jueves, 15 de enero de 2009

SPORTMAN versus ORONDUSMAN (1)

Ya he comprobado, estimados blogueros que, tomándoos a chanza mi particular Gólgota gimnástico, no estáis dispuestos a constituiros -despechados cirineos - en el apoyo sobre el que reposar mi alma exhausta y mi cuerpo lleno de agujetas.
Y hablando del tema, pienso que los gimnasios se han convertido en las modernas catedrales de un obsesivo y esnob culto al cuerpo.
Y siempre que surge una idea, se constituye -como si de una sombra se tratara- su inevitable antagonista. Y así, podríamos hablar, en este ámbito de la devoción corporal, de dos especies bien diferenciadas:
Por un lado, nos encontramos con el sujeto culto, sedentario, orondo y poco musculado (El Orondusman); por otro, en el extremo contrario, hallaríamos al individuo culturista, hiperactivo, dinámico, pero poco interesado en tensar los músculos de las neuronas. (El Sportman)
Pero cualquier simplificación acarrea injusticia, y se hace, pues, necesario precisar que los especímenes mixtos son los más comunes: Es por ello que no es inusual contemplar un Pitagorín con abdomen “en tableta de chocolate”, ni un zoquete de tono muscular apagado, que como todos habéis deducido, (¡qué sagacidad, so-listos!), es mi triste caso.
Pero es bien conocido que nadie se conforma con su estatus, nadie se resigna a desempeñar ante el mundo y la sociedad el papel que le ha tocado en suerte. Y así, en general, el “Sportman”,- el guaperas, para entendernos-, sueña con adquirir una brillante formación académica, se apunta a clases de inglés y colecciona fascículos de gestión y administración de empresas. Mientras, el tenue y reflexivo “maestro lumbrera”, pálido y fofo, se reconcome el alma cavilando sobre la imperiosa necesidad del ejercicio físico y sobre el método que le permitirá estilizar su lamentable silueta.
Pero no quisiera yo diluirme en banales generalidades gimnásticas sino ceñirme al demostrable acervo de las experiencias propias.
Cuando hace unos días, resacoso, imbuido aun en los propósitos del nuevo año, entré en el centro deportivo que días atrás había escogido, lo primero que vi fue un mural. En él, en letras de molde, podía leerse esta cita de Punch, que data de 1850:

“Deportista es el que, no solamente ha fortalecido sus músculos y desarrollado su resistencia mediante la práctica de algún deporte, sino que, con esta práctica, ha aprendido a reprimir la cólera, a ser tolerante con sus compañeros, a no aprovecharse vilmente de una ventaja, a sentir íntimamente como deshonor la mera sospecha de una trampa y a soportar con la cabeza alta y con alegría el desencanto de un revés”

-He de reconocer que el párrafo es profundo - pensé-, pero, ¿para qué demonios estoy aquí? ¿Para mejorar mi virtud, o para sudar la camiseta?
...

26 comentarios:

Pele Ón dijo...

¡Hombre! Es una máxima a aplicar, sobre todo, a los que te pueden.
Sales muy favorecido en la foto, faltan las gafas.
¡Ánimo!: sólo te queda toda la vida.

mmarin dijo...

¿Un 2x1? jaja
Mire,Tordon,si le sirve,y aunque no se lo crea, nosotras preferimos un orondusman inteligente,divertido y que con él podamos recorrer 350 caminos diferentes.Se lo digo por experiencia..
Así que ¡desapúntese ya del gimnasio!,¿Cómo? ¿Qué veo ? ¿Aún sigue en la cinta sufriendo?..Si decide hacer ejercicio,lo cual es altamente recomendable,de largos paseos en compañía agradable,nade por las mañanas, pero apártese de la mayoría orangutana de que se nutre los gimnasios.A ver si le van a pegar algo y me pega usted un disgusto, eh?!!!
Mejor prevenir...
;)

Velda Rae dijo...

¿A qué se debe este ataque de vigorexia? ¿Es la falta de nicotina? (Por cierto, ¿cómo va el 'mono'?) En cualquier caso yo también estoy en la opinión de mmarin, donde esté una tripilla donde reposar y un buen cerebro musculado, que se quiten todas las tabletas y bíceps del mundo.

El Porquero de Agamenón dijo...

Estimado señor Tordon:
Usted esta ahí para:
I-Sudar su virtud
II-Mejorar su camiseta.
Un abrazo y cultos músculos.

Pele Ón dijo...

Por cierto, entre vigorexias y anorexias, en mi pueblo opinan sabiamente que las señoras mejor son las que tengan dónde agarrarse, usease, como las de Rubens.
¡Primo mangiare, dopo filosofare! Y ejercitare queda fuera del dicho.

Mery Jane dijo...

Tordon, más que fortalecer los músculos y hacer desaparecer la tripa, sería mejor cuidar el corazón.
Si dedicases el tiempo que vas al gimnasio a caminar a buen paso, dando un relajante paseo de una media hora diaria más o menos seguro que no estarías tan perezoso; pero no sólo eso, ten en cuenta varias cosas:
1) No tendrás agujetas;
2) No te cansarás mucho;
3) Haces ejercicio al aire libre; y
4) No tendrás a nadie detrás tocándote las narices para marcarte un ritmo y decirte lo que tienes que hacer a cada paso que des.

Es el mejor ejercicio cardiovascular, recomendado por todas las sociedades científicas del corazón. Y a todo el mundo acaba gustándole mucho.

Saludos y muchos ánimos! No hay que forzar la máquina.

isbela de merens dijo...

