sábado, 14 de noviembre de 2009

Game Over

No puedo evitar que me invada la melancolía cuando recorro las impersonales estaciones de ferrocarril, esos obeliscos tallados por la angustia de la despedida , esos monolitos erigidos sobre pilares de lágrimas contenidas , esos monumentos diseñados para representar la metáfora cruel de la existencia.
Circula una opinión generalizada- con vocación de dogma- que señala que las relaciones en la red son anodinas y superficiales, pero ahora tengo claro que tras esa tesis se esconde una gran mentira.Y es que el dolor que ahora siento resulta opresivo y profundo.
No lo niego, he disfrutado muchísimo en este bullicioso convoy bloguero, pero mi destino final -inevitablemente- ha llegado. Y es necesario apearse sin demora: Múltiples (e inaplazables) compromisos profesionales ocuparán durante los próximos meses todo mi tiempo, incluido el de ocio.
Así pues, estimados amigos, aquí me encuentro, en este frío andén, más solo que la una, contemplando abatido cómo os alejáis:

Y en ese querido tren bloguero que ahora arranca,os veo reflejados uno a uno:
Diviso a Peleón, hombre de prosa contundente y fiel compañero de viaje desde los comienzos. Hombre, pues, de principios, del que echaré en falta sus consejos y su sentido del humor. Adiós, estimado amigo.
También distingo a Merillein, -mi admirada nurse-, moviéndose incansable mientras elabora un didáctico y prudente discurso. A su lado, discreto, pero sólido, se encuentra Kent. ¡Hasta pronto, amigos!
A continuación pasa Mamá-rin, mi princesa de las nieves segoviana: Te prometo, querida amiga que siempre que haga frío, me acordaré de ti. Y el invierno este año se presenta muy crudo…
Un poco más atrás descubro a la melodiosa Livy, que con sus cariñosas palabras ha sido un bálsamo para mis heridas. Te echaré mucho de menos, guapetona.
En el siguiente vagón reina el jolgorio: Entre el gentío, la super-sexy rubia de la Rosaleda derrocha alegría y espontaneidad. ¡Cómo te echaré de menos, jamía!
Más atrás, concentrado en la elaboración de una nueva entrada sobre la conjunción de los planetas, viaja Super-Mega-Silvo. Si existieran los Guinness del Blog, este hombre encabezaría todos los rankings. Un abrazo, amigo.
También veo pasar al Busca, un hombre ingenioso, educado, serio y seductor: Me tranquiliza pensar que, en mi ausencia, tú las mimarás a todas. ¡Que tengas suerte en la vida, amigo!
Y también veo a Velda - gata sobre las rodillas-, ideando exquisitas entradas sobre la vida y el amor: Un beso, guapa, no sé cómo demonios sobrellevaré tu ausencia.
A continuación, en un vagón ligeramente desconchado, pasa el Porquero tratando de poner orden con el látigo en su manada porcina: Un inspirado escritor y un gran tipo al que espero conocer algún día. Un fuerte abrazo, azote de herejes.

Y en interminables vagones -que prolongan mi sufrimiento- diviso a un montón de personas a las que también echaré mucho de menos:
Porque veo pasar al picarón Momius, a la tierna Cactus, a la guerrillera Topanga, a la agradable Conguito, a la seductora Bruni, a la doctora Laura, a la insomne Mamots, a la prometedora Ovetdao, a la dulce Hécuba, a la impetuosa Isbella, a la apasionada Nebroa, a la docta Alicia, a la interesante Daedalus (¡leñe, nunca tuvo el pelo lo suficientemente seco como para darle un beso!), al reflexivo Cuanmarce, a la dinámica Perseidas, a la fotográfica Sandra, a la preciosa Lunática, a la soñadora Luna, al viajero Noguera, a la pragmática RosaLuna , al inteligente José, a la poética Gaudiosa, al sensual E, a mi tocayo y políglota Thornton, a la “erótico-huertana” Woman, a la cariñosa Siestera…
Y también pasan Antoñito, Mencía (Ana), la Solitaria de la Mancha, la Cálida Sirena, Amanda, Lolita Lamento, El Loco de la Colina, La Admiradora del Blog, Prunus Avium, La Más Nueva, Una más de Oviedo, Daniel, MS Otero, Victoria, Pazzap, Crónicas Musicales, Hard Candy, Unmasked, Antonio, Rose Kavalah, Stephen , Mlo, No Comments…y un montón de gente anónima que ha tenido la gentileza de compartir durante los últimos meses sus reflexiones con nosotros en este blog.

