicamente hablando).
Pero contrátelo pronto, que igual mañana nostoy en este lado de la vida (el otro lado también es vida, recuerde).
Gracias por alegrarnos el día, recién estrenada la primavera.

Isabel Martínez dijo...

Tordon, venía por aquí, a ver el debate fúnebre y veo que usé una incorrección como una catedral: a los gatos no se los espanta con "use, use". Esos términos creo que son más propios para las gallinas. A los gatos, cuando quiere uno que se aparten se les chilla: "sape, sape".

Bueno, me quedo más tranquila, que al mundo animal también le gusta la precisión en el lenguaje y si le dijéramos "use" a un gato seguro que nos mira como si estuviéramos majaras perdidos.

Saludos sin besos o, a lo sumo, uno y en el aire, oiga.

Fiebre dijo...

Creo que formo parte también del pelotón de los torpes.

Tanto, que estos temas ni me los planteo. Como los niños cuando se tapan la cara jugando al escondite pensando que así no los verán.
Absurdeces que tiene una, pero son las suyas.

Thornton dijo...

Vaya temica, Tordon. Y no es la primera vez que lo tocas. Se ve que la nada te horroriza. Eres un blando.
Te diré, por si te sirve de algo, que la vejez ayuda a comprender la muerte. Pero no, no te servirá de nada.
Espabila y dedícate a disfrutar de la vida, no seas un "muerto vertical".
Un abrazo.

Thornton dijo...

P.D. Isabel, yo he oído "Use moscas".

Tordon dijo...

Gracias , estimada Daeddalus, yo tambien la quiero.
A mi me pasa lo mismo que al gafirroto de Milicias, "no quiero estar allí cuando ocurra"
Bss

Tordon dijo...

¿Por que se nota que es domingo, dulce Conguito?
¿Por que es el día en el que no tenemos cosas mejores en que entretener la mente?
INtrigado me deja.
Bss

Tordon dijo...

Eso es lo que yo pretendo, Silvo, llegar a alcanzar la fase de aceptación.
Pero soy demasiado racionalista, y eso me mata.
Salu2

Tordon dijo...

Me alegra saber que jugamos en el mismo equipo, estimada Cactusa.
Bss

Tordon dijo...

No es que tema especialmente a la muerte, estimada Isabel. Lo que realmente ocurre es que no la comprendo, me parece un despilfarro intolerable de la naturaleza, un sinsentido. Trillones y trillones de combinaciones hacen posible la existencia de un individuo y- ante el milagro-el Universo se encoge de hombros y permite su aplastamiento como si de un insecto se tratara.
Un tema poliédrico lo suficientemente complejo (e importante)como para debatirlo con detalle en un foro virtual.
Tiempo habrá en el futuro para profundizar en él.
(Lo cual quiere decir que amenazo con nuevas entradas sobre el mismo)

¡Temblad, blogueros!¡Vais a morir!

De aburrimiento.

Bss

Tordon dijo...

El miedo al sufrimiento no es nada, mi querida Alicia, comparado con el miedo al vacío absoluto.
¡Si al menos tuviera la esperanza de sentir algo, aunque fuese doloroso!

Y no se corte y deme la explicación esa de la que habla.
En estos asuntos, cualquier ayuda es poca.

Bss

Tordon dijo...

No, querida solitaria, las señoritas primero, que a mi me da la risa...
No tenga miedo, que yo la acompaño en el tembleque.
Bss

Tordon dijo...

Coincido plenamente con su pragmáticoa reflexión, apreciada Lunática.
Porque no me creo que si la biología nos dota de un arraigado instinto de supervivencia, pretenda a continuación que permanezcamos pasivos o indiferentes ante la propia desaparición.
Me temo que algo no funciona correctamente en la especie humana.
Bss

Tordon dijo...

Menos mal , estimado Buscador , que la iconografía de sus entradas me hacen distraerme con el más acá, y me evitan pensar en el más allá.

Saludos primaverales

Conguito dijo...

¿No es acaso el domingo nuestra micro-muerte semanal? me sorprende que se le escape, amigo cartesiano.
Saludos

Tordon dijo...

Conozco, estimada Merillein, a la Doctora Kübler-Ross, pero sus laboriosas reflexiones sobre el morir me antojan excesivamente descriptivas, demasiado técnicas.
Lo que yo busco es un argumento definitivo, tal vez algo filosófico, que me permita justificar la desaparición total.

Pero gracias por sus sabias referencias.Las releeré.

Bss

Tordon dijo...

Mi estimado Peleón: Estoy ansiodso por conocer esos trucos mágicos que dice tener para anular mis angustias.
Pago lo que sea y al contado.
Salu2

Tordon dijo...

No se confunda conmigo, estimado tocayo Zorton:Soy un tipo duro, cuasi espartano.Precisamente por ello me atrevo con estos desagradables asuntos.
Y porque amo la vida, temo a la muerte.
Es un buen ejercicio: Cada vez que reflexiono sobre la muerte, vuelvo al mundo con ganas de comerme la vida a bocados.
Salu2
PD: Tiene razón, no existen argumentos intercambiables.Al final uno muere completamente solo.

Tordon dijo...

Me asombran, docta Isabel, sus precisas y académicas reflexiones sobre la interjección gatuna.
Yo siempre oí "Fute, fute", pero de ahora en adelante asustaré al gato- y a la muerte- con lo que usted me recomiende como más correcto.

Salu2

Tordon dijo...