Señor Tordon soy la 1 ne decir que un poco de ejercico no esta mal,si es para manterse.Pero hoy en dia es triste ver como las personas se agolpan e los ginmasios como si fueran santurario o algo po es estilo y cultivan de demasia su cuerpo y se olvidan de cultivar los mas importante; que es el alma

Laura M. Cañamero dijo...

Y un cojon o dos si hacen falta???

Lo siento Tordon, estas son las palabras de mi alter ego. Hoy ni soy doctora ni nada...

Miren Miren!!! Vaya torso desnudo! Que musculos! Menudo culo! Yo me tenia que haber pedido uno de esos para Navidad. A ver si alguien me puede ayudar. Creo que necesito ir al psicologo. La cosa es que mis ultimas relaciones se han basado basicamente en el intercambio de inteligencias y conversaciones. Cuanto equilibrio! Que tranquilidad! ue a gusto dormia por las noches! Pero es que... resulta que me han dado gato por liebre. Al final el listo no es mejor que el tonto como tampoco el musculo es superior al intelecto. Alquien me puede decir que tengo que buscar en un hombre?
Si el resultado va a ser el mismo... Venga Chicas! Lo blandito esta muy bien pero lo duro" tambien mola!

Vuelvo a disculparme de nuevo. Esta no soy yo.

Anónimo dijo...

Estimado Tordon:

hoy me voy a buscar una ruina con las señoras que han opinado antes que yo, ya lo verá.

1. las mujeres prefieren el tripudín, pues suele ser un hombre acomplejado, débil de voluntad, fácilmente manipulable y dominable, que se conforma con no tener a la parienta enfadada y con un polvete de vez en cuando, ni mas ni menos.

2. para el sexo las mujeres prefieren al guapo, al atlético, al macho dominante, que como tal, les hace el caso justo y no se deja dominar, y si es un poco tonto se le perdona todo porque nadie es perfecto.

3. las mujeres tontas no son, claro está, no nos engañemos, el que piense que lo son entra a formar parte del grupo de los tripuditos automáticamente.

No me quiero extender ni puedo con mas puntos, pues yo soy de los guapos y no me da supuéstamente la cabeza para mas...ja ja jaaa

Salu2
Anomomius

pd. rompo una lanza contra los falsos mitos de que los guapos son todos tontos y los tripuditos todos unos buenazos.

Livy dijo...

Yo decir, que hoy en día, las mujeres simple y llanamente los prefieren heterosexuales.

Pele Ón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mery Jane dijo...

Anónimo:
Totalmente de acuerdo en todos y cada uno de los puntos.
Sobre tu posdata: lo aplico también a las mujeres... ;)

Pele Ón dijo...

En fin... como de costumbre, el vicio vicioso vende. Podría decir un montón de cosas al efecto, como varón, heterosexual, inteligente, cachas de lo más... útil en navidad, semana santa y otras fiestas de guardar.
Sin embargo, el atractivo no es un estándar, es más importante el juego que se le proporciona a la tripilla, los pies planos o los pelos en las orejas. Vivan las diferencias y la biodiversidad.
La psicóloga ya no necesita ir al psicólogo, al menos hasta el próximo trauma, por el momento está curada. El anónimo no parece haberse buscado una ruina, son palabras de lo más respetables.
Y el peor enemigo del corazón es la soledad (Valentin Fuster, eminente cardiólogo).

silvo dijo...

Jjaja, se trata de potenciar el físico pero esa cita es de un profundo que no se si acabarás con mejor cerebro y la musculación similar a cuando empezaste, ahora qlo que debes de hacer es palicarte que es buen sitio, desarrollas los dos apartados.Salu2

Tordon dijo...

Estimado Peleguán:
Me alegro de que le haya gustado mi foto y que me encuentre favorecido.Las gafas estaban en la parte inferior de la misma(la de cintura para abajo)pero la modestia me impidió hacerla pública.

Tordon dijo...

Comprensiva mamá-rin:
¡No sabe la alegría que me proporciona su comentario!
¡Vuelve a brotar en mí la esperanza y la ilusión por vivir!

Tordon dijo...

Redoblado júbilo me invade tras la lectura de sus reflesiones, querida Velda.
El mono está bien.
Yo, fatal.

Tordon dijo...

Pictórico Peleón:
¡Ahí está el problema!:Mucho mangiare, poco currare, e le michelino surgire presto...

Tordon dijo...

Admirado Porquero:
¡Haré lo que pueda!

Tordon dijo...

Caminaré, Mery Jane, caminaré.
Se nota que usted hace ejercicio cardiovascular:Tiene un corazón de oro.

Tordon dijo...

Estoy de acuerdo con usted, mi querida Isbela, mi belleza está en el interior...

Tordon dijo...

¡Dios mío, Dra. Laura, que rebrote agudo!
Aunque le comprendo: Yo también querría que no me quisieran solo por mi inteligencia...

Tordon dijo...

Yo creo , estimado Momius, que lo que hay que tratar con las mujeres es despertar su instinto... maternal.

Tordon dijo...

Aprecio, estimada Livy, un poso de amargura y realismo en su comentario.
A usted le pasa como a mí:Con ser "normalinos" ya nos conformamos.

Tordon dijo...

Haré lo que pueda, Silvo, si es que la monitora no acaba antes conmigo...

Mamots dijo...

Aysss yo entraria jajaja para ver sudar camisetas.

De todas maneras es bueno el ejercicio, lo peor son los extremistas que estan en todos los sitios.
Tampoco hay que estar siempre "enlevitacion"
ya me lié y no dije nada derecho




besitos