Sin embargo continúan pasando los vagones y echo en falta a una persona muy especial para mí…
No, ahí viene…En el último vagón, apoyada la cara contra la ventanilla, ojerosa, semblante triste y facciones apagadas, descubro por fin a la Jolie. Al pasar, me ha parecido que tenía los ojos húmedos, pero tal vez solo haya sido la condensación sobre el cristal…A ti también te echaré de menos, mi adorada musa…
Bueno, chicos no demoremos lo inevitable: Adiós, os quiero de veras, cuidaros mucho y tratad de ser felices.
¡Ah, y no me olvidéis!: Tordon solo permanecerá vivo mientras esté presente en vuestro recuerdo.


El tren se funde en la noche mientras permanezco inmóvil sobre el frío andén…
Después, salgo a la calle y compruebo que llueve en la ciudad...
como llueve en mi corazón…

27 comentarios:

Daeddalus dijo...

No se vaya sin darme un beso...

Anónimo dijo...

¡Lo siento! ¡Qué penita!
Es egoista por mi parte, sé que solo estoy pensando en mí.En los buenos ratos que me has hecho pasar con tus entradas, en lo mucho que he disfrutado leyendolas.Pero.....me resisto a pensar que te vas de mi vida-ordenador, así como llegaste, por sorpresa.

Y como no es el tiempo el que pasa, somos nosotros y un hoy vale por dos mañanas, rapidamente me he puesto a darte las gracias por compartir todo esto con nosotros. Por que esta vez no voy a cerrar la ventana sin hacer ruido, por que aunque resulte extraño me ha apenado esta tú última decisión y por que una se puede hacer la dormida y escuchar. Pero hoy no me lo pide el corazón. Hoy yo también quiero despedirme de ti, con un calido abrazo y un besin.

Una más de Oviedo

silvo dijo...

Tordon, mi paisano y amigo, deseo que te vaya de lo mejor, pero estaré algo huérfano sin tí, esas entradas tan brillantes y expresivas, nos llevaamos muy bien, son cosas que la prosa es capaz de transmitir, no se si cuando vuelvas estaré ya y, pero si lo estoy espero volver a leerle, no nos hemos visto y creo que nos conocemos mejor que habiéndolo hecho, no, es imposible lo que cabo de escribir, nos conoceríamos igual que es lo que corresponde a la gente noble, me deja triste ya que hace mucho tiempo que hablamos, queda un hueco en este mundo virtual(que no es tan virtual) y otro el cariño que le he tomado y ocupaba usted,un abrazo AMIGO TORDON

Conguito dijo...

¡Buen viaje!

Pele Ón dijo...

Sin palabras me ha dejado por esta vez. Sólo espero que su descanso sea fructífero, y que si vuelve a regalarnos con su presencia, que se dosifique para que dure un poco más.
Un fuerte abrazo. No pienso soltarle así como así, así que se lo llevará puesto.
No conteste. No lea esto. No mire atrás. No piense en nosotros, es bonito lo que ha sido, no hay que pensar que por no estar, algo no va a ser.

Conguito dijo...

y...besos nostálgicos...

cactus girl dijo...

Solamente le tengo que decir GRACIAS.

Por enseñarme tantas cosas, tantos casos y por dejarme ver su mundo a través de sus gafas tan especiales.