Está usted tan llena de vida, mi querida musa de la Rosaleda, que nada me extraña que ni mire a la cara a esa aburrida señora de negro.
Moriré igual, pero escuchándola a usted, la vida me sabe a gloria bendita.
Bss

Tordon dijo...

Leñe, Conguito, me deja usted de piedra, porque para mi el fin de semana ,más que muerte es resurrección, más que angustia es alivio del castigo bíblico,más que introversión es chute contra la rutina.

Bueno,sí, tiene usted razón,para qué nos vamos a engañar,un puñetero espejismo.

Bss

Luna dijo...

Buenas Sr.Tordon.
Señor, sñor, que vuelve una de un cierto alejamiento no planeado de este mundo bloguero y me encuentro con este tema...
Hasta sudores me acaban de entrar!
Para mi es un tema muy dificil, por experiencias profesionales,(Antes de que declaranan inutil para trabajar), y por cuestiones personales. Asi que desde hace unos años procuro borrar esa palabra de mi diccionario personal.
Pero como tu estoy en ese grupo, con el añadido del miedo al dolor antes de dar ese ultimo paso en la vida.
En fin ahora me dedicare a algo mas divertido....
Besos
Rosa

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Pues yo debo pertenecer al segundo, supongo que la siento tan lejos, que no me ha llegado la hora de temerla.
Ya se, ya se que nadie es tan viejo que hoy no pueda vivir, pero siempre que me lo propongo, soy una inconsciente, así que supongo que mientras pueda evitarlo, jugaré a serlo con este tema, aunque me has hecho pensarlo... y no, no la temo, lo que me jodería mucho es dejar a mi hijo sin madre, pero por la parte que me toca... ni siento ni padezco.

¡¡Es más, sigo pensando y me descubro una egoísta de la leche!!! temo más la muerte de otras personas , el temor de quedarme sola me es más grande que el de mi propia muerte y más triste, jatetú.

Tordon dijo...

Gracias, Luna, por sus palabras, y por acompañarme en el ese sufrido grupo de los que no nos hace demasiada gracia la mortalidad.
Y ahora que lo pienso:¿Ese lindo chucho que usted sujeta en brazos, tendrá también consciencia de su propia finitud?
¿Será usted Dios para él?
Bss

Tordon dijo...

Usted, bella Bruni, aprovechando que es una jovencita, mira por encima del hombro a los abnegados ancianos que -contemplando nuestra inclinada pendiente hacia la Nada- nos debatimos entre incertidumbres.

Pero sí, tiene razón, la soledad es una pequeña muerte , una muerte anticipada.

Besos

Luna dijo...

Buenas Sr.Tordon.
El chucho que tengo en brazos es una boxer preciosa, con muchos años ya.
Pero muy cariñosa, que le encanta comer manzanas, que la llevemos a la playa, que le deje un poco de mi comida, o dormir la siesta conmigo.
No es mia, y ahora la veo muy poco, pero el cariño sigue siendo mutuo... lo pude comprobar la ultima vez que la vi.
Espero que no tenga concepto de su finituz como usted dice, pues no le debe quedar mucho, debido a su edad y a que esta un poco pachucha a pobre. Desgraciadamente para los que la queremos.
Besos.
Rosa

woman dijo...

Querido Sr Tordon:
Es posible que entremos en el mismo mundo de antes de nacer...nada...
Bueno yo me apunto a quedarme dormida con un sueño super...
Lo horrible fué lo que hicieron esos inmundos de la inquisición ( acabo de visitar el museo de la tortura de esa época,increible la imaginación tortuosa;apuesto que para esa pobre gente la muerte fué por fín su liberación) luego, todo es relativo.
Besitos y a saber vivir.

Vicky dijo...

Krishna decía que no hay nada más absurdo que tenerle miedo a lo desconocido. Tenía razón, como sentir pavor por algo que ni siquiera sabemos qué es.

Vicky dijo...

Krishna decía que no hay nada más absurdo que tenerle miedo a lo desconocido. Tenía razón, como sentir pavor por algo que ni siquiera sabemos qué es.

Tordon dijo...

Ya sabe, estimada Luna: Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro...

Tordon dijo...

Inquisitorial Woman:
Ese simil que equipara la muerte a un gran sueño escatima información valiosa:Nunca más se vuelve a escuchar el despertador...
bss

Tordon dijo...

No estoy de acuerdo, estimada Viky, en que la muerte sea una desconocida.Otro tema es que no nos guste comtemplar las lápidas durante mucho tiempo y tendamos a ignorar lo inevitable.
bss

RocíoB dijo...

Parece que mi anterior comentario no se publicó. Hace mucho que no uso el blogger. Hola me llamo Rocío y soy una artista de Cadiz. Veréis yo tengo un miedo a la muerte atroz. Pánico de hecho. Ya que para cada uno su consciencia es única por mucho que perciba otras exteriores cada uno es solo verdaderamente consciente de su consciencia de su existencia.¿como querer morir si después de mi -para mi- no hay nada? Si al menos tuviésemos conocimiento seguro de que hay algo diferente a la vida pero que no es la no existencia después. Pero sabiendo que hay la nada nunca he entendido como no esta todo el mundo loco buscando algo con que no morir.
Además que es un desperdicio sin sentido cono.creo que ya dijeron por ahí, que algo como una persona que es cada una un patrón único e irrepetible con su mundo, sus pensamientos y sentimientos se pierda.... Sobre todo para quienes somos creativos que pensamos que la eternidad no tendría por que ser aburrida