martes, 27 de octubre de 2009

Burmese days

Existen momentos en la vida de un hombre en los que, - fogonazo en la noche-, la mente se sacude con el impetuoso deseo de entregarse a ese juego –tan estimulante como falaz- de conocerse a sí mismo.
Y así como una montaña necesita ser observada desde la distancia para obtener el análisis detallado de todo su contorno, resulta imprescindible poner tierra por medio, alejarse del hábitat rutinario, huir de los protectores espacios amnióticos, para escudriñar con absoluta objetividad los entresijos del alma embotada.
Y esto puede conseguirse paseando hasta el parque más cercano o perdiéndose en lo más inextricable y profundo de los bosques birmanos.

Y yo, -rebuscado y soñador,- ya me conocéis- escogí la segunda opción.

11 comentarios:

Conguito dijo...

Y entonces, se encontró con ud. mismo por esos lares? Bienvenido!
Saludos

silvo dijo...

Ha tardado cierto tiempo en encontrarse jaja, se habrá encontrado en el avión y ahí casi se vuelve a perder, o no jajaja,salu2, me alegro de leerle de nuevo

Antoñito dijo...

SEguro que traes muchas cosas que contar, espero que aquí nos cuentes unas cuantas. Poreque por lo que veop ha tenido que ser un viaje interesante no? Bueno, y espero que te hallas encontrado a tí mismo. Saludos.

Antoñito dijo...

perdón, hayas....buff.....qué patada al castellano...

Fiebre dijo...

Yo no sé si se habrá acabado de encontrar.
Lo único que le puedo decir que su apostura y prestancia, gana a pasos agigantados cada vez que se busca.

Espero que Birmania haya sido un bálsamo para su alma.
Besos (blancos of course), para el horario infantil.
Cuando llegue la hora de los dos rombos, le mando uno de los fiebrosos.

mmarín dijo...

Yo creo que, aparte de encontrarse a sí mismo( que me da que eso nos cuesta toda la vida y no llegamos a la satisfacción plena de la tarea),necesitaba desconectar; y casi literalmente: de blogs, internets y demás. Ahora, ya me dirá cómo se hace para hacerlo tan a menudo y a lugares tan estupendos...
(Cachis,se me ha notao´, la envidia española, que la llevamos en el ADN...)
Jope, es que lo echaba de menos...
Su segoviana.

Mery Jane dijo...

¡Vaya! Bienvenido seas, buenos ojos te vean eh? ya pensé que habías renunciado a tu vida terrenal por la vida espiritual...y menos mal que no ha sido así, gggg.

Qué sería este cibermundo sin tí.

Saludos.

hécuba dijo...

Y yo preguntándome qué sería de Tordon y mira por donde aquí apareces con un aspecto inmejorable y un paisaje tan exótico como atractivo. Me gustan tus viajes y la forma que tienes de aprovechar la vida. No está nada mal. Bienvuelto :) y besos.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

IM-PRE-SIO-NAN-TE

El Buscador de Miradas dijo...

Empezaba usted a preocuparme.
Me temía que la segunda cita con la Jolie había tenido consecuencias catastróficas... o todo lo contrario.

Tenga cuidado por esos parajes, a veces encontrarse a uno mismo trae como resultado que le pierdan los demás.

Saludos.

Pele Ón dijo...

El pez se conciencia de la existencia del agua cuando sale de ella.