Buen viaje y no me olvide por favor!!!!!!!!!!!!!!!

Suerte!!

(Mecachis en la mar...y yo que creía que algún día vería sus ojos...)

Un beso de tornillo, coño, que estamos de despedida!!!

Fiebre dijo...

Lola dixit: Me acabas de dar la noche.

Nunca pensé que alguien a quien no he visto nunca me iba a dejar el corazón hecho unos zorros.
Un beso querido amigo. Virtual sí, pero no menos apreciado que algunos de los que tengo alrededor.

Fiebre dixit. La Pinchos es una tacaña. Ya que es de despedida..¿no podía ser un meneo completo?

El Porquero de Agamenón dijo...

Feliz viaje señor Tordon.Nos veremos a su vuelta.Ya nos conoceremos,el destino juega a nuestro favor.Un abrazo muy cordial.El porquero,

Thornton dijo...

Qué te pasa Tordon, por qué este mutis por el foro. Si te ha molestado mi último comentario, lo retiro inmediatamente. Si es un problema de dinero, encabezo una colecta...Pero no nos hagas esto. Escribe sólo una vez al mes, al trimestre si quieres, pero no desaparezcas así. Esto no tiene gracia, ni pizca de gracia.

Anónimo dijo...

snif,snif...!!!

Mery Jane dijo...

Muy mala noticia nos das, querido Tordon.
Me da muchísima pena que te vayas. Sólo espero que algún día vuelvas para deleitarnos de nuevo con tus fabulosas entradas, que esto sea un punto y aparte y no un punto y final en el camino bloguero.

Te echaré de menos.Te deseo todo lo mejor en la vida.

Un abrazo fuerte.

Ovetdao dijo...

¡¿Quéeee?!!!. No, no, no, no, que no me lo creo. Aquí hay gato encerrado. Qué va, qué va, de eso nada.

Después del shock que he llevado, -ya le vale travieso Tordon- me he dado cuenta de que lo que dice es imposible y no puede estar ocurriendo. No está ocurriendo. Para nada esto está pasando.

Un beso y ya nos explicará esta entrada en la próxima. Pillín, más que pillín.

Anónimo dijo...

Estimado Tordon.

Se despide de usted el ya anónimo Jose, que ahora ya no piensa en sus licores.

No sé si algún día volveré, ni siquiera si seguiré rondando por estas casas. Estuvo bien mientras duró y eso es lo que me llevo de recuerdo.

Espero que le vaya bien... bueno, que nos vaya bien a todos, casi a modo de deseo de Año Nuevo.

Un abrazo.

Jose.

mmarín dijo...

Mire, o mira, que ya hay confianza. Te voy a contar el secreto que hace que por mucho que haya momentos --y largos-- en que no encuentro sentido a nada, o el desaliento parece que va a poder conmigo, siempre voy y leo una frase que tengo pegada (con post it) en mi espejo: IMPOSSIBLE IS NOTHING. ¿ Y lo mejor sabes qué es? Que no hay verdad más absoluta que esa.

Así que, daré por no definitiva esta despedida; aunque su ausencia sea larga y nos cueste digerirla...

Y ya sabe que alguna vez le he dedicado una canción, pues allá va otra: http://www.youtube.com/watch?v=sTSzsg6sjwU


Y,Tordon, ha sido usted una estupenda sorpresa "bloguera" y una auténtico placer compartir sus cosas y las nuestras.
No lo olvide: siempre, siempre suya,

María Marín Molinera, su segoviana de las nieves.

Mery Jane dijo...

Por si no vuelves a mi blog, te he dedicado mi última entrada, espero que la veas antes de tu despedida definitiva.

Un abrazo. Espero tu vuelta.

Kent dijo...

Una lástima, amigo. Te agradezco las palabras que me dedicas, para a la vez recordarte que son mutuas.

Que tengas mucha suerte en lo sucesivo, y que este tiempo que te ocupará sea lo más provechoso posible.

