lunes, 13 de abril de 2009

Salsa Rosa


Las vacaciones son un buen momento para abrirse a otros mundos, para dejarse sorprender por otras realidades, para descubrir nuevas cosas. Y en estos días, una de las que he tenido noticia es que existen fluorescentes de color rosa. Yo solo conocía- hasta ahora- el fluorescente “blanco-cocina” de toda la vida y el “negro-morado” de las discotecas de mi juventud.
Pero parece ser que en Holanda, las autoridades han iluminado los sótanos del metro con fluorescentes de ese llamativo color. También han incorporado la música clásica para que suene por los altavoces en tan apartados lugares. ¿El motivo? Muy sencillo: Evitar que los adolescentes acudan allí para celebrar sus “botellones”. La luz rosa acentúa los defectos de la piel, y por tanto, su resplandor resalta de manera ostensible el acné típico de esas edades y hace que las irregularidades cutáneas destaquen en todo su esplendor. Y es bien conocido el enorme interés que los individuos en esa fase de la vida tienen en cuidar su apariencia física. Su coquetería quedaría, pues, defraudada ante tan extrema medida, abocándolos a otros ambientes menos hostiles.

Sin embargo, siempre me ha parecido que los poderes públicos resultan de una ingenuidad aplastante. Desde sus ignotos y mullidos despachos, no son conscientes que así, lo único que conseguirán -en el mejor de los casos- es que el metro se les llene de abuelos del Inserso jugando al tute.

23 comentarios:

Pele Ón dijo...

Se ve que tiene buen gusto en cuanto a adolescentes, y sin máculas dérmicas.
La vida se ve mejor colocando un fiftififti, de rosas y blancos en los plafones; prúebelo (me suena que son el 55 y el 84 respectivamente, pero ahora hay ya muchos blancos y muchos rosas)

Tordon dijo...

No sé si tendré buen gusto con los adolescentes, pero experiencia con ellos,seguro que sí.
Por cuadruplicado, I´m afraid.

silvo dijo...

El botellón va a acabar con los hígados de nuestros jóvenes, esos fines de semana de excesos pueden pagarse luego, quizás sería mejor pensar en acabar con la filisofía que lleva a ellos, saludos

Laura M. Cañamero dijo...

Tienes un regalín en mi blog!

Tordon dijo...

Coincido plenamente con tu afirmación, estimado Silvo, y como padre de cuatro individuos en "edad de riesgo" me preocupa sobremanera el tema.
Pero confío en su inteligencia y en su personalidad para decir claramente "no" a algunas cosas de su entorno.
Pero el espíritu gregario de la adolescencia (y juventud)puede hacer fracasar la mejor de las educaciones.
Crucemos los dedos...

Tordon dijo...

Estimada Doctora Laura:
Eso no es un "regalín", es un "regalazo".
Gracias por acordarte de mí.
Un fuerte abrazo.

Mery Jane dijo...

Sinceramente creo que la mejor de las educaciones podrá vencer el sentido gregario de la adolescencia, Tordon. Pero lo importante es que tengan el suficiente criterio propio para no tirarse al río sólo porque los otros se tiran, y eso no depende sólo de la educación.
Es normal que te preocupe, y me alegro de que así sea. No te puedes ni imaginar la cantidad de padres que he visto que "pasan" olímpicamente del tema.

También es cierto que los hijos deben aprender a equivocarse y aprender de los errores ellos sólos, superar las dificultades y darse cuenta de que la vida no es nada fácil.
Si están bien educados será así.

Respecto a los fluorescentes, ¿realmente son efectivos?Lo dudo...

Livy dijo...

Espero que las vacaciones le hayan sentado bien, amigo Tordon.Según leia su entrada de hoy, me iba diciendo, lo que van a conseguir es fomentar el botellón entre los perfectos de piel, las bellezas inmaculadas, de rostros níveos e impolutos, pero no se me ocurrió lo de los abueletes jugando al mus, oiga como que esa opción me parece mucho mejor.
besos a la luz del día

Fiebre dijo...

