sábado, 26 de marzo de 2011

¡Chévere!

He de reconocer que hasta hace bien pocas fechas solo conocía a tres personas en Colombia: El genial García Márquez, la bella Shakira y el bigotudo cafetero Juan Valdés.
Además, con la mera mención de ese pais ,acudían a mi mente palabras tales como "cocaína", "cártel de Medellín" y "galopante inseguridad ciudadana".
Por eso, cuando hace unas semanas recibí la invitación de una sociedad científica para dar una conferencia en Bogotá, más que de alegría me sentí invadido por una honda preocupación y un tenebroso mar de dudas comenzó a oprimirme el corazón.
Menos mal que la familia- siempre atenta a mis desvelos- se apresuró a desechar de mi cabeza tan negativos pensamientos: Mi hermano me aconsejó que no llevara reloj, porque en esos sitios te cortan la mano para robártelo; mis hijos especularon sobre cuál de ellos heredaría la Harley y mi mujer precisó que – en caso de secuestro- solo me esperaría durante un año.
Por cierto, de pagar el rescate no dijo ni pío.
¡Ay, qué bonito es el incondicional apoyo familiar!
Sin embargo nada más aterrizar en Bogotá – una ciudad cuyo censo real duplica al de Madrid y Barcelona juntas- me di cuenta de la falacia de mis aprensiones, del error de mi sesgo cognitivo, de la aleatoriedad de mis distorsiones especulativas, de la poca verosimilitud de mis intuiciones prejuiciosas ,y me sentí como en casa.
Y también fui consciente de que solo había acertado en la idea de que esa zona era un vivero de mujeres explosivas. No obstante, libidinosos blogueros malpensados, he de deciros que mis amigas colombianas no me dejaron libre ni una triste cumbia , ni un mísero reggaetón, ni un escuálido vallenato, para evitar que sus compatriotas "explosivas-desaprensivas" pudieran abusar de una inocente criatura como yo.
¡Ay, qué bonita es la amistad!
¡Mecagüen….!
Resumiendo, que Colombia es, en efecto, un país de riesgo: Y el riesgo es que te quieras quedar. Porque, ¿cómo no quedarse en un país donde los pies no caminan sino flotan? ;¿cómo no quedarse en un lugar en el que- como ellos dicen- la gente baila hasta que la luna se pone verde?
En definitiva, que tanto Colombia como los colombianos han cautivado mi corazón.

Bueno, las colombianas, más.

15 comentarios:

Conguito dijo...

Pero estimado profe! ¡Hábleme de la comida!

Besos

Tordon dijo...

Por desgracia , estimada Congui, poco puedo explayarme en el asunto culinario, ya que mis incursiones fueron más bien en el asunto del bebercio .No obstante recuerdo el plato típico denominado "bandeja paisa" que es una auténtica bomba calórica: Fríjoles (alubias pintas) combinadas con arroz, huevo, carne picada de gallina, chorizo criollo, morcilla, aguacate y arepas.Al lado de eso, puedo asegurar que nuestra fabada es una hermanita de la caridad. ¡Buf,creo que todavía estoy haciendo la digestión!
Eso sí, en el asunto del aguardiente y el ron los aborígenes son tan generosos que si yo me trasegara la quinta parte de lo que ellos degluten, a estas horas permanecería en estado comatoso en la UVI.

Besotes

Fiebre dijo...

¡Qué joío!

Post Fiebre total; ¡el asunto de sociabilizar descrito como sublime!...
Aunque mucho mejor escrito, claro.

Yo me hubiese limitado a decir que los colombianos están para hacerle un traje de saliva; ¡y la hubiera liao!

guillemateos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Food and Drugs dijo...

Eso de bailar hasta que la luna se ponga verde me ha encantado. Sirve para definir a un país en una frase. Con todo, me parece que el que se va a poner verde, y de la envidia, es un servidor.
;-)

Tordon dijo...

Pues en nada, estimada Fiebre ,y viéndola a usted, tienen que envidiar nuestros bellezones sureños a las macizas colombianas.

Besote, guerrillera de la Rosaleda

Tordon dijo...

Pues que no le corroa la envidia, mi admirado Fudandrús, porque- además de las 20 horas de viaje , incluidos enlaces- lo cierto es que mi estancia tuvo mucho más de "curro" que de turismo.
No obstante, siempre son bienvenidos enfoques novedosos que ensanchen la mente y aderecen la fantasía.

Salu2 cordiales

Pele Ón dijo...

¿le ha traido el encarguito al amigo del jefe? Ya sabe, esa maleta que le da un desconocido para que se la pase a su contacto en Barajas...
Que las colombianas le convencen a uno deloquesea...

Tordon dijo...

Parece ser que nada me colaron de matute en Colombia, estimado Peleón. Y la policía de aduanas, tras un registro exhaustivo , me informó de que todo estaba en orden, incluida mi virginidad.
¡Mecachis...!

Pilar dijo...

Que fácil resulta para todos quedarnos con un par de ideas sobre un país, una ciudad , millones de personas, como si una foto, o un anuncio pudieran reflejar quienes somos.

Me alegra que te gustase el país y que nos lo cuentes.

Tordon dijo...

Coincido con usted, estimada Pilarica,en que los estereotipos conforman una realidad simplista y llena de errores. Creo que era Unamuno el que decía que tendemos a encasillar a todos y a todo porque ello nos evita tener que pensar demasiado.
Y así, en la línea de prejuicios tales como la "rubia tonta" o el "científico chiflado", los colombianos esperarían encontrar a un latin lover con alma de torero que les amenizara la velada con bulerías...
¡Pobrecilos,vaya chasco!

Besote

Luis dijo...

Pues yo me he pasado de la ingeniería a la anatomía... también estoy de misión "científica"... y estoy realizando un estudio pormenorizado, exaustivo, "a fondo" de un angel-ina.... Joli-n.... no sabes el curro que tengo Tordu.. jejeje.. Abrazu percebe de rio...·

Tordon dijo...

De ilusiones también se vive,ilustre gijonudo,pero no pierda usted el tiempo y dedíquelo al mus, que la Jolie solo tiene ojos para jovencitos como yo.
¡Estos pensionistas!
Un abrazu , nécora de piscifactoría.

Thornton dijo...

Porque te conozco y sé de tu seriedad, que si no pensaría que la señorita de la fotografía había influido en tu enamoramiento.

Te veo en forma.

Un abrazo.

Tordon dijo...

La señorita que usted menciona, estimado Zorton, suma a su belleza una inteligencia y una capacidad de trabajo sin límites.
Por algo es Presidenta.

Y además,por si fuera poco, baila como los ángeles.

Salu2, murciano "enchufao"