Gracias además, por concederme el honor de tenerte como seguidor de mi extremadamente humilde blog, y por dejarle un pequeño espacio en el tuyo.

Un abrazo sincero, que todo te vaya bien.

Hasta siempre.

El Buscador de Miradas dijo...

Me niego a subir en ese tren, Tordon. Acostumbrado a viajar en submarino el ruido de los vagones se me hace insoportable.

Le esperaré aquí, a pie de puerto, porque sé que regresará. No sé si dentro de dos meses o de dos años, pero algún día el recuerdo de los buenos momentos aquí vividos le empujará a coger de nuevo el timón del submarino. Y yo estaré aquí para subirme de nuevo a él.

Hasta entonces, le deseo lo mejor de lo mejor en su vida. Se lo merece.

Un fuerte abrazo.

Alicia dijo...

Farewell, Mr. Tordon.

Un beso,
A.

livy dijo...

Ufff,en un principio leyendo este post creo que me he quedado como las vacas viendo pasar el tren, completamente alucinada, para posteriormente salir de mi asombro y quedarme ahí parada en el anden, viendo como en el primer vagón se va una persona apreciada por mi, una persona que con su humor inteligente me hizo pasar gratos momentos, que me enseñó que hasta en los peores momentos el sentido del humor puede aflorar, una persona educada, con una mente muy bien amueblada y una mochila bien cargada. Pero después de caer unas lágrimas mientras levantaba la mano para despedirle, sonreí, porque recordé que todos los trenes hacen un recorrido de ida y vuelta, así que pasaré cada día por el anden con la esperanza de ver en el primer vagón del tren de regreso a mi estimado Tordon.

Amigo, Gracias y que todo le vaya de lujo.Que sepa, que ha dejado huella.
Abrazos!!!!!!!

Luna dijo...

Buenas.
Ultimamente paso poco por el blog, el niño que ha estado bastante malito, cosas de la edad.
Ayer fue Jose quien me dijo que te despedias... no me lo pude creer y pase a comprobarlo... real como la vida misma!
Mucha suerte en lo que tengas que hacer, de corazon!
Cachis yo que esperaba tomarme unas sidras contigo y Cia...
Espero que cuando tu trabajo te lo permita y tengas ganas asomes las gafas por aqui...
Besos y esta vez un abrazo... que no se diga...
Rosa

Anónimo dijo...

Señor tordon, me apena su decision, pero como casi todos los grandes hombres espero que sea temporal como los toreros, los grandes escritores, los compositores de grandes obras maestra, que necesitan horas, dias, meses incluso años sabaticos en sus grades e interesantes vidas para tener a su tambien gran publico en ascuas y ardiente deseo del regreso triunfal,y como grandes y nuevas ideas para deleitar a sus admiradores en mi caso ¨GRAN ADMIRADORA... DEL BOLG¨
Un saludo y buen viaje a cualquiera que sea su nuevo destino, permitame despedirme con un beso... y felicitarle estas proximas navidades que ya estan en casa.

Amanda dijo...

Gracias por los buenos y los malos ratos.
Su huella no es leve así que apenas un hasta luego. Y...¡buen viaje!

Gaudiosa dijo...

Hasta pronto, Sr. Tordon Lorz.

Un abrazo.

Fiebre dijo...

Hasta en los Madriles, después de la juerga, lo buscaba a usted Sr Tordon...

¡Cagontoloquesemenea!

silvo dijo...

Tiene usted un premio en mi blog "Formula_deportes" para que se anime

http://www.blogger.com/post-edit.g?blogID=6943908260932120098&postID=3163823698992991495

Un abrazo

Velda Rae dijo...

¿Se puede llorar? ¿Quedará mal si le dejo chorreando el blog de lagrimones? Espero topármelo por alguna esquina, querido amigo. Un beso muy grande, tanto, por lo menos, como la 'fuentona'.