¡Aggg!
Tenía en mente una reflexión de la leche sobre fluorescentes /versus enseñanza, delincuencia, ventas..y hasta interrogatorios penales (jaté si soy fantasiosa)..
... pero ha sido leer lo de ¡4!, y se me han caído los palos del sombrajo.
¡Por Dios Tordón! ¡Qué prolífico y que ´xagerao eres en todo lo que cultivas!
Mae mía!

lunatica dijo...

La supuesta solucion, a veces trae otro problemon.
Yo con dos adolescentes en casa, espero que lo siempre conversado tenga efecto, pero una nunca sabe, y solo confio que ellos tengan buen criterio. Es la ley de la vida, ahora nos toca preocuparnos lo mismo, o tal vez el doble de lo que hicimos pasar a nuestros viejitos.

Mi querido Tordon, es un honor haber conocido su blog. Aqui estoy en Japon, ganando el pan...perdon, por aqui seria el arroz de cada dia.

Tordon dijo...

No sé , estimada Merillein, si los principios que trato de inculcar a mis vástagos son suficientes. En todo caso ,tranquiliza pensar que , en caso de que vengan mal dadas, yo ¡"hice todo lo que pude"
Besos

Tordon dijo...

Estimada Livy:
Lo que no consiga una buena educación y una actitud responsable, dificilmente lo conseguirá un fluorescente rosa.
De cualquier forma, usted, con su belleza impoluta, tampoco tendría problema con la lucecita de marras.
Me alegra volver a leerla.
Besos

Tordon dijo...

Mi estimada Lunática nipona:
Me reconforta el saberme unido a usted en nuestro destino común de progenitores de adolescentes.
¿También existe el botellón en el Imperio del Sol Naciente?
¿Allí lo hacen con sake?
Besos

Conguito dijo...

Siempre pensé que la luz menos favorecedora era la de la peluquería, pensar que bajo esa luz se refleja fielmente el aspecto que ofrezco me resulta demasiado deprimente...

Tordon dijo...

Estimada Fiebre:
Si se le han caido "los palos del sombrajo" al ver lo de los cuatro fieras, no sé lo que se le va a caer en cuanto le hable de mi orientación sexual.
Salu2

Tordon dijo...

¡Caramba, Conguito, qué dulce sorpresa!
Sea bienvenida a esta su casa, aunque le advierto: Yo como mucho, pero cocino fatal...
Saludos cordiales

Fiebre dijo...

¿Después de cuatro aún te quedan ganas de tener orientación sexual?

Señor Tordón, es usted mi ídolo, sin dudarlo.

Conguito dijo...

¡Encantada de estar aquí! No se preocupe Tordón, nuncas es tarde para aprender el arte de cocinar!

mmarin dijo...

Madre mía, madre mía...Con este panorama uno piensa : ¿qué verán mis hijos? Y lo de los abueletes jugando al mus a la luz rosácea de los tubos, me parece hasta entrañable comparado con la que se nos viene encima...Y yo también lo digo por semi-experiencia: somos 3 hermanos de 25, 22 y 13. Y las "peripecias" de los coetáneos del último, ni le cuento...
Sinceramente, la cosa pinta fea..

Tordon dijo...

Sinceramente, Fiebre ,después de cuatro, de lo que me entran ganas es de desorientarme...
Pero nada, por más que lo intento,las hormonas son tozudas.
¿Alguna sugerencia?

Tordon dijo...

¡Por Dios,señorita Conguito,es usted la mismísima tentación vestida con camiseta rosa!: Las chiken croquettes, la pizza dog, la chocolate temptation...
¿Usted cree que con vecinos así puede uno ponerse a dieta?
Bss

Tordon dijo...

Seamos optimistas, Mamá-rín, seamos optimistas...
Por lo menos que no nos puedan decir que nadie les avisó...
Bss

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.